Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Comienza en octubre siembra tabacalera en Pinar del Río

El incremento de áreas a plantar constituye una de las particularidades de la campana tabacalera 2014-2015, cuyas siembras se prevé inicien el mes próximo en esta provincia, la mayor productora de la hoja en el país

En la totalidad de los territorios, se asume el riego de los semilleros, los cuales superan los 280 000 canteros ineludibles para garantizar las plantaciones previstas, con el objetivo de practicar las faenas tempranas, en la etapa óptima para el cultivo y hacerlas escalonadas, para una mejor atención cultural y óptimo aprovechamiento de la fuerza de trabajo.

Predominarán, entre otras,  las variedades Criollo 98, Habana 92 y Corojo 99, debido a los resultados reportados en contiendas anteriores, al mostrar resistencia a enfermedades como el moho azul y la llamada pata prieta, por citar algunas de las cualidades. Asimismo, se trabaja en la preparación de tierras, así como en la reparación y edificación de alrededor de 4 500 nuevos aposentos para la cura de la hoja,  lo cual beneficiará esa operación.

El cuidado de los suelos, como en etapas precedentes, resulta una prioridad para los mejores productores de tabaco del mundo y específicamente en las áreas destinadas al cultivo tapado. De forma paralela, se impulsa el beneficio de la cosecha anterior, con la finalidad de dejarla lista para emplearse en la industria del torcido, la cigarrería o utilizarse en la exportación en rama. Por cierto, Pinar del Río aporta a la industria del torcido de la nación alrededor de 50 % de las capas exportables y la totalidad de los capotes.

Informaciones nacionales apuntan que en el país se plantan unas 220 000 hectáreas de bosques como promedio, y durante el año en curso el programa también pronostica alcanzar 3,1 millones de metros cúbicos de madera aprovechable anuales, en aras de satisfacer la demanda de madera aserrada, postes de servicio público, tableros, biomasa para energía y la producción de carbón vegetal.

Este ha devenido uno de los principales productores y exportadores de este rubro en el mundo utilizando como materia prima, fundamentalmente, la planta conocida como Marabú, mediante un proceso que no agrede al medio ambiente ni destruye grandes extensiones de bosques maderables.