Viernes
02 de Diciembre  2022 

Posicionar a Cuba como destino favorito en el caribe

Sobre las tendencias del turismo actual, y su proyección  para las próximas décadas versó el XV Seminario Internacional de Periodismo y Turismo, desarrollado en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, con la ponencia del profesor de la Universidad de La Habana,  doctor  José Luis Parelló


Miércoles 13 de Julio de 2022 | 12:11:44 PM 

Autor

Se dice que la tercera década de sigo XXI será un período donde las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) estarán como un componente importante en todos los ámbitos de la sociedad. Actualmente existe un nuevo viajero, ese que tiene al teléfono móvil  como un complemento de su cuerpo y con este reserva  sus vuelos, selecciona su hotel, organiza sus excursiones, todo por medio de internet.

De tal forma perecería que si no estás en la red de redes, no existes, por eso es tan importante modernizar los sistemas de promoción y marketing para la industria turística, pues es en el ciberespacio donde se desarrollará el comercio del futuro.

Sobre las tendencias del turismo actual, y su proyección  para las próximas décadas versó el XV Seminario Internacional de Periodismo y Turismo, desarrollado en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, con la ponencia del profesor de la Universidad de La Habana,  doctor  José Luis Parelló. Cuba y el Caribe: hacia un nuevo turismo, y la presentación Evolución y tendencias del turismo en Cuba a cargo del director de desarrollo del Ministerio del Turismo (Mintur), Alexander Sierra Bouzas,.

Renacer internacional del turismo pos-pandémico

La pandemia de Covid-19 representó un punto de quiebre en todos los ámbitos de la sociedad mundial. El planeta se paralizó ante este virus, que colapsó sistemas de salud, quebró economías, interrumpió los ritmos de vida de la población y obligó a la virtualidad a ocupar un espacio protagónico.

El sector turístico fue uno de los más afectados. Según la base de datos de la UNWTO 2022 (Organización Mundial del Turismo, agencia de las Naciones Unidas), en el periodo 2020-2019 disminuyeron los arribos turísticos al Caribe insular un 61,2 %, lo cual fue impactante pues el Caribe es la subregión del mundo más subordinada al turismo.

El coronavirus demostró, una vez más, que es un error que las economías dependan mayoritariamente de la llamada industria sin humo, y en la región caribeña no se han  preocupado por desarrollar otras actividades, para lograr que ese turismo sea sostenible. Cuba tiene un índice de dependencia turística de 12,6, lo que representa 12 % del Producto Interno Bruto (PIB).

¿Qué ocurre en el Caribe?

Respecto a la situación de las islas caribeñas expresó Parelló Cabrera:

“Las cadenas hoteleras globales, que ocupan los territorios turísticos, no son caribeñas, son cadenas internacionales; las líneas áreas que vuelan no son caribeñas; los grandes grupos turoperadores y agencias de viaje que mueven al turismo para el Caribe no son caribeñas; las compañías de cruceros no son caribeña y los hubs aeronáuticos para viajar de una isla a otra son de Mami y Panamá.

“Por lo tanto, el Caribe antillano no tiene nada, viven de la colaboración internacional, de vender sus territorios y de las remesas y eso no desarrolla ningún país.”

Existen en el área 30 destinos turísticos que compiten por una cuota fija de viajeros. Al cierre del 2019 e inicios del 2020, en las Antillas existían 380 000 habitaciones, distribuidas en 2 575 hoteles y se planea  la apertura en 2022 de más de 100 hoteles en el Caribe.

En el mundo, para este 2022, se prevé la construcción de unas 120 000 nuevas instalaciones hoteleras. El profesor Parelló Cabrera explicó que, a pesar de no estar recuperados de las pérdidas causadas por la pandemia, a nivel mundial se edifican más de estas instalaciones porque el sector hotelero no tributa al turístico, sino que pertenece al sector mobiliario, donde se cotizan las bolsas.

¿Por qué en Cuba se construyen nuevos hoteles?

Si nos remontamos a las estadísticas, propiciadas por el Ministerio de Turismo (ver imagen 1), en 2021 Cuba obtuvo una cifra de arribo de turistas similar a la de 1989, cuando recomenzó a desarrollarse el turismo en la Isla. A pesar de los distintos factores que han intervenido en un desarrollo creciente del sector en  el país (ver imagen 2), la tendencia es que vaya en aumento. Se estima que para el cierre del 2022 Cuba llegue a los 2,5 millones de arribos de viajeros internacionales (imagen 3).

Si observamos las tasas de crecimiento de promedio anual por quinquenios, vemos que en el periodo 1990-1994 el turismo creció un 16 %, y de 1995-1999 el ascenso fue de un 21 %. Por lo tanto, la tendencia va en aumento, y para 2017-2019 observamos cómo la planta habitacional hotelera no superó el número de los visitantes extranjeros (imagen 1).

Características del turismo en Cuba

Al cierre de 2021, Cuba contaba con 440 instalaciones de alojamiento, con 77 809 habitaciones, el 44,4 % de esas con categoría 5 estrellas. De la gerencia cubana, el grupo de turismo Gaviota posee el 48 % de las instalaciones, seguido de Cubanacán (21 %), Gran Caribe (18 %) e Islazul  (12).

De la gerencia extranjera, Meliá Hotels Internacional posee 33 instalaciones,  Blue Diamond Hotels & Resort con 19, Iberostar Hotels & Resort con 15 y las 49 restantes pertenecen a otros grupos.

La temporada alta se desarrolla de enero a abril y en esa se recibe cerca del 42,1 % de los turistas.  El periodo mayo-agosto es de temporada baja, durante la cual se recibe el 28,1 %  del turismo. Se incluyen en esta etapa los meses se septiembre a diciembre, caracterizados por constiuir un periodo convulso por la amenaza de fenómenos meteorológicos.

La nación cuenta con nueve sitios declarados como Patrimonio Cultural de la Humanidad, seis Reservas de la biosfera, 17 manifestaciones declaradas Patrimonio Cultural, cuatro  con la condición de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, 14 Parques Nacionales, 277 Monumentos Nacionales y seis Sitios Ramsar (humedales). Todas estas distinciones aportan potencial a Cuba como destino turístico.

En la Isla se trabaja por diversificar las ofertas del turismo, por lo que se buscan y estudian estos segmentos. En 2020, el 74,7 % de las habitaciones de la infraestructura hotelera estaban destinadas al turismo de sol y playa, aunque en la actualidad se potencia el desarrollo del turismo de ciudad, naturaleza, náutica, salud y negocios.

Turismo de salud, nuevo desafío

El plan de desarrollo 2014-2030 contempla programas de desarrollo en las esferas de alojamiento, recreación, campismo popular, naturaleza, náutica, turismo cultural, campos de golf, entidades de apoyo y turismo de salud.

Es precisamente en el sector de la salud y el bienestar donde está la nueva apuesta turística en Cuba. Según el Director de desarrollo del Mintur, Alexander Sierra Bouzas, este sector posee un potencial inmenso. En el país existen yacimientos de agua minero-medicinales, con instalaciones que las explotan, pero requieren de  reparación y modernización.

El objetivo es identificar y desarrollar nuevos servicios, productos y proyectos de turismo de bien estar o reconversión de los existentes. Para ello, se diseñaron26 nuevos programas que integran medicina bioenergética, naturista, terapéuticas rehabilitadoras, de estética y se crea una brigada de profesionales altamente especializados en diferentes disciplinas.

Cambio  climático, influencia en el turismo

Tras el paso de la pandemia de COVID-19, el cambio climático pasó a ser la principal preocupación. Con el calentamiento global y la elevación del nivel del mar, Cuba desarrolla la tarea VIDA, como plan del estado en enfrentamiento a este grave problema medioambiental. En este sentido, el sector turístico se ve implicado en el Programa nacional de mantenimiento y recuperación de playas arenosas.

El plan de desarrollo económico y social de 2030 comprende, como parte de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, establecer el uso de los recursos hidráulicos para el turismo, desarrollo de los portadores energéticos y uso de fuentes de energía renovable, amplificar las rutas de transporte aéreo, marítimo y  terrestre, potenciar otras industrias como la alimentaria y el empleo de las nuevas tecnologías de las infocomunicaciones.

Transformación Digital del Destino Cuba

Disminuir la brecha digital del Destino Cuba es importante para conquistar a ese nuevo tipo de viajero que tiene a internet incorporado como una necesidad básica en su vida.

Satisfacer los requerimientos de este “viajero 2.0” garantizará que  Cuba se mantenga compitiendo en el área del Caribe por el puesto de destino favorito, incrementando así su número de visitantes, maximizando los ingresos, posicionando el destino y comercializando los productos y servicios, todo gracias a la virtualidad. Para lograr este escenario, se requiere garantizar el acceso a la red de redes de los clientes, así como de los empleados para la gestión turística.

Esto, por supuesto, necesita de una inversión infraestructural, dotando a los especialistas de los saberes y herramientas para la actualización y perfeccionamiento de las formas de comunicación y comercialización de los productos y servicios turísticos cubanos.

Además, se solicita usar las estrategias de marketing digital como prioridad si se desea lograr una buena comunicación dentro de la entidad y con el público meta.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.