Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Tiempos de pandemia, tiempos de innovar

El 31 de julio, el grupo empresarial Tabacuba celebró sus primeros 20 años. Las exportaciones de puros cubanos Premium representa una de las fuentes de ingreso más importantes para la economía cubana

La pandemia de la Covid-19, con casos en 185 países y próxima ya a  sobrepasar los 16 millones de contagios,  estremeció al mundo y los mercados: se tambaleó el comercio, colapsaron el turismo y las líneas aéreas, se perdieron miles y miles de empleos.

Los impactos de esa situación, de una forma u otra, se sintieron en los cuatro puntos cardinales, con grados diferentes de afectación. En las más diversas geografías, la búsqueda de estrategias para sortearlos, en espera de una mejor coyuntura, donde han tenido la capacidad operacional, logística y financiera, ha permitido evitar cierres en empresas e industrias grandes y pequeñas.

En Cuba, las amenazas no fueron menores. Incluso, podría decirse que mucho mayores porque a cada escenario, debe sumarle la pezuña negra del bloqueo y sus insólitas persecuciones, de cada vez más sorprendente alcance.

La empresa mixta Habanos S.A., fundada en 1994 entre el grupo empresarial Tabacuba y Altadis, de la compañía británica Imperial Tobacco Group, con la misión es comercializar y dar a conocer el que es hoy considerado como mejor tabaco del mundo, también tuvo que adaptarse a las circunstancias.

“Habanos siempre ha sido una empresa innovadora, creadora de cosas nuevas para sus marcas”, declaró recientemente Inocente Núñez,  copresidente por la parte cubana de la empresa, que mantiene el liderazgo mundial de puros Premium, hechos totalmente a mano.

Actualmente tiene 27 marcas, dijo, “siempre estamos innovando y en esta ocasión lo continuamos haciendo, buscando variantes y alternativas ante la situación de la Covid-19 que ha impedido la entrada y salida de vuelos de Cuba”.

Por tradición, como la vía más rápida, los puros Premium cubanos han llegado a los diferentes destinos en el mundo mediante la aviación, la situación de 2020 representó un escenario nuevo y desafiante. “Estamos utilizando la estrategia de emplear las navieras para exportar nuestro tabaco hacia el mundo. Habitualmente, el 90 % de las exportaciones las concretábamos mediante aviones y ahora, en este contexto, es todo lo contrario”, expresó.

“Hemos tenido que actuar bajo esta premisa y condiciones con las navieras, para poder exportar nuestro tabaco, cuya acción no ha parado hacia más de 150 países en todo el mundo, donde  sigue siendo muy aceptado, aun con todas las restricciones que desde luego tenemos mundialmente”, precisó.

De acuerdo con Núñez, “nuestro producto es muy apreciado y considerado y se siente mucha pasión por él en el mundo entero”, incluso en medio de una contracción de la demanda motivada por la pandemia que ha provocado más de medio millón de fallecidos.

Impactos en los mercados

“La demanda, desde luego, ha disminuido, porque por los efectos de la Covid-19 han cerrado establecimientos que expenden productos de tabaco. Ha bajado, sobre todo, en el concepto de Duty free, por los propios cierres de los aeropuertos, donde Habanos S.A. concentra aproximadamente el 35 % de nuestras ventas, lo que tiene un efecto de aproximadamente 18 % a 20 %”, destacó el copresidente de la empresa mixta.

A su juicio, hoy los mercados viven una situación muy cambiante: “algunos incorporan, se vuelven a cerrar,  vuelven a incorporarse y estamos trabajando bajo esa situación mundial. Para nosotros, las principales afectaciones están en Europa y ahora también en América Latina, actualmente muy afectado.

En el caso de Asia, indicó, se ha ido recuperando poco a poco, “pero realmente la afectación es considerable todavía.  China, un mercado que estaba creciendo,  tuvo unas contracciones debido a la pandemia en los meses de abril y mayo y ya desde junio se ve alguna recuperación pero en general, la situación es muy incierta mundialmente”.

La contracción de los mercados ha significado un reto para esta entidad comercializadora, que durante 2019 sobrecumplió las exportaciones en 5 % y creció, en relación con el año 2018, en más de 11 millones de moneda libremente convertible, así como en las ventas de tabaco torcido para las cadenas que distribuyen los productos en el mercado interno cubano, los que se consideraron los mejores resultados en los últimos 11 años.

Siguiendo el impulso de 2019, cuando la acelerada gestión de cobros de la empresa en el exterior le permitió reducir los  ciclos acordados con los distribuidores, lo que propició el sobrecumplimiento de ingresos en divisas al país, marcando récord históricos en los índices de eficiencia económica.

Habanos S.A. innova

Según reveló Núñez, estamos ideando buscar la posibilidad de hacer ventas online de nuestros  productos esta situación y eso también nos puede dar algunos resultados para paliar la situación que tenemos debido a la pandemia. “Esa es una estrategia que estamos evaluando y en algunos casos ya están aplicándose con el fin de revertir el panorama mediante las ventas online”, precisó.

“Ese es nuestro compromiso: seguir innovando y buscando soluciones a la situación que nos impone la Covid-19”, sostuvo el copresidente de la empresa, que recientemente recibió la condición de Vanguardia Nacional, el máximo reconocimiento a colectivos laborales que otorga la Central de Trabajadores de Cuba.

Los puntales para los habanos Premium

Por supuesto, ninguna de las acciones de Habanos S.A. sería posible sin las acciones que allanan el camino hacia los más conocidos y reconocidos puros Premium del mundo. El actual contexto económico internacional coincide con el aniversario 20 del grupo empresarial Tabacuba, que dirige integralmente todas  las fases agrícola, preindustrial,  industrial y de comercialización del tabaco en Cuba.

De acuerdo con Justo Luis Fuentes, presidente del grupo, para los 47 000 trabajadores constituye un reto celebrar los primeros 20 años de Tabacuba, sin renunciar a los planes de la economía, para cumplirle al país. “Tenemos retos importantes que solventar para cumplir con ese compromiso”, dijo.

Para eso, unido al Sindicato Nacional de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacaleros idearon el movimiento Mi aporte decide, con el que aun en medio de las tensiones derivadas de la Covid-19 se proponen “llegar a un 105 % o llegamos al 99 %,  pero peleando para cumplir con ese plan técnico-económico,  velando por que se cumplan todos los indicadores de salida de exportaciones e ingresos al país y enfrentando cada uno de los aspectos o problemas que pudieran incidir”.

“Hasta hoy, el grupo empresarial va cumpliendo y sobrecumpliendo los ingresos y las exportaciones.  Nos queda un semestre fuerte por delante, pero estamos  seguros de que como lo hicimos en la primera mitad del año, lo vamos a hacer en la segunda”, destacó Fuentes.

En la etapa fuerte de la Covid-19 en el país, explicó, “nos faltaron alrededor de 1 080 torcedores en los bancos, pero en estos momentos faltan unos 450, que están incorporándose de nuevo a las actividades de producción en talleres, en fábricas, en la agricultura. Por tanto, consideramos que va a ser un semestre fuerte con los colectivos más completos en materia de los técnicos, los especialistas y los torcedores, que tan importantes son para el cumplimiento de las exportaciones”.

A su juicio, nada afectará la calidad de los habanos. “Un aspecto en que se trabaja es el sistema de gestión de calidad y para un producto élite como el tabaco, ese es un tema que no se puede debilitar en ningún momento, porque de haber problemas de calidad en la etapa del torcido, no podría exportarse un producto como este”. Según aseveró el director del grupo empresarial, “cuenten con el sector tabacalero que no defraudará a la dirección del país, como no lo ha hecho nunca”.

El grupo empresarial está integrado por unas 40 empresas estatales, tres mixtas (Habanos, S.A; Internacional Cubana de Tabacos; S.A. y Brascuba Cigarrillos, S.A.), una sociedad mercantil 100 % cubana, Tabagest S.A. y un instituto de investigaciones con tres estaciones experimentales en tres zonas tabacaleras del país.