Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

GECA materializa los sueños

Así define al Grupo Empresarial de Construcciones Azucareras el doctor Oscar Almazán del Olmo, jefe de la Oficina de Comunicación Institucional del MINAZ

“Los resultados del GECA, que en abril cumplirá seis años de creado, lo han convertido en el primer Grupo Empresarial en la Referencia Institucional de nuestro Ministerio; por tanto considero que materializa los sueños”, expresó el dr. Oscar Almazán, a modo de introducción durante la conferencia de prensa ofrecida por la directiva de GECA para informar los resultados de su trabajo.

Jorge Luis González, director del Grupo, explicó que al producirse la reestructuración del MINAZ, en 1999, de 21 empresas dedicadas a las construcciones azucareras quedaron 13.

“Un año antes –argumenta González–, habían producido alrededor de 12 millones de pesos; el GECA concluyó 2004 con más de 35 millones en utilidades, o mejor aún, de 13 500 trabajadores en 1998, los 7 000 que tenemos hoy alcanzaron tal resultado, con una productividad por hombre de 22 000 pesos”.

Explicó que este año el Grupo tiene cinco tareas básicas: Programas para el mejoramiento de la caña, que incluye fabricar 2 000 viviendas anuales en el campo; elevar los sistemas de riego y de drenaje parcelario, así como el mejoramiento de las comunidades; mejorar el sistema energético de los centrales (turbos, casa de calderas, etc.); desmontaje de los centrales, tarea iniciada en 2003 y que se encuentra actualmente al 95,6 % de cumplimiento; y el programa de desarrollo interno, cuyo objetivo es explotar de forma cabal todas las capacidades instaladas.

“Hoy somos un Grupo ágil, versátil, y contamos con 1 300 trabajadores homologados para trabajar dondequiera”, asegura su director, y agrega: “En 1998 se acometían 79 productos y servicios en capacidades instaladas y no aprovechadas. Hoy suman 136, y vamos a seguir creciendo en este sentido”.

González también encomió el buen aprovechamiento de la cal (la segunda materia prima del azúcar) en cuanto a costo y calidad, puesto que en el año 2000 la relación era de 240 litros por tonelada de cal, y hoy solo se necesitan 128 litros para producir una tonelada. “Esto cobra su justo valor –dijo– cuando hablamos de 50 000 toneladas anuales de cal”.

BATALLA DE IDEAS A tenor con lo orientado por el Presidente Fidel Castro un lustro atrás, también el GECA se ha sumado a la Batalla de Ideas en la ejecución de 160 diferentes obras entre los años 2003-2004, y su labor resultó decisiva a raíz de los destrozos provocados por el ciclón Michelle en Matanzas. Por ejemplo, en la ciudad de Colón el contingente de mil hombres del Grupo, entregó 300 viviendas en solo dos meses, amén de las reparadas, hecho que fue reconocido públicamente por el líder de la Revolución.

Otro de los frentes donde se trabaja fuerte es en la construcción y reparación de caminos cañeros, que suman más de 4 000 kilómetros, en especial entre los meses de octubre y marzo, cuando se le suma el mantenimiento de las guardarrayas, caminos vecinales y otros, sin olvidar el apoyo que presta una flotilla de 150 camiones en el tiro de caña.

El pasado año tres empresas del GECA fueron presentadas al Perfeccionamiento Empresarial. En abril próximo se añadirán otras cinco, y antes de que concluya 2005 las restantes. A juicio de su director, hay problemas: “Pero están identificados –advierte–, y sobre todo en el control de los recursos y hasta en la mentalidad de algunos cuadros. Trabajamos muy seriamente en el control interno y en recobrar el atraso en el desmontaje de algunos centrales en las provincias La Habana, Sancti Spíritus y Matanzas, pero debemos felicitar a Cienfuegos, Granma y Villa Clara por lo realizado tanto en el desmontaje como en el mejoramiento de los bateyes”.

Finalmente se conoció que el GECA ha laborado intensamente en el tendido del cable de fibra óptica, en la remodelación del hospital capitalino Salvador Allende y en el montaje de 50 turbos para los centrales en funciones, gracias a lo cual el Sistema Energético Nacional se benefició con 39,4 millones de KW/h durante la pasada zafra (única energía eléctrica del país generada de forma ecológica, o sea, a base de bagazo de caña), y que continuará incrementándose en los próximos años.