Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Rusia por profundizar lazos económicos con la Isla

Afirma el embajador de esa nación en la Isla, Andrei Guskov

“Rusia está dispuesta a participar de forma activa en la realización de un vasto programa de modernización de la economía cubana basándose en criterios de interés mutuo. Estamos listos para seguir robusteciendo los vínculos económicos y comerciales y las empresas de mi país se interesan en participar en el fomento de la Zona Especial de Desarrollo Mariel”, declaró a Opciones el embajador de esa nación euroasiática en la Isla, Andrei Guskov.

“Tenemos proyectos conjuntos en esferas como energía, metalurgia, infraestructura de transporte, agricultura, industria ligera, farmacéutica, medicina, tecnologías de información y comunicaciones. Hemos acumulado una experiencia positiva de interacción en el ámbito de la energía.

“Por ejemplo, trabajamos en los suministros del petróleo y sus derivados y la explotación y el aumento de rendimiento de los yacimientos en la Isla; Rosneft -la mayor empresa de energía rusa- negocia la exploración geológica en la plataforma continental cubana para subir el nivel de extracción de crudo en el yacimiento Bloque Central en Varadero;  Zarubezhneft, petrolera de tamaño medio,  explota el petrolífero Boca de Jaruco; Inter RAO -entidad estatal- construye cuatro nuevos bloques de energía en las centrales termoeléctricas Máximo Gómez y en la del Este de La Habana”, enfatizó.

Agregó que con la participación de compañías de su país se llevan a cabo la reconversión técnica de las fábricas cubanas de producción metalúrgica y abonos nitrogenados. Se acomete el proyecto para ampliar y modernizar la planta metalúrgica Antillana de Acero y la planta Acinox Las Tunas. Hay grandes posibilidades de renovación en la de transformación de níquel Ernesto Che Guevara.

La empresa S.A. RZHD participa en la modernización de la infraestructura ferroviaria cubana, lo que permitirá en el futuro triplicar el número de usuarios en la Mayor de las Antillas y duplicar el flujo de cargas así como la velocidad de los trenes.

Sobresale además la cooperación en el ámbito del transporte. En octubre de 2018 fue puesta en marcha una línea de ensamblaje de carros GAZ y Ural. La empresa rusa AvtoVAZ en 2018 suministró a La Habana 344 carros Lada Vesta para mejorar el servicio urbano de taxis. La empresa KAMAZ en el transcurso de los últimos 10 años exportó a la Isla más de 3 500 camiones.

El mayor parque de aviones de la compañía Cubana de Aviación lo forman los de fabricación rusa Il-96, Tu-204 y An-158. Se realizan trabajos para recuperar y mantener esas naves y formar un sistema eficaz de servicio post venta.

Aumenta la colaboración en la esfera de tecnologías de información y comunicación, sobre todo en la protección de amenazas cibernéticas. En el sector biofarmacéutico hay un considerable proyecto experimental: se trabaja para introducir en Rusia el Heberprot-P, entre otros, señaló Guskov.

En la rama de la energía nuclear con fines pacíficos se desarrollan proyectos por medio de la corporación estatal Rosatom, en la esfera de la medicina atómica.

En cuanto al turismo, aseguró que Cuba era y sigue siendo uno de los destinos más populares para los rusos que, en 2018,  viajaron 188 000 a la nación caribeña (en 2017 fueron 105 000).

Enfatizó que aunque en términos absolutos el volumen del comercio bilateral todavía es discreto. En los últimos años se observa una dinámica estable: en 2017, en comparación con 2016, el intercambio aumentó 17 % y alcanzó 290,2 millones de dólares; en 2018 llegó a 388 millones de dólares, un incremento del 34 % con respecto a 2017 (las cifras fueron aseguradas por las exportaciones de Rusia que crecieron desde 276,6 hasta 373 millones de dólares y las importaciones de 13,6 a 15 millones de dólares).

Al referirse al Título III de la Ley Helms-Burton, el diplomático expresó que la Federación Rusa lo condena enérgicamente, por su arbitrario carácter extraterritorial. El empleo de sanciones ilegítimas contra los operadores económicos extranjeros que trabajan en la Isla y utilizan propiedades nacionalizadas es otra flagrante evidencia del endurecimiento del bloqueo, un ataque abierto a la soberanía no solo de Cuba, sino también de los estados que cooperan activamente con este país.

Indicó que las sanciones, en el espíritu de la resucitada Doctrina Monroe que considera a América Latina como un objeto de colonización, son inaceptables no solo para Rusia sino también para la gran mayoría de la comunidad internacional.

Por último Andrei Guskov puntualizó que las relaciones Cuba-Rusia “tienen sólidos lazos de una larga amistad, simpatía mutua, respeto y apoyo solidario que unen a nuestros pueblos”; son de carácter estratégico y de aliados, lo que comprobaron el Presidente de la Federación de Rusia Vladimir Putin y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el transcurso de las negociaciones que celebraron el 2 de noviembre de 2018 en Moscú.