Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Se alivian ligeramente tensiones en mercados bursátiles

Ligeros movimientos al alza en bolsas europeas; descensos del 0,29 %, en el Nikkei de Tokio; en Nueva York, el Dow Jones subió 0,03 %

Tras los fuertes avances que experimentaron las bolsas europeas y estadounidenses en el mes de junio, todo parece indicar que los principales índices han entrado en una fase de consolidación, a la espera de conocer cuál es el resultado de la reunión del G-20, lo que servía de cierto alivio para los mercados, puesto que ya comenzaban a descontar la posibilidad de un “no acuerdo”, aunque las expectativas en torno a este encuentro pasan porque sirva de punto de partida de una nueva ronda de negociaciones entre ambos países.

En medio de tal situación, las bolsas europeas afrontaron un cierre no solo semanal, sino también semestral, marcado por la política internacional (y, sobre todo, la guerra comercial). El Viejo Continente cotizó la sesión del viernes último con la mirada dirigida a Osaka (Japón), donde ya había comenzado la cumbre de los líderes del G20. A la espera de lo que la cita pudiera dar de sí, las plazas de Europa registraron movimientos moderados al alza.

Los inversores no contaron esta jornada solo con la agenda política, sino que también tuvieron como referencia todos los datos macro que se publicaron el pasado viernes. Antes de la apertura de la sesión bursátil en Europa, se conoció que el desempleo en Japón se mantuvo en el 2,4 % en mayo al tiempo que la producción industrial aumentó al 2,3%, por encima de lo esperado.

Desde la semana pasada los inversionistas asumieron que la cumbre del G-20 podría determinar el rumbo de los mercados y,  más concretamente, acuerdos favorables entre Donald Trump y Xi Jinping. Sin embargo, las dosis de optimismo predominante el jueves anterior dio paso a una creciente cautela en los mercados financieros. La jornada del 27 comenzó con las informaciones de un principio de acuerdo para una tregua comercial entre Estados Unidos (EE.UU.) y China, que paralizaría la adopción de nuevos aranceles. La renta variable asiática se decantó por las subidas.

Pero en las últimas horas los mensajes adquirieron un signo menos alentador. Asesores de la Casa Blanca han desmentido que EE.UU. haya decidido ya retirar el veto a Huawei como gesto hacia China, y mantienen la amenaza de nuevos aranceles si no se llega a un acuerdo. El desencanto se ha traducido en descensos del 0,29 %, en el Nikkei de Tokio.

Las bolsas europeas se paralizaron también de cara a la cumbre del G-20. Las novedades comerciales procedentes de Osaka podrían aplazar  hasta el próximo lunes la mayor parte de los ajustes de carteras propios de cada cambio de semestre. Algunos de los principales índices bursátiles de la eurozona, como el EuroStoxx50, el Dax alemán y el Cac francés, compartieron subidas próximas al 15 % en el semestre que finaliza. 

Al término de la jornada en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones subió 0,03 % o 8,41 puntos, hasta 26 727,54 enteros. Por su parte, el selectivo S&P 500 cedió 0,17 % o 5,11 puntos, hasta 2 945,35, mientras que el índice del mercado Nasdaq, que aglutina a las principales compañías tecnológicas, se dejó un 0,32 % o 26,01 unidades, situándose en 8 005,70.

Wall Street sigue dudando en su zona de máximos históricos. Si hubo algo para lo que sirvieron las últimas sesiones fue para aliviar la tensión vendedora que estaba empezando a asomar por los principales mercados bursátiles de Europa y que no se materialicen las amenazas de aranceles adicionales que se quieren introducir, lo cual estuvo surtiendo efecto y ayudó a que un mayor optimismo se instaurara en la mente de los inversores en el mercado europeo.

“Las presiones que están ejerciendo a Donald Trump las empresas estadounidenses van a hacer que haya un acercamiento de posturas entre los dirigentes de ambas naciones al reanudarse las conversaciones", afirmó Sergio Ávila Luego, analista de IG, quien aseguró que "los inversores deberían estar tranquilos en este sentido".

El acercamiento de posturas entre los dirigentes de ambas naciones y la presión para que en la reunión del G-20 se reanuden las conversaciones entre los dos bandos negociadores y que no se materialicen las amenazas de aranceles adicionales que se quieren introducir están surtiendo efecto y ayudan a que un mayor optimismo se haya instaurado en la mente de los inversores en el mercado europeo en las últimas horas.

“Sin embargo, un nuevo segmento al alza lo veríamos como algo vulnerable y muy probablemente limitado a la zona de altos del año, desde donde esperamos que se desarrolle una nueva fase bajista, que es la que sugerimos esperar antes de volver a comprar bolsa y aumentar la exposición de un modo sensible" afirman.

Los mercados accionarios estadounidenses se mantienen al alza este jueves mientras los inversionistas siguen atentos a la reunión del G-20, en la cual se espera una posible reunión para reducir la tensión comercial entre Estados Unidos y China.

El Dow Jones registra un avance de 0.21% o 56.43 puntos a las 26,594.83 unidades.

El miércoles anterior, lo que parecía una nueva sesión alcista en la bolsa de Nueva York acabó tornando en un cierre de jornada en el que solo se salvó el Nasdaq 100, impulsado por el sector de los materiales semiconductores. Y es que el selectivo tecnológico no ha logrado alcanzar su zona de altos históricos, que sí han hecho el S&P500 y el Dow Jones Industrial.

 Las bolsas asiáticas tuvieron comportamientos mixtos al cierre, al igual que los resultados que muestran los principales mercados latinoamericanos. La Bolsa de Valores de Nueva York (Nyse) presenta resultados positivos en estos momentos. El índice industrial Dow Jones de la bolsa neoyorquina y el índice Standard & Poor's suben 0,22 % y 0,21 % respectivamente, mientras que el indicador tecnológico Nasdaq se eleva 0,72 %.26.610

En espera de la reunión entre los presidentes Trump y Xi en Japón, se preveía  que los mercados de valores continuaran consolidando las recientes alzas, con los índices moviéndose en un estrecho intervalo de precios. El miércoles último se esperaba que las bolsas europeas abrieran a la baja, en línea con el comportamiento mantenido por los mercados asiáticos.

Asimismo, varias compañías estadounidenses estuvieron ejerciendo presión para que el gobierno americano no imponga aranceles sobre el resto de las importaciones chinas 
(300 000 millones de dólares)

Ese miércoles, el comportamiento  de las bolsas europeas fue mayoritariamente negativo: Fráncfort bajó un 0,42 %, Londres, un 0,53 %; París, un 0,38% y Milán, un 0,46 %. En el mercado de materias primas, los precios del petróleo bajaron: el Brent de referencia en Europa cedió un 0,44 %, hasta los 63,91 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense cedió un 0,22 %, hasta los 57,77 dólares.

El martes anterior, los inversores optaron por realizar algunas plusvalías, sobre todo en los valores/sectores que más han subido en las últimas semanas. Por lo demás, la sesión en las bolsas occidentales fue tranquila, de escasa actividad, con los principales índices bursátiles europeos cerrando con ligeros descensos, con  el Dax alemán liderando las caídas, al verse penalizado por el mal comportamiento del sector del automóvil, que se vio arrastrado a la baja tras el anuncio de Daimler que, por tercera vez en lo que va de año, ha reducido sus expectativas de resultados para el presente ejercicio.

Wall Street cotizó el pasado lunes en verde. La bolsa de Nueva York registró en la sesión suaves ganancias en sus tres principales índices, lo que hizo que el S&P 500 apuntara a nuevos máximos históricos y acariciara sus resistencias, algo que contrastó con las caídas generalizadas en las bolsas europeas.

La renta variable estadounidense arrancó así una semana llena de referencias clave y con la “resaca” de la última decisión de tipos de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed).

Precisamente ese lunes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo uso de su red social habitual (Twitter) para criticar una vez más la política monetaria del banco central norteamericano.”No sabe lo que está haciendo”, ha afirmado en uno de sus mensajes.

Wall Street cerró la sesión bursátil del pasado lunes en zona mixta, con un Dow Jones muy plano y los inversores, pese a las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Cabe recordar que los principales selectivos del parqué neoyorquino acabaron la semana antepasada con ganancias acumuladas superiores al 2%, incluyendo nuevos máximos históricos en el caso del S&P 500. (Fuentes: Estrategias de Inversión, elEconomista.es y Bolsamanía.com)