Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Estrategia socioeconómica de Cuba prevé impulso a pequeñas empresas

De acuerdo con el viceprimer ministro cubano Alejandro Gil, se trabaja para establecer un marco legal que les otorgue mayor autonomía para contribuir sobre todo al desarrollo local y territorial

La nueva estrategia socioeconómica implementada en Cuba contempla el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) tanto del sector estatal como del privado.

De acuerdo con el viceprimer ministro cubano Alejandro Gil, se trabaja para establecer un marco legal que les otorgue mayor autonomía para contribuir sobre todo al desarrollo local y territorial.

El también titular de Economía y Planificación enfatizó en que el desarrollo de las Mipymes se complementa con el perfeccionamiento del trabajo en el sector no estatal y con las transformaciones dentro del sistema empresarial.

En ese sentido, explicó, el ordenamiento monetario jugará un papel esencial al eliminar la dualidad monetaria y cambiaria, que constituyen una traba para el desarrollo del país, pues favorecen las importaciones en detrimento de la producción nacional.

Precisamente, ese proceso de reordenamiento busca elevar la eficiencia empresarial a partir del estímulo a las exportaciones y el consumo de bienes locales.

El jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos del Partido Comunista de Cuba, Marino Murillo, señaló la víspera que la unificación monetaria y cambiaria, así como la consecuente devaluación de la moneda nacional, favorecerán el uso de insumos producidos en la isla.

El funcionario se refirió a los beneficios de igualar el tipo de cambio, pues actualmente a nivel empresarial un peso cubano convertible (CUC) equivale a un dólar, y esto propicia la compra de materias primas fuera del país.

Eso significa que todas las empresas exportadoras mejorarán su situación, algunas duplicarán o triplicarán sus utilidades, según las previsiones realizadas.

El sistema empresarial tendrá muchas más potencialidades, pero tendrá que ser más eficiente, expresó el directivo, quien informó sobre cómo el Estado atenderá las pérdidas de esas compañías solamente durante un año para evitar el desempleo.

Ambas autoridades participaron este miércoles en el programa televisivo Mesa Redonda, donde aclararon cómo el ordenamiento monetario del país busca resolver desequilibrios macroeconómicos, reducir déficit presupuestarios y favorecer los incentivos a la producción.

Ese procedimiento incluye también una reforma salarial y de pensiones capaz de facilitar a los ciudadanos la adquisición de bienes y servicios ante el previsible aumento de los precios mayoristas y minoristas, una consecuencia de la devaluación de la moneda local.

Actualmente en Cuba circulan de forma legal dos monedas con tipos de cambios diferentes, uno para las personas naturales (25 pesos = 1 CUC = 1 dólar) y otro para las empresas (1 CUC= 1 peso = 1 dólar), lo cual genera confusión en las mediciones de los costos reales de la actividad empresarial y distorsiona los análisis de rentabilidad. (PL)