Jueves
18 de Abril  2024 

De cómo deshacerse de la espada de Damocles

Con ocho Unidades Empresariales de Base a lo largo del país, ENCOMIL ha encontrado en el comercio electrónico una vía para sobrevivir y desarrollarse


Jueves 05 de Octubre de 2023 | 12:55:23 PM 

Autor

Raquel Sierra

Cuando en pandemia el comercio parecía perdido y la probabilidad de cerrar operaciones pendía como espada de Damocles sobre la empresa comercializadora, importadora y exportadora de la industria ligera, Encomil sacó lo que llaman el segundo aire de los campeones, o un as ganador de debajo de la manga.

Fue una de las primeras empresas del país en introducir el comercio electrónico, una experiencia que pretenden potenciar y que les reporta facturaciones superiores a los 1 600 millones de pesos mediante el trabajo de Unidades Empresariales de Base (UEB) comercializadoras en varias de las 15 provincias cubanas: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba.

Surgida en 1993, Encomil nació con la misión de brindar servicios de transportación, distribución y almacenamiento de las producciones de la Unión Suchel, fabricante de cosméticos y productos de aseo. Con posterioridad, en 2013,  su nombre y su vocación se transformaron, al pasar a la subordinación del Grupo Empresarial de la Industria Ligera (Gempil), vinculado al Ministerio de Industrias.

En la actualidad,  brinda servicios a la mayoría de los organismos y las entidades del territorio nacional, a partir de las estrategias relacionadas con la captación de divisas para el desarrollo económico del país.

Aún en medio de una compleja situación económica y financiera en el país, Encomil -que cuenta también con una empresa filial para los servicios de importación y exportación-, no detiene su marcha y amplía las estrategias con la visión de mantener sus servicios a personas, instituciones y nuevos actores económicos.

A la par de los ingresos que recibe desde el exterior por sus ventas electrónicas, con cifras superiores a 53 millones de pesos, llega al mercado local mediante la comercialización de productos de aseo al Ministerio de Comercio Interior.

Si se revisa la plataforma de comercio electrónico de ENCOMIL puede apreciarse  la gama de  géneros insertados en su cartera, que van desde artículos para la higiene hasta colchones cubanos de la marca Konfort, con alta aceptación entre quienes acceden a estas ofertas.

 
 

De acuerdo con José Carlos Vega, su director comercial,  la empresa se propone comenzar a operar una nueva plataforma de comercio electrónico donde va a posibilitar la disminución del costo de los productos a la población que acceda a adquirir los productos mediante el comercio electrónico. Los márgenes comerciales van a oscilar alrededor de un 15 % del costo del producto, dijo.

Según sus directivos, la empresa tiene también una presencia en los barrios, a partir de un programa bien identificado de atención tanto a escuelas, consultorios como a hospitales y hasta colegios electorales.

Según Vega, Encomil está en condiciones en la medida en que la economía del país se vaya reanimando continuar creciendo con los volúmenes de venta la población, que constituyen el principal propósito.

Por Cuba

Entre las Unidades  Empresariales de Base (UEB) comercializadoras de Encomil se encuentra la de la capital cubana, donde el comercio electrónico contribuyó a incrementar las ganancias hasta un 40 %. 

De acuerdo con Ernesto Jústiz Piedrahita, director de la UEB La Habana,  al cierre del año 2022 contaron con 14 millones de pesos por concepto de comercio electrónico, lo que tuvo un impacto importante en la economía de los trabajadores a partir de las utilidades, porque se captaron divisas frescas desde el exterior que después se pudieron invertir en la compra de otras mercancías.

De un salario promedio entre 2 900 y 3 000 pesos, han logrado mejorar la retribución a los colectivos hasta alcanzar en 2022 con unos 7 500 pesos.

Son importantes  los avances de cada uno de los eslabones que forman la red nacional. En ese sentido, la Empresa Comercializadora, Importadora y Exportadora de la Industria Ligera de Santiago de Cuba,  persigue potenciar encadenamientos productivos con las nuevas formas de gestión no estatal.

Según su director, Alfredo Carmenaty, para ello se enfocan en la búsqueda y ejecución de acciones, buscando cumplir con los indicadores de eficiencia, ampliar las colaboraciones para la prestación de servicios y el desarrollo de negocios. De forma paralela a la importación, exportación y comercialización de mercancías, también realizan arrendamientos de almacenes con módulos de estantería, como otras de las vías para la obtención de ingresos.

La empresa mantiene buenos resultados económicos, la atención al hombre y el pago de utilidades l, factores por los que les ha sido concedida por cinco años consecutivos la condición de Vanguardia Nacional, que otorga la Central de Trabajadores de Cuba, como reconocimiento por los resultados productivos, laborales y sindicales.

 De cara al futuro

Encomil tiene un programa de desarrollo hasta el año 2030 que prevé la sostenibilidad comercial, el aumento de los negocios con proveedores extranjeros en aras de captar capital y tecnología y mejorar el mercado nacional, que tanto requiere la población.

En esa estrategia, realizan alianzas con los nuevos actores económicos y otras formas de gestión para la comercialización de sus productos, con su inclusión en la plataforma electrónica de la entidad.

Este diciembre el Ministerio de Industrias (Mindus), al que Encomil se vincula metodológicamente como parte de la industria ligera, comparecerá ante el máximo órgano de poder del Estado, la Asamblea Nacional del Poder Popular para rendir cuentas de su labor. Allí también estará el aporte que a la economía cubana hace esta empresa comercializadora, importadora y exportadora, que se sumó a las entidades cubanas que participaron en La Habana en la X Expo ALADI Macrorruedas de negocios, de la  Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.