Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Trabajo por cuenta propia: Miradas esclarecedoras sobre las nuevas modificaciones

Autoridades de los ministerios de Economía y Planificación, Finanzas y Precios y Trabajo y Seguridad Social destacaron la importancia del sector no estatal

La actual transformación en cuanto al perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia (TPCP) en Cuba no es solo una cuestión del momento, pues todo cuánto se emprende en actualmente en la economía no apunta a resolver un problema hoy, sino que todo es parte de la estrategia para impulsar el desarrollo y del Plan de Desarrollo hasta 2030, con una visión a mediano y largo plazos.

Así afirmó Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), al intervenir en la Mesa redonda y precisó que el país debe continuar desarrollándose y realizando cambios que permitan avanzar en el futuro.

Esclareció algunas de las inquietudes al respecto de las medidas de perfeccionamiento del TPCP anunciadas en fecha reciente. Entre las cuestiones explicadas sobresalieron las relacionadas con los suministros y la adquisición de insumos para garantizar las diferentes actividades.

En ese sentido remarcó que no se renuncia a contar con abastecimientos estables en los mercados mayoristas para suplir las demandas del amplio espectro que se abre de labores que es posible realizar; “ese es un objetivo que debemos alcanzar y que ahora, por la situación de crisis profunda que viven Cuba y el mundo, no lo tenemos”, manifestó.

Sin embargo aludió a algunos avances al respecto, por ejemplo mencionó alternativas como el hecho de que las empresas estatales puedan comercializar sus inventarios ociosos con las formas de gestión no estatales, la apertura de la posibilidad de realizar importaciones a través de las entidades autorizadas del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, el inicio de la venta de productos en Mercabal desde finales del pasado año y las de Gelma encaminadas a los productores agropecuarios.

En cuanto a la posibilidad de autorizar la importación a personas naturales para la venta con carácter comercial dentro del país, el viceprimer ministro argumentó que “sería un error implementar medidas que incentiven la salida de divisas de la nación y sería una contradicción con respecto a la estrategia que se está aplicando”.

Se trata –agregó- de hacer un empleo más eficiente de las escasas divisas que ingresan a Cuba para financiar la economía interna, tributen hacia nuestra industria y la financien de modo que después puedan proveer a los mercados de la Isla rubros con un alto componente nacional.

Otro de los aspectos abordados por Alejandro Gil Fernández fue el de las labores que se pueden ejercer y las que no. Recordó que se produjo un cambio en la concepción de las autorizaciones al trabajo por cuenta propia, se transita de una lista de actividades permitidas a una de actividades no permitidas; todas las que no queden dentro de este último compendio en  principio se pueden ejercer siempre que no contravengan otras disposiciones legales.   

Solamente habrá un listado de aquellos trabajos que no se podrán hacer, remarcó. A partir de ahí cada persona podrá conformar su proyecto con lo que desea efectuar y presentarlo a la Ventanilla Única.

Reiteró el titular del MEP que “necesitamos del sector no estatal, porque resulta un complemento de la economía, genera empleos de calidad, ofrece posibilidades de encadenamientos productivos, permite disminuir las importaciones y aprovechar al máximo las potencialidades del país, sus reservas y talentos”.   

Aclaraciones necesarias

En otro punto del programa televisivo Marta Elena Feitó Cabrera, titular del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) enfatizó que la mirada debe estar concentrada en las más de dos mil actividades que se permite ejercer y cuyo alcance está determinado por el alcance del proyecto que se presente. Asimismo, ratificó que no se prohíbe ninguna de las actividades autorizadas actualmente.

La titular especificó que no están prohibidas actividades como la elaboración de jabones (hay quienes hoy conforman ese producto, en diversos formatos, incluso con fines decorativos y para obsequios); la edición, maquetación e impresión de tesis; la programación de equipos de cómputo y las acciones de comercialización de productos agropecuarios, acorde con la política aprobada al respecto en el país que abarca a todos los actores económicos, tanto el sector estatal como el no estatal, es decir el cooperativo, los campesinos individuales y los TCP.

Tampoco se prohíben los Jardines botánicos; la venta de hierbas medicinales; el expendio de hielo (este no se limita mientras cumpla con las medidas higiénico sanitarias, como en todas las actividades asociadas con alimentos, las cuales requieren una licencia sanitaria); la investigación científico-técnica (ejemplos sobran como el desarrollo de ventiladores mecánicos e impresoras 3D en medio de la actual pandemia); y otras referidas a la práctica de ejercicios físicos y gimnasios de musculación.

Hay un grupo de actividades que no se realizan como trabajo por cuenta propia sino que se asumen por la vía de los artistas inscritos en el Registro del Creador, lo mismo de las artes plásticas y aplicadas, musicales, literarias, audiovisuales.

En cuanto a la sección de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, solo hay tres actividades que no se permiten; son estas, el cultivo de plantas narcóticas, la caza con fines comerciales y el control de las plagas (se aclara que los agricultores pequeños asociados o no a cooperativas, los usufructuarios de tierra y propietarios de patios y parcelas, a los efectos de la agricultura y la ganadería, en materia de producción y comercialización, se rigen por el Minag y no como TPC).

En el turismo nombró varias actividades, entre estas, el hospedaje, la gastronomía,  el transporte, la comercialización de alojamientos y otros servicios y la capacitación gratuita y con convenios (no se incluye la de guías de turismo).

Ventajas de la Ventanilla única

La Ministra informó que la Ventanilla única es un lugar físico u oficina donde las personas interesadas en ejercer por cuenta propia pueden asesorarse o presentar directamente su proyecto de trabajo. Para esto, se crean condiciones en las direcciones de trabajo municipales con disponibilidad de equipos de cómputo para la informatización de los trámites y en las entidades que emiten la licencia de operación del transporte, subordinadas a ese Ministerio y dirigidas a quienes harán servicios de carga y de pasajeros y los auxiliares y conexos del transporte.

Explicó que es allí donde se tramitan las autorizaciones y contratos necesarios según el proyecto del trabajador, e ilustró con la informatización de los procesos que cuenta con dos etapas  que se trabajan en paralelo, es decir, una primera fase para la informatización de los trámites en las instituciones que participan en la ventanilla única, en la cual se requiere la presencia física del interesado.

En una segunda etapa, se prevé que las gestiones serán en línea mediante una página web y una APK, en función de agilizar el trámite, minimizar errores y transparentar todo el proceso.

Hoy se trabaja de forma acelerada en las normas jurídicas para que estén listas este mes, un  proceso que dirige el MTSS y en el que intervienen el Mitrans, el Minsap, MFP y el Mincin, (ya hay primeras versiones de las disposiciones en revisión, e incluyen el decreto que establece el trabajo por cuenta propia, dos reglamentos, las normas tributarias, las norma para la inscripción en el registro comercial y la relacionada con la licencia sanitaria).

Tributos al detalle

El Viceministro Primero de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro Ale, se refirió en la comparecencia televisiva a la implementación del Sistema de Ventanilla Unica y al intercambio de información con los TCP, tanto con quienes deben reinscribirse como con quienes presenten nuevos proyectos.

Con ese mecanismo se facilita un intercambio directo con los contribuyentes, pero además se limita la concurrencia a las oficinas y se favorece el incremento del gobierno electrónico. Todo ese esfuerzo se ilustra con el lanzamiento del Portal Tributario.

Al abundar en el tema fiscal, el vicetitular subrayó que se trata de lo establecido en la Ley 113 del Sistema Tributario, un texto que previó ajustes de acuerdo con los cambios en las condiciones socioeconómicas del país, aunque –precisó- en ningún caso existe un incremento de los montos a pagar.

Solo se incluye un reacomodo basado en principios universales reconocidos como la generalidad en la aplicación de impuestos, la equidad de la carga y que cada quien pague en dependencia de su capacidad.

Continúa la presentación de la Declaración jurada a final del año, aunque solo liquidarán el impuesto en ese momento quienes tributan mediante el régimen general (quienes se encuentren en el régimen simplificado lo harán si superan el mínimo exento de pago).

En cuanto a otras actualizaciones, informó que se generaliza el reconocimiento del mínimo exento a todos los trabajadores por cuenta propia. (39 120.00 pesos); se actualiza la deducción de gastos para la liquidación adicional del Impuesto sobre los Ingresos Personales mediante la declaración jurada, reconociendo el 100 % y debiendo justificar el 80 % y se generaliza el deber de presentar declaración jurada anual sobre los ingresos obtenidos.

Además se rediseña el Régimen Simplificado de Tributación, en función de los ingresos anuales obtenidos y en el transcurso del año se paga la cuota consolidada de los impuestos sobre ventas o servicios, según corresponda, e ingresos personales, a razón del 20 % de los ingresos mensuales obtenidos.

Se generaliza la aplicación de la Norma Contable y se extiende la obligación de habilitar la cuenta bancaria fiscal a todos los trabajadores por cuenta propia del Régimen General.

Comentó Regueiro que cada proyecto puede ser integral y con amplias potencialidades, pues “no podemos renunciar al aporte de los TCP al desarrollo del país, sobre todo por su incidencia en los municipios (hasta el cierre de 2019 el pago de tributos de este sector a los presupuestos territoriales se encontraba entre un 30 y 34 por ciento).

Aclaró que se mantiene el descuento del 3 %  para quienes abonen sus obligaciones por los canales digitales, en tanto, a quienes inicien una actividad se les mantiene el beneficio de no pagar impuestos durante los primeros tres meses.