Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Astucia, laboriosidad y ciencia para producir más alimentos

El proyecto se lleva adelante atendiendo al déficit de agua en la presa Pozo Azul en Guantánamo

La producción y comercialización de alimentos con peso decisivo en la estrategia transformadora que inciden directamente en la población -ajustada a las condiciones y contexto actual de Cuba, como ha informado la máxima dirección del país-, estimulará y respaldará la iniciativa creadora de los agropecuarios cubanos.

En ese orden, y para enfrentar el recrudecido bloqueo estadounidense, agravado con la pandemia de la Covid-19, en Guantánamo ya trabajan en una nueva estrategia de siembra en el Valle de Caujerí, la cual facilitará a la Empresa Agropecuaria de San Antonio del Sur cumplir su compromiso de entrega de tomate fresco para la industria procesadora de vegetales y frutas en la presente campaña de frío.

El proyecto se lleva adelante atendiendo al déficit de agua en la presa Pozo Azul, publica el periodista  Julio César Cuba Labaut, en el diario digital Venceremos, del territorio más oriental de Cuba.

Céspedes Lobaina Aria, subdelegado de la Agricultura en Guantánamo, informó que inicialmente se previó plantar 560 hectáreas (ha) de la hortaliza, pero dada la situación referida se reprogramó la siembra de 431 ha de una vez en el eje central del Valle, donde existe determinada garantía de abasto del líquido.

El directivo aseguró que en esa área se obtendrán, a razón de 17 toneladas por ha como promedio, las 6 800 t de tomate demandadas por la moderna fábrica instalada allí, perteneciente al Ministerio de la Industria Alimentaria.

El titular de la Agricultura en Guantánamo no descarta la posibilidad de seguir sembrando si mejora la situación del referido embalse, mientras en las zonas de premontaña, a donde no se podrá enviar agua, se harán siembras en secano con yuca, plátano burro y otros renglones resistentes a la sequía.

Al decir del directivo otra acción importante fue el adelanto de la campaña de semilleros, de los cuales se extraen posturas de tomate, col y pimiento que se siembran con el propósito de lograr presencia de esas hortalizas en la ciudad de Guantánamo para fin e inicio de año.

Potencian producción de alimentos

También en Las Tunas, para responder al llamado de la dirección del país de contribuir con la alimentación del pueblo, los productores del grupo azucarero Azcuba amplían las áreas y buscan intercalar las cañas con cultivos de ciclo corto, generalizando experiencias y aplicando nuevas estrategias que propicien garantizar la alimentación de más de 76 000 comensales de la organización empresarial y sus familiares.

A los agricultores tuneros del sector azucarero ahora no les basta con el 3% de las áreas destinadas a los cultivos varios y frutales, pues tienen que producir vianda, granos, hortalizas y proteína animal que demandan sus productores y aportar al balance alimentario del autoabastecimiento municipal, destaca la periodista Yaimara Cruz García en el sitio www.tiempo21.cu.

Añade que, a la par de otras tareas cotidianas como las reparaciones industriales, se impulse la preparación de tierras, la creación de nuevos convenios porcinos y la puesta en funcionamiento de una planta para la fabricación de pienso animal en las áreas de la Unidad Empresarial de Base Central Antonio Guiteras, de Puerto Padre.

La crianza de cerdos se consolidó con la apertura hace un año de la fábrica de pienso criollo, de Tecnoazúcar, entidad que para llevar adelante el programa porcino cuenta también con el excelente cometido de la UEB Pedro Plaza, cuya materia prima fundamental es la carne de cerdo para elaborar distintos tipos de embutidos.

Los aportes de las entidades pertenecientes al Grupo Azucarero Azcuba son válidos toda vez que las unidades trabajan en el reordenamiento de la agricultura, ahora con nuevas medidas para impulsar la producción de alimentos, el fomento a las formas no estatales de producción, una mayor autonomía, así como la eficiencia y la descentralización de sus manufacturas.

Aplican alternativas

La aplicación de la ciencia tiene su papel fundamental en la actual estrategia. Por eso, propuestas sobre el uso de prebiótico de yuca como alternativa para la alimentación porcina en la etapa de crecimiento, ya despierta el interés de técnicos investigadores y productores del sector agropecuario de la provincia de Granma.

Tal propuesta constituyó una de las ponencias evaluadas por el centro de Información y gestión tecnológica de Granma (Ciget) durante la realización del Fórum de Ciencia y Técnica.

El Doctor en Ciencias veterinarias Héctor Fajardo Rivero evaluó los beneficios de este alimento alternativo a base de yuca para la elaboración de yogurt y su comportamiento en los indicadores productivos de esta especie, informó la estudiante de periodismo Lianet Pérez, en el sitio www.lademajagua.cu.

La publicación agregó que ese resultado científico, si bien no es nuevo, requiere de una generalización en su aplicación teniendo en cuenta la estrategia económica diseñada por Cuba en aras de garantizar la soberanía alimentaria de la población.

Fajardo Rivero enfatizó que el yogurt elaborado a partir de la yuca trae consigo un aumento de proteína aproximada de 14 % y una energía de 9 %, muy similares a los aportes que realiza el concentrado tradicional.

Rivero destacó la importancia de que el campesino domine la formulación del concentrado y adquiera conciencia del aporte que brinda esta alternativa y además que el sembrado de la yuca en su propia finca haría más económica su obtención.

Proyecto comercial en Holguín

De igual forma, en el área comercial en la provincia de Holguín se pone en práctica un nuevo proyecto denominado La ruta de la conserva. Este permitirá a la población adquirir, de manera directa, las diversas elaboraciones que distinguen la producción de la fábrica de conservas Turquino, de esa ciudad, publica el sitio www.ahora.cu.

Según informó Arnaldo Vargas Castro, periodista de la emisora Radio Angulo, en el punto se venderán derivados de frutas y vegetales en conserva, mermeladas, jaleas, condimentos, mostaza, jugos y alimentos ligeros.

Durante la inauguración, Ramón Rodríguez, director de la procesadora, refirió que si bien la oferta no alcanza a satisfacer la demanda actual, garantiza en cambio su calidad y el buen trato del personal del comercio.

Los servicios de La ruta de la conserva se implementaron a partir de la restauración de la antigua cafetería que se ubica a la entrada de la fábrica. El establecimiento fue fundado en 1946, por la familia de Aurora Pino Fontanela.

Acciones como estas amplían y facilitan el acceso de la población a los productos alimenticios, al tiempo que expresan la medida en que las empresas estatales son capaces de generar un impacto positivo en las comunidades.