Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ciegoplast se prepara para mayores retos

Esta empresa de la provincia de Ciego de Ávila produce accesorios y tubos de polietileno de alta densidad que van desde 90 a 1 200 milímetros de diámetro

Conexiones y tuberías de polietileno de alta densidad que van desde 90 a 1 200 milímetros de diámetro, fabricados por la empresa Ciegoplast, de Ciego de Ávila (una de las tres entidades de su tipo en Cuba), ha sido determinante para la puesta en marcha de decenas de obras hidráulicas en todo el país.

Sus producciones hoy forman parte de nuevos sistemas de agua de 12 ciudades y capitales provinciales, de Mayabeque, Ciego de Ávila, Las Tunas, Santiago de Cuba, los polos turísticos Jardines del Rey; Cayo Santa María, en Villa Clara; Guardalavaca, en Holguín; Cayo Cruz, en el norte de Camagüey; y la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en Artemisa, entre otras.

Perteneciente al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y próxima a celebrar 20 años de fundada, sus técnicos y trabajadores en general también han desarrollado otros implementos tecnológicos como las barreras flotantes que apuntalan al proceso de saneamiento de la bahía de La Habana.

El licenciado Diego García Plasencia, director comercial de Ciegoplast, destacó que la empresa está compuesta por tres fábricas, una de tubería de polietileno que incluye la más reciente línea de 1 200 milímetros de diámetro, única de su tipo en el país, instalada con el propósito de continuar diversificando las  producciones y dar respuesta a urgentes demandas del país.

Integran la empresa, además, un taller de conexiones manipuladas y por inyección, para la fabricación de Y, T, crucetas, codos, reducidos y otros elementos especiales, y una planta de inyección para elaborar todo tipo de conexiones de acuerdo a los moldes que disponen actualmente.

 Alta automatización

García Plasencia significó que los tubos y accesorios de polietileno de alta densidad que entrega esta organización empresarial, certificados con normas internacionales de calidad, se destinan fundamentalmente para inversiones y otros trabajos de reparación y mantenimiento asumidos por el Instituto de Recursos Hidráulico y demás obras que se acometen en el país.

Destacó que es una industria con 70 % de su gestión fabril automatizada (solo producen de forma manual las conexiones), actividad en general atendida por 80 trabajadores, entre ellos 16 ingenieros en diversas especialidades y el resto de la fuerza compuesta por técnicos de nivel medio y obreros calificados, “todos con un alto sentido de pertenencia y disposición productiva”, expresó.

Los integrantes de esta fuerza laboral, afirma el directivo, trabajan por elevar los  resultados y mantenerse como un colectivo comprometidos con la eficiencia de sus producciones, al regirse por el cumplimiento de las normas y los principios de la calidad.

Según expertos, los tubos de polietileno de alta densidad superan a sus similares de acero, hierro fundido, asbesto cemento y fibra de vidrio, entre otros, por su flexibilidad, elasticidad, gran resistencia química, durabilidad y la ausencia de incrustaciones.

Tecnología de avanzada

Por su parte el licenciado Rafael González Caballero, director de la planta de conexiones, refirió que tales implementos y otras soluciones especiales que a solicitud de la dirección del país se fabrican aquí, emplean tecnología de la más actual generación.

Para lograr entregas de alta calidad tienen el respaldo en su taller de máquinas muy modernas  instaladas, entre estas 15 con técnica de PAD por termo fusión de última generación, “las cuales  humanizan y simplifican considerablemente el trabajo y posibilitan la búsqueda de soluciones importantes a situaciones que hoy pueden aparecen en las múltiples obras hidráulicas que acomete el país.

“Por ejemplo, en la llamada obra del crucero (tendido de conductora para aumentar el abasto de agua potable a residentes de La Habana Vieja, se presentó en la nueva red una dificultad que gracias al ingenio de técnicos y capacidad en Ciegoplast se pudo satisfacer esa necesidad y ya se colocó el implemento previsto” , afirmó.

Significo que soluciones de ese tipo para la continuidad de una obra hidráulica, facilita el trabajo y adaptación al lugar donde se coloca la conductora o implemento, “cuya solución es fruto de técnicos cubanos, capaces de dar respuesta a cualquiera de las necesidades que nos platee el país”.

Sobre el futuro de su empresa, González Caballero considera que tienen retos por delante,“pero nos sentimos en capacidad de brindar soluciones a un grupo de problemas que hoy enfrenta la nación, de piezas especiales para obras hidráulicas, evitando que se tengan que importar.

“Pensamos que cuando se hable en Cuba de obras hidráulicas y existan conexiones e interconexiones, piezas por inyección, entre otras, ahí está Ciegoplast con soluciones salidas de la energía e ingenio sus trabajadores que están a la altura del esfuerzo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulico que acomete estas proyectos”, concluyó.