Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Receta el BCE mayor austeridad a Grecia

Con natural asombro, la población griega conoció que directivos del Banco Central Europeo (BCE) manifestaron que “la asistencia financiera a Grecia, dirigida a enfrentar la crisis de la deuda soberana, depende de la aplicación de un severo programa de austeridad…”

El integrante germano del directorio del BCE, Jorg Asmussen, advirtió que una salida del plan negociado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría llevar a una suspensión de los pagos del rescate acordado por 170 000 millones de dólares.

De acuerdo con la publicación especializada en economía Handelsblatt, de Alemania, dicha institución descartó la existencia de alternativas al plan de saneamiento ya concertado en caso de que Atenas aspire a mantenerse en las filas de la Eurozona.

Para mañana está fijada la entrega de una parte de la ayuda (6 000 millones de dólares), indispensables para cubrir obligaciones de la deuda que vencen el 15 de mayo. Lo anunciado por el ente emisor del grupo euro responde al complejo escenario político heleno, donde los partidos favorables al proyecto de austeridad perdieron posiciones en el legislativo.

Unido a ello, diversos expertos mencionaron ya la posibilidad de una salida de Grecia del bloque vinculado a la moneda única.

La difícil situación de ese país llevó a la solicitud de un segundo paquete de asistencia, el cual fue avalado recientemente tras la aceptación de fuertes medidas de ajuste como garantía. En ese sentido, los analistas advirtieron que el abandono del plan de ahorros que contempla recortes salariales, ajustes de plantillas e impuestos, emitiría una señal negativa en una coyuntura donde varias naciones de la moneda única se enfrentan a la recesión, como España, Portugal, Irlanda e Italia.

Sin embargo, ni el especializado medio alemán –como tampoco la dirigencia del BCE- se han preocupado en conocer la opinión de la mayoría de la población griega, a quien ningún otro miembro del selecto grupo de los 17 le puede arrebatar el negativo récord de sufrir durante más de cinco años los efectos de la recesión. (SE)