Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Primer pitazo del central abre la zafra azucarera

Convocan a todos los azucareros del país a trabajar con eficiencia en esta zafra y priorizar la siembra de caña

En la presente semana comienza la cosecha azucarera de 2019-2020, liderada por los centrales Boris Luis Santa Coloma y Cristino Naranjo, de las provincias de Mayabeque y Holguín, respectivamente, cuya preparación, al igual que en el resto del país ha exigido mayor entrega de los trabajadores del sector en la reparación de todos los equipos de corte y tiro de las cañas, y demás dispositivos de los 44 ingenios que se activarán en esta zafra.

Desde la terminación de la temporada anterior se inició la preparación de los centrales y demás medios, labor que en los meses de junio a agosto se realizó de manera escalonada para propiciar las vacaciones de los obreros participantes. No obstante, se puso énfasis en la calidad de los trabajos previstos en aras de resolver los problemas que atentaron contra la eficiencia agroindustrial en la cosecha pasada.

José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en reciente visita a centrales que trabajarán en esta cosecha convocó a todos los azucareros del país a trabajar con eficiencia en esta zafra, priorizar la siembra de caña y lograr el despunte definitivo de la producción azucarera en provincias como Las Tunas, de alto potencial para el sector.

Machado Ventura dijo que el aporte de la agroindustria azucarera es neurálgico para las finanzas del país, en medio de un escenario de recrudecimiento del cerco comercial de Estados Unidos contra Cuba y cuando es cada vez más necesario incrementar las exportaciones de bienes y servicios, publica el periódico 26.cu, de ese territorio oriental.

Añade la publicación que Machado Ventura llamó a incrementar la siembra de caña para lograr resultados superiores en la producción de azúcar en etapas venideras y señaló la necesidad de controlar cada proceso y mantener bien en alto la voluntad de los trabajadores. “Si no sembramos caña, afirmó, no tendremos zafra, ni azúcar”.

También convocó a aprovechar los recursos de forma óptima, desarrollar iniciativas que permitan poblar cada palmo de tierra de un cultivo que forma parte de la tradición del pueblo cubano y avanzar económicamente, precisó.

Machado Ventura señaló que ante el incremento del bloqueo imperialista y las medidas para asfixiar al pueblo cubano, “la respuesta está en nosotros, juntarnos aún más y explotar nuestras potencialidades para salir adelante”.

De igual forma Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba, en una reunión de trabajo con directivos de la agroindustria azucarera donde se evaluó la situación actual y los preparativos para la zafra que se avecina, insistió en la importancia estratégica del sector.

Ponderó a los azucareros por su tradición, cultura y riqueza y dijo que el país no renunciará a él, además, por su elevado impacto social, la cadena de valores que forma y la capacidad de generar empleos tanto dentro de esta industria como en otras ramas, publicó el sitio web del Grupo Azucarero AZCUBA.

Al mismo tiempo, el también miembro del Buró Político del Comité Central del Partido,  reflexionó sobre un aspecto clave como es la producción de alimentos para sus trabajadores y cooperativistas, además de aportar al consumo social.

Valdés Mesa  insistió en la importancia de atender  a su principal recurso, el hombre, a la vez que llamó al uso racional de los medios disponibles y la organización y planificación de las actividades de recuperación del programa cañero azucarero en la provincia.

Asegurar la eficiencia

Liobel Pérez Hernández, comunicador del Grupo Azucarero AZCUBA, destacó el esfuerzo de todos por garantizar en esta nueva temporada el flujo permanente de caña a los ingenios, para que estos no tengan que parar por falta de esa materia prima principal y exista un elevado aprovechamiento de las capacidades de molienda.

Significó como fundamental propósito incrementar el rendimiento industrial, cuya elevación  representa la obtención de un significativo volumen adicional de azúcar, por lo tanto resulta vital lograr un elevado aprovechamiento de las capacidades de molienda.

La zafra pasada demostró que, por la disponibilidad de cosecha y aunque todas las fábricas estén funcionando, se pierde azúcar por bajo rendimiento industrial, lo que originó que se concentren los recursos disponibles en aquellas centrales de mejores condiciones.

Además las autoridades dispusieron agrupar también los equipos de cosecha para buscar un mayor aprovechamiento de la norma potencial en esas unidades.

Tal estrategia orientada seguida por AZCUBA, de acuerdo con los estimados y la planificación para esta zafra, permitirá lograr mejores resultados, porque la eficiencia industrial está muy relacionada con el aprovechamiento de la capacidad fabril.

La actual temporada incluye otros importantes objetivos prioritarios como el incremento sostenido de la producción de caña, el perfeccionamiento de la relación entre el central azucarero y los productores cañeros, y la diversificación de los productos finales.