Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Reconocen apoyo de trabajadores del turismo en tiempos complejos

Esta rama ha asumido tareas en diferentes sectores, en especial, la Salud Pública. También participa en procesos inversionistas y obras de mantenimiento de instalaciones turísticas

Las felicitaciones dedicadas a los trabajadores de la hotelería y el turismo en su día, el 4 de marzo, además de gratificantes tuvieron mayor connotación para los más de 100 000 cubanos pertenecientes a ese sector, quienes variaron el rumbo de su vida laboral tras la pandemia, cuando esta industria detuvo su curso normal, luego de varias décadas de crecimiento y desarrollo como sector estratégico y motor impulsor de la economía nacional.      

“Gracias por el compromiso, dedicación y apoyo en tiempos complejos. Con ustedes el turismo cubano va por más”, expresó a los trabajadores de la industria turística cubana, el titular del sector Juan Carlos García Granda, mediante un mensaje en Twitter.

Asimismo, los colectivos de todos los centros e instalaciones del ramo recordaron la significativa fecha, aseguró Víctor Manuel Lemagne Sánchez, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de Hotelería y Turismo (SNTHT), de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), según información publicada en la web del Mintur.

En manos de este gremio recae la responsabilidad de impulsar la recuperación de esta esfera para su reapertura. Ahora se mantiene virtualmente detenida en Cuba y el mundo, aunque se dejan ver algunas noticias optimistas para la llamada Semana Santa, que siempre ha reportado significativos movimientos de viajeros y también hay buenos augurios para el verano próximo, en especial para el Caribe y otras zonas con ofertas de sol y playa, así como opciones de naturaleza.

Por el momento, los integrantes de este sector en la Isla siguen participando en tareas vinculadas con el enfrentamiento a la pandemia. Por esto, en el contexto de la celebración de esta efemérides se abanderó la brigada número 12 de Cuba Sol, la cual realizará acciones sanitarias en el hospital Salvador Allende, de la capital, al tiempo que cuidará y velará por la salud de los pacientes contagiados con el Sars-Cov 2, informó el dirigente gremial.

Destacó la labor de un colectivo integrado por más de 600 constructores al que se reconocerá con la bandera conmemorativa por participar en la ejecución de obras de alto impacto en el turismo, así como las donaciones de sangre realizadas por un centenar de empleados del hotel Royal Hicacos, en Varadero.

Lemagne Sánchez, recordó que como parte de la labor sindical para que nadie quedara interrupto, numerosos empleados cambiaron de labor para apoyar en la batalla que libra el país contra el nuevo coronavirus. En tanto, de manera solidaria un grupo de trabajadores fueron reubicados en 25 hospitales de todo el país, para atender servicios vitales como la limpieza, además 58 instalaciones turísticas prestaron servicios como centros de aislamiento.

En su desempeño en tiempos de pandemia ha sido reconocido el esmero con que un número significativo de centros turísticos se entrenaron y prepararon para obtener la certificación de Turismo más Higiénico y Seguro (T+HS), mediante la cual se garantiza la aplicación de medidas higiénico-sanitarias incluidas en el protocolo de bioseguridad establecido para esta rama con el objetivo de preservar la salud de trabajadores y turistas.

Durante 2020, según informó el Ministro de Turismo, se organizaron en 220 brigadas para cumplir disímiles tareas y significó la labor de más de 5 000 trabajadores que se desempeñaron en hospitales y centros de salud, muchos de ellos en salas de terapia intensiva y otras áreas en las cuales dieron su aporte de manera ejemplar.

Mejorar y engalanar

El sentido de pertenencia y el amor al trabajo ha sido otra característica distintiva de este sector, cuyos integrantes también han asumido labores de mantenimiento y reparación de las instalaciones, con optimismo con la mirada puesta en el futuro para ofrecer mejores condiciones a los viajeros, luego de la reapertura del turismo, cuando las condiciones lo permitan.

Según se ha informado, en este sector han aprovechado esta etapa de la pandemia para ejecutar obras de mantenimiento y reparación de las instalaciones hoteleras y extrahoteleras, en la cuales ahora participan nueve brigadas de constructores, en interés de mejorar la calidad y el confort, refirió Lemagne Sánchez.

Recientemente, durante una revisión a las inversiones en el polo turístico de Varadero, el Primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz, destacó la significación de estas labores y el interés en lograr que en la reapertura los turistas puedan disfrutar de un destino renovado, de mucha más calidad no solamente por la imagen, sino también por la prestación de los servicios de nuestros profesionales, indicó entonces.

Medios digitales de prensa de Cienfuegos confirmaron que el año anterior el sector del turismo invirtió más de 9 900 000 pesos, moneda total, para ampliar y mejorar el confort de sus instalaciones, mediante acciones constructivas de peso en casi 25 entidades del territorio.

Anunciaron que en 2021 se ejecutan obras como la ampliación del parque recreativo del Club Cienfuegos, el nuevo Centro de Capacitación del Turismo, el ranchón de playa del hotel Rancho Luna y la piscina del Campismo Jagua.

De la provincia de Sancti Spíritus se conoció acerca de la prioridad conferida a las inversiones y la rehabilitación de la infraestructura turística, en especial, la ejecución del hotel Meliá Trinidad y del programa de recuperación de habitaciones no disponibles para los vacacionistas, entre otras obras de importancia.

Asimismo, avanza el desarrollo turístico al norte de Camagüey con un programa inversionista y un plan concebido hasta el año 2030, que prevé la construcción de aproximadamente 25 000 habitaciones, señala la Agencia Cubana de Noticias y destaca las inversiones desarrolladas en Cayo Cruz, al norte de esta provincia.

En Holguín, según su delegado de Turismo, durante los meses de receso turístico en esa región se realizaron más de 1 500 acciones de mantenimiento y reparación para mejorar el producto con vistas a la reanudación de las operaciones.

Las proyecciones de este sector a largo plazo y en todo el archipiélago cubano prevén tener disponibles más de 100 000 habitaciones de hospedajes para 2030, lo cual requería de un intenso plan inversionista. Como destino turístico el país cuenta con más de 70 000 cuartos, en unos 300 hoteles localizados en distintas regiones de la industria turística cubana.