Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Inversiones de Islazul hacia mejores condiciones en La Habana

Con más de 100 instalaciones en todo el país, en La Habana, el grupo Islazul cuenta con tres sucursales: Habana, Villa Panamericana y Playas del Este

Los hoteles Caribbean, en Prado y Colón; Colina, cerca de la famosa esquina de 23 y L; el emblemático Lincoln, en la calle Galiano; Paseo Habana, en el Vedado habanero; el buque insignia, el Tulipán, entre otros, son instalaciones del grupo hotelero Islazul que se renuevan,  remodelan y rediseñan, de cara a la reanudación de sus operaciones de turismo internacional.

De acuerdo con Carlos Manuel Cabanes Rivero, director general de la Sucursal Islazul Habana, el grupo actúa en correspondencia con las etapas de la epidemia y en más de una a la vez. Por ejemplo, a la par de las inversiones, “que permitirán que nuestras instalaciones tengan una imagen totalmente renovada, con proyectos de ambientación, decoración, mobiliario y nuevas tendencias para el confort”, se ha mantenido la operación, en apoyo al enfrentamiento a la Covid.

Por ejemplo, en el hotel Bruzón se alojan las tripulaciones responsables de los traslados humanitarios hacia las provincias (altas médicas, arribos al país pasada la cuarentena), mientras otros  como San Alejandro, Bella Habana y Lido, han acogido a tripulaciones médicas de los hospitales covid, y el Tulipán, también a los colaboradores de la brigada Henry Reeve.

Las acciones constructivas, detenidas en determinados momentos de la epidemia por covid-19, se han retomado en cuanto las circunstancias lo han permitido, para avanzar en las obras que han llegado tanto a las habitaciones como a áreas comunes de servicios: restaurantes, bares, lobby, lo que eleva considerablemente la imagen y el confort de las instalaciones.

“Aunque el Caribbean no puede ser un tres estrellas por el tamaño de las habitaciones, sí se le incorporan varios servicios, propios de instalaciones de mayor estándar, una política que defiende Islazul, y que lo pone en mejores condiciones para su explotación, una vez se reanude el turismo internacional, indicó Ahasel Velázquez Martínez, especialista comercial de la sucursal.

Según Miguel García, inversionistadel Grupo, la política que sigue el proceso inversionista aporta mejoras operacionales y de satisfacción de clientes y, a su vez, genera un importante ahorro de portadores energéticos.

“El cambio de aires acondicionados, con más de 10 años de explotación y de alto consumo, y el  de las luminarias, reducir un 30 % el consumo de energía eléctrica, además del ahorro de agua por la instalación de muebles sanitarios de gasto mínimo y el cambio de tuberías con salideros”, destacó García.

A la par de inversiones y operación donde no se ha detenido el servicio, dijo Cabanes, el Grupo trabaja la obtención por los hoteles de la licencia la certificación de turismo más higiénico y seguro, que permita darles seguridad a los clientes, y en nuevas propuestas de excursiones y pasadías para cuando se pueda reanudar el turismo nacional e internacional, todo ello, sin descuidar el estricto cumplimiento de las medidas sanitarias para prevenir el contagio en los colectivos laborales.

De acuerdo con Cabanes,  La Habana,  cuenta con tres sucursales: Habana, Villa Panamericana y Playas del Este, donde explota fundamentalmente el alojamiento en casas. La Sucursal Habana está integrada por los hoteles Tulipán, Bruzón, Colina, Lincoln, Complejo hotelero Paseo Habana, que comprende Paseo Habana, Vedado Azul y Portales de Paseo-también en obras-, y Lido.