Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Inician en la Isla campaña 2015- 2016 de siembra de tabaco

El propósito es acopiar unas 27 000 toneladas de la hoja  para lo cual es necesario plantar más de 25 000 hectáreas 

Los trabajadores agrícolas cubanos iniciaron la campaña 2015-2016 de siembra de tabaco con el propósito de acopiar unas 27 000 toneladas de la hoja.

Para obtener ese propósito es necesario plantar más de 25 000 hectáreas  y cumplir rigurosamente los parámetros tecnológicos establecidos para el cultivo.

Según datos del Grupo Empresarial Tabacuba  participarán unos 18 000 campesinos,  quienes tendrán la misión de sembrar las variedades Criollo 98, Corojo 99 y Criollo 2010 para el tipo tapado, mientras para la de sol palo serán empleada la Criollo 98, Corojo 99, Habano 92, Sancti Spíritus 96, Corojo 2006, Virginia  y Burley, cada una de estas  caracterizadas por sus elevados rendimientos y probada tolerancia a las condiciones climáticas.

De acuerdo con los directivos de ese Grupo , todos los productos fitosanitarios y los fertilizantes de la campaña están asegurados para garantizar la salud de las plántulas en esta primera etapa de crecimiento, cuando son muy vulnerables a enfermedades y plagas.

Expusieron además que las partes y piezas de la maquinaria agrícola, los discos para las gradas y los arados que se usan para la preparación de la tierra presentan atrasos en su llegada.

El tabaco es uno de los productos de excelencia de la economía cubana  y constituye una fuente de ingresos de divisas.

En el acto nacional de inicio de la campaña, realizado en la provincia de Artemisa, Gonzalo Rodríguez, director agrícola de Tabacuba, convocó a los tabacaleros a emprender cada jornada con el máximo de calidad, realizando las atenciones culturales al cultivo de manera oportuna, no admitir atrasos, explotar la tecnología adecuadamente, así como también asegurar y capacitar la fuerza de trabajo necesaria.

Por su parte, Julio González, director técnico de Desarrollo de la Empresa Lázaro Peña de  Acopio y Beneficio a la Hoja del Tabaco, mencionó el compromiso de los artemiseños de producir más de 700 toneladas de capa para torcer el tabaco de exportación, lo cual deben lograr con la plantación de 674 hectáreas de tierra.

Dijo que afortunadamente en la provincia la sequía no afecta a los suelos destinados al cultivo y que disponen de los recursos básicos imprescindibles como el fertilizante y el capital humano.

En Pinar del Río

Los vegueros de este  occidental territorio, famoso por la excelencia de su tabaco, plantarán en esta ocasión poco más de 17 000 hectáreas.

Esta provincia, que aporta la totalidad de tripas y capotes, relleno de los afamados habanos, busca incrementar los rendimientos y la calidad de la hoja, elementales para responder a las demandas de la industria del torcido.

En la pasada campaña, entregó 16 449 toneladas de tabaco, cifra que espera aumentar para 2020 cuando deberá cubrir 20 000 hectáreas con la solanácea.(Agencia Cubana de Noticias)