Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La Innovación Tecnológica, el camino más corto para el desarrollo

Se reconocieron los autores de ocho relevantes resultados de la investigación científica

La edición XVIII del Premio Nacional de Innovación Tecnológica, correspondiente a 2017, reconoció a los autores de ocho relevantes resultados de la investigación científica provenientes de empresas de producción de bienes y servicios, centros  académicos, universidades y otras instituciones, representativos del quehacer en función del avance socioeconómico del país.

Armando Rodríguez Batista, director de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), dio a conocer las obras distinguidas, prueba fehaciente del desempeño en esta esfera y del alcance e impactos de los trabajos presentados (21 finalistas) cuya aplicación y/o generalización constituyen un aporte a los esfuerzos por renovar el modelo de desarrollo cubano.

La lista es ilustrativa de cómo la innovación acorta en gran medida los caminos hacia el progreso en todas las ramas y especialidades, al lograr valorizar un proyecto y hacerlo más sostenible. De ahí que se destaquen el Portal de la Salud de Cuba, Infomed, del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (CNICM)  y el Sistema de Gestión Integral de Aduana (GINA) de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI).

También recibieron el Premio, la Implementación Nacional de un Sistema de Vigilancia Basado en Riesgo para la Alerta Temprana ante la Introducción al país de la Influenza Aviar, a cargo del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (Censa) y el Diseño, desarrollo, introducción y generalización de los diagnosticadores para la detección de microorganismos patógenos en sangre, del Centro Nacional de Biopreparados (Biocen), ambas entidades pertenecientes a la provincia de Mayabeque.

Sobresalen además la generalización e impacto en la salud de nuevos medicamentos, la Risperidona de tres miligramos (mg) en tabletas y la de un mg/ml (mililitros) que es una solución oral; así como el Escalado Industrial de la Tecnología de Embriogénesis Somática para la Propagación Masiva de Plátanos y Bananos en la Red de Biofábricas de Cuba, del Instituto de Biotecnología de las Plantas.

En el compendio de galardonados aparece el Sistema de monitoreo y control de los parámetros de funcionamiento de las máquinas principales, diésel generadores y sistemas para buques de la Marina de Guerra Revolucionaria, del Centro de Investigación y Desarrollo Naval.

Se suma al elenco de éxitos innovadores la Aplicación de la modelación y la instrumentación en la modernización de las instalaciones artilleras autopropulsadas, como parte de la Tarea Triunfo, de la Facultad de Construcciones de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas, que contó con la participación de entidades del sistema del Ministerio de las Fuerzas Armadas (Minfar) y la Universidad de Ciego de Ávila.

Hasta la edición anterior, el Citma otorgó 90 premios nacionales a la Innovación Tecnológica a los que se añaden los actuales, entregados en una de las jornadas de la II Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que sesionó del 5 al 9 de marzo en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Tales reconocimientos surgieron en 1999 para estimular los resultados científicos, tecnológicos y organizacionales que contribuyen a incrementar la capacidad de innovación de las empresas. Entre los primeros trabajos galardonados se encuentran el Montaje, soldadura orbital, limpieza y pasivación de los sistemas críticos de las industrias médico farmacéutica y biotecnológica, del Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (Ceaden).

Se distinguieron además, el Surfacen, un producto farmacéutico cubano, del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria; la tecnología para el aumento y la estabilidad de la producción de capas en Pinar del Río, de la Estación Experimental del Tabaco y el SERFE, una nueva tecnología para la aplicación de fertilizantes en los cultivos, del Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar.

Innovación para el desarrollo sostenible

Con esa máxima, Innovación para el desarrollo sostenible,  se efectuó la II Convención  Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, convocada por el Citma y la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (Aenta), a la que asistieron más de 1 200 profesionales de 39 países.

La cita incluyó el XV Congreso Internacional de Información, el V Foro sobre Gestión de Información y el Conocimiento, el III Simposio de Sociedades científicas de la información, el II Simposio de Información, Universidad, Industria y Sociedad, y los foros de Cátedras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), así como el de Información, Medio Ambiente y Desarrollo.

El evento se propuso esencialmente el impulso de la integración, el intercambio de experiencias, la gestión de conocimientos, las prácticas sostenibles y el análisis de los avances y logros en materia de investigación e innovación en disímiles áreas temáticas, en el contexto actual, con la participación de investigadores, tecnólogos, innovadores y gestores de la actividad  en el ámbito nacional e internacional.

Expertos de reconocido prestigio impartieron conferencias magistrales, se realizaron talleres y congresos sobre temas prioritarios y se analizaron asuntos relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones, las nucleares, el desarrollo local y el diseño, las fuentes renovables de energía, la biotecnología y la industria farmacéutica, el cambio climático, las nanociencias y nanotecnologías, las ciencias sociales y humanísticas.

Se examinaron la formación del potencial científico, el financiamiento de la ciencia y el rol de los jóvenes y las mujeres en la actividad creadora, y se organizó la Feria Expociencia 2018, que sesionó paralela a la Convención.

El primer encuentro internacional sobre Ciencia, Tecnología e Innovación sesionó en 2016 en el Centro de Convenciones de Cojímar, en el municipio capitalino de La Habana del Este.