Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Que ninguna adversidad sea un freno

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) prosigue las inversiones que ejecuta a pesar del complejo escenario durante 2020

Aunque 2020 ha impuesto no pocas restricciones para los procesos inversionistas, en el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) estas labores no se han interrumpido.

Una situación internacional y local difícil debido al impacto de la pandemia de Covid-19, el recrudecimiento del bloqueo estadounidense contra Cuba, el panorama financiero complejo, así como déficits de recursos materiales, no lograron paralizar los empeños en pos del desarrollo de este sector en la Mayor de las Antillas.

Así lo destacó en conferencia de prensa Fernando Pérez Gómez, director de inversiones del INRH, quien agregó: “en medio de ese escenario no se ha detenido el trabajo y se pude hablar incluso de resultados positivos.

“A pesar de todas las dificultades –enfatizó- se adoptaron medidas organizativas para dirigir esfuerzos hacia las obras que generan mayor impacto en el bienestar de la población y el desarrollo de la economía”.

En tal sentido reconoció la importancia del vínculo establecido con las universidades para encontrar soluciones que sustituyan importaciones. Por ejemplo, es el caso de las fibras y aditivos de los trasvases, dijo.

Los frutos del trabajo

De acuerdo con Fernando Pérez Gómez, hasta el cierre de octubre se habían ejecutado 307 000 000 de pesos en el programa de las inversiones. “Lejos de ese valor, que no es lo más significativo, debemos subrayar la labor que se ha realizado para concluir obras con valor de uso para la población”, subrayó.

Hasta esa misma fecha –añadió- con las acciones concretadas se beneficiaron 1 700 000 habitantes en todo el país.

Especificó que en La Habana actualmente se acometen labores en Quinta Avenida. Cuando se concluya allí –puntualizó- debe incrementarse la presión y mejorar el servicio a los pobladores de Playa, así como a los hoteles ubicados en ese municipio.

Otro de los sitios donde se labora en la urbe capitalina es en la zona conocida como El Pontón, con el objetivo de suprimir las inundaciones que provocan con frecuencia las intensas lluvias.

El proyecto Drenaje Pontón-Cuatro Caminos-Drenaje Matadero (sifón), valorado en aproximadamente 10 millones de pesos, solucionará los problemas de drenaje y beneficiará a 16 000 habitantes de Centro Habana, parte del Cerro y La Habana Vieja, declaró a Radio Metropolitana Manuel Paneque Gómez, delegado del INRH en La Habana.

Acotó que se trabajará en el sifón situado en Manglar y Oquendo, donde se colocarán dos tubos de 500 milímetros (mm) para comunicar El Pontón con Aguas Abajo (Cuatro Caminos) de modo que fluya el agua que no pueda evacuar el sistema de drenajes.

En palabras de Paneque Gómez, esa inversión incluye también el sifón que captará el volumen de agua del parque Infanta y Manglar. Además se rectificará el vial y disminuirán la rasante entre 20 y 50 centímetros, lo cual posibilitará mayor escurrimiento hacia la bahía; precisamente allí, en el área del muelle Osvaldo Sánchez, se efectuarán acciones de dragado como última parte del proyecto.

Las conductoras de Cuenca Sur, Ariguanabo y Cosculluela son obras ya  concluidas en la capital, al tiempo que prosiguen las faenas en el sistema de drenaje de San Agustín, el colector de Luyanó, así como las plantas de tratamiento de residuales de San Matías y Prosperidad, las cuales tributan al saneamiento de la bahía.

En todos los frentes

El Director de inversiones del INRH aludió igualmente a cuánto se hace también en infraestructuras vitales para el impulso a la agricultura como los trasvases, así como a los trabajos que tributan al sector del turismo. Sobre estas últimas resaltó la planta de tratamiento de residuales de Antilla (Holguín) y la del hotel Oasis, en Varadero. 

Por otro lado, explicó Fernando Pérez Gómez que se realizan actividades de mantenimiento, lo cual garantiza la durabilidad en el tiempo de lo que ya está construido. Acotó al respecto que, al finalizar octubre, ya se había ejecutado un monto que oscilaba en el orden de los 170 millones de pesos.

Sin rendirse ante los desafíos

A pesar de las trabas que limitan avanzar más en programas como los de trasvases, redes de alcantarillado y saneamiento, “no renunciamos al cumplimento del plan de inversiones proyectado para el año; en función de lograrlo se trabaja y se buscan alternativas”, aseguró el directivo.

Asimismo, destacó fortalezas y potencialidades de la nación para sustituir importaciones en el sector hidráulico. Mencionó el hecho de contar en el país con tres fábricas de tuberías con varias líneas de producción que abarcan desde diámetros pequeños hasta los 1 200 mm (Ciego de Ávila, La Habana y Holguín).

Se suma a esto el aporte de las universidades y de industrias como la Unidad Industrial Militar, que ha aportado los metros contadores de pequeño diámetro para el programa de metraje.