Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Santiago de Cuba: Intensifican labores en diversos frentes de la economía

Acogidos a la tercera fase de la recuperación de la Covid-19, conmemoran 505 años de fundación de la Ciudad Heroica y el 67 Aniversario del Asalto al cuartel Moncada

Trabajadores de la provincia de Santiago de Cuba intensifican su gestión en diversos frentes vitales de la economía, ya incorporados a la tercera fase de la etapa de recuperación de la Covid-19; además conmemoran los 505 años de fundación de la Ciudad Heroica y el Aniversario 67 del Asalto al Moncada.

Las labores se hacen sentir en los polos productivos fundamentales del territorio, ubicados en Los Reinaldos (municipio de Songo-La Maya), El Alambre (San Luis) y Laguna Blanca (Contramaestre), donde aprovechan la llegada de las lluvias para proseguir la preparación de la tierra, sembrar viandas y velar por la calidad de las semillas de los diversos cultivos, publica el portal www.santiago.gob.cu

Añade que en la empresa agropecuaria de Laguna Blanca se proponen mejorar los resultados productivos del actual año. Aquí se atienden 20 hectáreas plantadas de maíz híbrido SYN750, que esperan rinda entre seis y 10 toneladas por hectáreas. Además priorizan la optimización de los suelos mediante el empleo del  intercalamiento de cultivos, la siembra escalonada y empalado para una mejor producción.

Laguna Blanca, por las tecnologías de riego y cosecha, la fertilidad y extensión de su tierra decide en la producción de alimentos. En su área de la zona de Aguacate se cultiva también boniato, yuca, malanga, ñame, plátanos burro y vianda, pimiento, calabaza, higos, maracuyá y mango.

También en el polo productivo Los Reinaldos, la UBPC Cabaña, del Consejo Popular La Perla, laboran 40 obreros, en su mayoría mujeres, quienes atienden seis hectáreas de boniato y cuatro de yuca, la cuales completan las 138 hectáreas planificadas para el cierre de la campaña de primavera. Incorporaron además otras 26 hectáreas sembradas con plátano burro.

De igual forma en la finca La Esperanza, de este mismo polo productivo, el usufructuario Alexis López Rivera, de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Cecilio Miranda, sobresale con 21 hectáreas de piñas con escalonamientos de cultivos entre estos yuca, pepino, quimbombó, frutabomba, frijol y maíz.

Agricultura urbana

Santiago de Cuba avanza de igual forma en los frentes de la agricultura urbana, suburbana y familiar. Para eso impulsa de forma especial la producción de alimentos en las propias viviendas de los santiagueros en toda la provincia, publica la periodista Marlín Camilo Castillo, del periódico Sierra Maestra.

Wuerlin Velázquez Herrera, jefe del Departamento de la Agricultura Urbana en Santiago de Cuba, explicó que en ese territorio desarrollan un sistema para apoyar a las familias que desarrollan la agricultura desde sus viviendas.

Se han propuesto incrementar los patios y las parcelas a ese nivel y, aunque crece en estos últimos tiempos, aún no satisface las necesidades, pero si es un apoyo al programa de autoabastecimiento provincial.

Velázquez Herrera explicó que ya tienen más de 16 000 patios incorporados a este movimiento “y eso es una inversión importante dentro de la familia, y sabemos que tenemos potencialidades en Santiago de Cuba para sumar más”.

Para apoyar a la familia cubana sumada a esta iniciativa tienen un programa relacionado con la construcción de organopónicos, huertos intensivos, parcelas, cultivos semi protegidos (que llevan recursos como sistemas de riego) y se proponen lograr 10 metros cuadrados (m2 )por habitante, de los cuales la provincia va por 8,2 m2.

Producir medicamentos

Al quehacer destacado de los santiagueros se suman trabajadores de otros sectores de la provincia como el Laboratorio Farmacéutico Oriente, donde priorizan empeños para aumentar las capacidades, control y calidad en las producciones de medicamentos en esa empresa de la industria biotecnológica cubana.

Un intenso quehacer productivo se constata aquí y sus trabajadores redoblan esfuerzos en busca de garantizar estabilidad y presencia de sus productos en el sistema nacional de salud, publicó la periodista Bárbara Deás Trobajo, de Tele Turquino, en Santiago de Cuba.

Perteneciente al Grupo Empresarial BioCubaFarma, el Laboratorio santiaguero responde al Sistema Nacional de Salud con sus producciones insertadas en el cuadro básico de medicamentos  a pesar de la escasez de recursos por causa del recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

Esta planta asume la elaboración de medicamentos líquidos, sales de rehidratación oral, sueros parenterales, soluciones concentradas para hemodiálisis y otros comprimidos, a la vez que han asumido la responsabilidad de asegurar los sueros para todo el sistema de salud.

El referido Laboratorio Oriente sobresale especialmente porque algunas medicinas en falta han encontrado alternativas entre sus acciones para incorporarlas al mercado como las tabletas de dipirona, aspirina y el suplemento dietético Nutriforte, entre otros.

Asimismo, trabajan fuerte para que en el último trimestre de este año puedan garantizar la producción del analgésico y antiinflamatorio ibuprofeno.

Otras producciones como las vendas de yeso que se han visto limitadas en este laboratorio por las conocidas dificultades que causa el bloqueo a Cuba para adquirir las materias primas necesarias en el mercado internacional, las han podido franquear retomando de conjunto con la textilera santiaguera, la introducción de la gasa cubana para elaborar las aludidas vendas de yeso.

También abren nuevas inversiones para desarrollar y aumentar la entrega de medicamentos de forma estable.

Producción de energía

La termoeléctrica Antonio Maceo de Santiago de Cuba, tras garantizar la producción de energía en medio de la pandemia de la Covid-19, continúa su gestión de forma estable bajo medidas de seguridad y protección para sus trabajadores dada la importancia que tiene esta industria para la provincia y el país.

Sobre todo mantienen la estabilidad estratégica del servicio a fin de evitar fallas a pesar del actual incremento del consumo de electricidad en hogares y centros estatales, mediante el respaldo de tres unidades de 100 MW, que permanecen activadas, a la vez que cumplen con el mantenimiento programado en otra de sus unidades.