Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Trabajar con celeridad para minimizar los daños

El Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, instó en Santiago de Cuba y Granma a trabajar con agilidad para resolver los daños dejados por la tormenta tropical Eta

A hacer el máximo esfuerzo para minimizar en un corto período de tiempo las afectaciones provocadas por la tormenta tropical Eta, sobre todo en la cosecha cafetalera y la producción agrícola en general, exhortó la víspera en esta oriental ciudad el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

En recorrido que, según sus propias palabras, pretendió palpar los daños cuantificados hasta ahora como efectos del evento climatológico y las medidas adoptadas en el extremo oriental cubano para una rápida recuperación, Valdés Mesa instó a tener presente el costo beneficio de lo que se haga en ese empeño recuperador y dar prioridad a la siembra de cultivos de ciclo corto.

Temprano en la mañana, en reunión de trabajo donde participaron también los miembros del Comité Central del Partido Lázaro Expósito Canto; y Beatriz Johnson Urrutia, primer secretario del Partido y gobernadora de Santiago de Cuba, respectivamente, junto a autoridades de la provincia de Guantánamo, el dirigente recibió una pormenorizada información sobre los efectos de Eta en ambos territorios y las acciones que se acometen para revertir tal panorama.

Johnson Urrutia explicó que una veintena de averías eléctricas, daños en viales y caminos, carreteras incomunicadas y perjuicios en la cosecha cafetalera y la agricultura en general, constituyen las principales afectaciones ocasionadas por Eta en tierra indómita, territorio en el que en esta ocasión fueron protegidas más de 7 700 personas.

Precisó que los mayores efectos se registran en la agricultura, sector donde, preliminarmente, se encuentran afectadas unas 353 hectáreas de cultivos varios como yuca, boniato, maíz, frijol, tomate, col, pimiento, fruta bomba, entre otros; se dejaron de recoger unos 33 000 litros de leche; alrededor de 167 000 unidades de tabaco se dejaron de producir y se estiman unas 14 600 latas de café en el suelo y más de 30 000 latas del cerezo maduro, lo que obliga a la movilización de cuantiosas fuerzas, tanto internas como de apoyo, para intentar salvar la actual contienda.

Por su parte, el gobernador de Guantánamo, Emilio Matos Mosquera, puntualizó que en el territorio más oriental, igualmente se reportan daños en plantaciones de tomate, col, garbanzo, pimiento, frijol, lechuga y en semilleros de hortalizas y vegetales, y se han goteado 12 541 latas de café, en cuya recuperación se trabaja, al tiempo que se cuantifican 45 200 latas de café maduro, fundamentalmente en el municipio de Maisí.

Vamos a enfrentar los efectos de este evento climatológico, al que se suma el recrudecimiento del bloqueo, como lo hemos hecho siempre, y vamos a superarlo, sentenció finalmente Valdés Mesa.

Al concluir la reunión de trabajo y desde el ánimo de constatar en la base los efectos dejados por Eta y el tesón santiaguero para revertir las afectaciones, el Vicepresidente cubano recorrió áreas agrícolas e intercambió con productores y directivos de los municipios de Guamá y Contramaestre.

En el costero municipio de Guamá el recorrido comenzó por la unidad empresarial de base La Granjita, módulo pecuario Manuelica, de la Empresa Agropecuaria Guamá, entidad que cuenta con 2 500 ponedoras, además de conejos, pavos y codornices, que tributarán al auto abastecimiento municipal; en la UBPC Bahía Larga observó afectaciones a la infraestructura ganadera, pues quedaron bajo las aguas varias hectáreas de pastoreo.

En la Cooperativa de Créditos y Servicios Boris Luis Santa Coloma, conoció al productor porcino Raudelis Cuza Rodríguez, quien impidió junto a sus trabajadores que las aguas del río Guamá se llevarán sus 200 cerdos, aunque perdieron varias palmas que producían alimento animal, un corral y viviendas rústicas.

Por su parte, en el polo productivo Laguna Blanca del municipio de Contramaestre intercambió con el productor Eusebio García Ávila y su hijo, Joan Daniel García Naranjo, usufructuarios de la finca La Gladis, en la comunidad El Jagüey, asociados a la CCS Amado Rosales. Ellos cuentan con seis hectáreas para la producción de maíz, yuca, tomate, frijol y cebolla; esta forma productiva es una de las 24 que en todo el municipio participa del proyecto Prodecor, para el fomento del cultivo de granos. (Tomado de Juventud Rebelde)