Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

¿Vital o decadente el turismo Todo incluido?

Esta modalidad tuvo protagonismo en las ofertas cubanas para la reapertura turística en tiempos de pandemia. Tendencias sobre la posible evolución de esta tradición recreativa

Hace un año el hotel Iberostar Selection Varadero ganó el Premio Iberoamericano de Calidad, nuevo reconocimiento que se unía a otros conquistados por dicha instalación con servicios Todo incluido y distinguida cada año por la aceptación de sus huéspedes y la alta ocupación de sus 386 habitaciones.

En la última edición de la Feria Internacional de Turismo el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz, entonces titular del sector, recordó que ese hotel había merecido el Premio Nacional de Calidad y también confirmó que Varadero había merecido el segundo lugar en los premios Travel Choice 2019 entre las 25 mejores playas del mundo.

Asimismo, en la región del Caribe, el hotel Paradiso, de Cayo Coco, se ubicó en el séptimo puesto y el Playa Pilar, de Cayo Guillermo, en la posición 12; mientras, entre los mejores complejos Todo incluido se eligió al Meliá Cayo Coco.

En las instalaciones de referencia y en el principal balneario cubano predomina la referida modalidad, cuyos servicios funcionan en Cuba mediante una amplia infraestructura turística creada en destinos de sol y playa y, al parecer, se adecua bien a estos sitios costeros y a los cayos del Archipiélago, según puede apreciarse en los resultados de la gestión y las diversas premiaciones nacionales e internacionales.

Igualmente, ahora esa red hotelera y su infraestructura asociada ha sido muy apreciada no solo por sus sitios paradisíacos, sino por las ventajas ofrecidas para la reapertura del turismo luego de la aparición de la pandemia actual en la Isla. También pudieran seguir sus prestaciones en tiempos futuros y mantener el protagonismo de las ofertas cubanas ante los mercados internacionales, dadas las facilidades y garantías para evitar las concentraciones de personas y, al mismo tiempo, la realización de efectivos protocolos de bioseguridad.

El destino Cuba, reconocido en el mundo por sus ofertas de sol y playa, ha desarrollado más las posibilidades de la industria turística en las franjas costeras del país con hermosas playas naturales y otros atributos que propician el descanso, la recreación y el sano esparcimiento.

Y así han continuado, en 2020 a pesar de los efectos negativos del nuevo coronavirus y de otros aspectos que dañan el buen desarrollo de la economía nacional. Aunque también en las ciudades patrimoniales y en particular en la capital del país, se han creado nuevas y lujosas instalaciones, con capacidad para cubrir las demandas del segmento interesado en la historia y cultura del país e intercambiar con la población, muy apreciada por su jovialidad y simpatía.

¿Todo incluido con viento a favor?

Pero la modalidad Todo incluido tiene cambios y detractores que cuestionan su efectividad, a pesar de su consolidación, incluso en estos tiempos de pandemia, que no han sido favorecedores para la industria turística, la más golpeada por el nuevo coronavirus, que mantiene en vilo al mundo; sin embargo se apuesta con fuerza por su recuperación.

Recientemente, Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo, al hablar de los beneficios de las nuevas campañas de vacunación insistió en que la reanudación de la llamada industria del ocio no puede esperar. Asimismo, opinó que es necesario restaurar la confianza en el turismo seguro que “ya está a nuestro alcance”, precisó.

Pero según diversos medios digitales, en Cancún los hoteleros ven como lamentable la postura del director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, quien declaró recientemente que el sistema de hoteles Todo incluido corresponden a un modelo turístico agotado que debe cesar.

Pero los expertos de esa región reconocen los beneficios y, sobre todo, la posibilidad de generar numerosos empleos. Además se ha informado que los Todo incluido de Cancún se acercaron al 50 % de ocupación en octubre del pasado año.

La aparición del nuevo concepto del Todo incluido de lujo, acompañado de buenas prácticas del mercado, se menciona por los especialistas desde hace algún tiempo. Igualmente, se destacan opiniones sobre la evolución de dicha modalidad, en correspondencia con los cambios en las formas de vida de las personas, que modifican sus preferencias a partir del impacto de las nuevas tecnologías.

Acerca de las tendencias durante 2020 se precisó que este tipo de viaje “sigue siendo la opción favorita para millones de turistas” por las ventajas de los paquetes y por las experiencias personalizadas que se facilitan. Por otra parte, se asegura que en el sector turístico vacacional de playa se consolidan los hoteles con la nueva modalidad.

Otro planteamiento difundido en Internet refiere que ese tipo de servicio se va transformando porque los viajeros muchas veces se sentían cautivos en las instalaciones, mientras disfrutaban de esta forma de recreación tradicional y con cierta historia exitosa y atractiva.