Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Villa Clara, relevante polo científico- técnico y productivo

Por cuarta ocasión, ese territorio del centro del país obtiene la sede de la celebración nacional con motivo del Día de la Ciencia cubana por sus notables avances en esa esfera en función del desarrollo socioeconómico en la Mayor de las Antillas

Por la relevante aplicación de los resultados científico-tecnológicos en su desempeño socioeconómico, en particular en la rama agrícola, en la producción de alimentos y semillas, en el desarrollo de las fuentes renovables de energía y en la preservación medioambiental, entre otras acciones, Villa Clara será sede de la celebración nacional por el Día de la Ciencia cubana, el próximo 15 de enero.

Una larga lista de logros en esa esfera la ubica en la puntera de las provincias más exitosas, esta vez escoltada por La Habana, Santiago de Cuba y Guantánamo, en su condición de destacadas.

Será esta una jornada propicia para profundizar en el legado del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, quien en un discurso pronunciado en esa fecha, pero del año 1960, resumió las bases de la política de formación y desarrollo profesional y científico de esta nación antillana al afirmar que “el futuro de nuestro país tenía que ser necesariamente un futuro de hombres de Ciencia, un futuro de hombres de pensamiento”.

Directivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) informaron a la prensa sobre el programa de actividades dedicado a la comunidad científica, a investigadores e innovadores del sector, cuyo mayor impulso se asocia a lograr más eficiencia productiva, mejor calidad de vida de la población y capacidad de respuesta a los efectos del cambio climático.

En el caso de la central provincia villaclareña, esta cuenta con un sistema de innovación bien estructurado y, según señaló María del Carmen Velazco, delegada del Citma en ese territorio, resulta muy alentador el nivel de integración alcanzado entre las instituciones, empresas y organismos vinculados a esa esfera como la Asociación de Innovadores y Racionalizadores (Anir), las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) y el Movimiento del Fórum de Ciencia y Técnica.

“Con una estrategia integrada de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, aprobada por la Asamblea Provincial del Poder Popular y por los gobiernos municipales, Villa Clara ostenta hoy un desempeño muy favorable en esa esfera, resultado de una más eficiente y eficaz gestión empresarial, académica e investigativa”, aseveró.

Villa Clara exhibe halagüeños frutos en el manejo costero integrado y ya en sus 13 municipios concluyó la implementación de los estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo; en materia de salud, los aportes incluyen la realización de estudios clínicos dirigidos a la terapia del cáncer, la atención al paciente con infarto agudo, la obtención de células madres para la medicina regenerativa, así como, en las ciencias sociales y humanísticas, las investigaciones se concentran en elevar la calidad de vida y enfrentar el envejecimiento poblacional, precisamente en la zona donde habitan las personas más longevas de todo el archipiélago cubano.

La representante del Citma en esa provincia señaló que del plan de ciencia de 2016 cuentan con más de 700 proyectos en ejecución, en tanto los de innovación superan los 140, vinculados casi en su totalidad a dar respuesta a los problemas y deficiencias del territorio.

La conmemoración está dedicada especialmente a los jóvenes investigadores y tiene como lema central: La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud. Será esta además una ocasión especial para reconocer la contribución de las entidades de ciencia, tecnología e innovación y las universidades, en especial las soluciones de alto valor agregado asociadas a las prioridades económicas, productivas y sociales.

Esta es la cuarta ocasión en que Villa Clara es sede del acto central por el Día de la Ciencia Cubana, la vez anterior sucedió en 2011, cuando también la convocatoria instó a destacar el papel de las empresas innovadoras en su contribución al desarrollo sostenible y al bienestar de la población.

Los avances villaclareños corresponden también a varios programas agrícolas y alimentarios, entre estos el cafetalero y su tecnología de riego por goteo, la producción de granos, nuevos cultivos con alto potencial de rendimiento, las tecnologías de semillas de pastos y forrajes, de plátanos y otras relacionadas con el sector, en el que influyen además los planes de frutales, el desarrollo porcino, la obtención de arroz, entre otros.

Exitos que se ilustran con el Programa cafetalero de la montaña, donde la Estación Agroforestal Jibacoa implementa la estructura varietal de Coffea arabica L en la cadena productiva de la empresa, en la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Herradura, con un área de semillas propias de ese ecosistema, y que cuenta con una planta y un laboratorio para el beneficio y clasificación del grano que se produce y comercializa.

También sobresale la Estación Jibacoa por el uso de la tecnología para la producción de posturas de café mediante tubetes, y se aplica en el polígono de mejoramiento y conservación de suelos de esa entidad  el sistema de riego por goteo en esos cultivos, que ha permitido mejorar las condiciones del suelo y el ahorro y empleo eficiente del agua.

A ello se suma la transferencia de tecnología para el proceso de despulpe del café de forma ecológica, que resume algunos de los logros del Ministerio de la Agricultura (Minag) en la provincia.            Además, destaca la producción de granos como el sorgo para la alimentación humana y animal, cuya harina se utiliza en la nutrición de los niños celiacos de Villa Clara, y contribuye como fuente energética en la formulación de piensos para la masa porcina, posibilitando la sustitución de importaciones, fundamentalmente de maíz.

Aparecen en los logros los relacionados con la cadena de valores en la producción de frijoles, por medio  del proyecto agrocadenas  en los municipios de Placetas, Santa Clara y Remedios, y las tecnologías integrales en la obtención de granos, implementadas en la Empresa Agropecuaria de Remedios y la del Valle del Yabú.

Se citan también el impacto de la introducción de clones y tecnologías de las raíces, rizomas y tubérculos tropicales en la agricultura cubana, que han permitido diversificar las producciones e incrementar los rendimientos  en estos cultivos en más de 1,1 tonelada por hectárea, reducir la carga contaminante  al sustituir en más de un 30 % la aplicación  de pesticidas  por medios biológicos y etiológicos.

En el área energética, por ejemplo, cuentan con la instalación de un parque solar fotovoltaico en la Ronera Central perteneciente a la Corporación Cuba Ron S.A, que entregará una  potencia nominal al sistema nacional de 575 000 MW y quedó montado también el Parque Central Fotovoltaico de 1 MW situado en la zona del frigorífico de Santa Clara.       

Existen en el territorio villaclareño un total de 4 395 fuentes de energía renovable en funcionamiento, de estas  1002 molinos de viento, 346 biodigestores, 2 235 calentadores solares, 512 paneles solares, 19 turbogeneradores en centrales azucareros, 25 calderas con biomasa cañera, 21 hornos de biomasa forestal para producir ladrillos, 175 cocinas eficientes, 35 arietes hidráulicos,  dos sifones, seis micro hidrogeneradores y un aerogenerador.