Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Hombre y naturaleza en constante diálogo

Ubicado en una de las cinco regiones orográficas naturales en que se divide el país, Viñales se caracteriza por la presencia de estos mogotes que de manera aislada o agrupados forman pequeños valles

Situado en Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas, Viñales destaca dentro del panorama geográfico del archipiélago por sus elevaciones cársicas formadas por piedras duras y de color oscuro, muy poco frecuentes y en forma de cúpulas: los conocidos mogotes.

Ubicado en una de las cinco regiones orográficas naturales en que se divide el país, Viñales se caracteriza por la presencia de estos mogotes que de manera aislada o agrupados forman pequeños valles, incluido el popular Valle de Viñales, una de las formaciones geológicas más antiguas del país, con una paisajística singular y frecuentemente referenciada en la geografía cubana. 

Dentro de las riquezas naturales de la zona destacan importantes valores paleontológicos de gran antigüedad; los conocidos fósiles de ammonites, antiguos caracoles y la diversidad florística donde sobresalen las especies Pinus Caribaea y el Pinus Tropicalis, nominados como Pino Macho y Pino Hembra, respectivamente, además de la Palma Corcho (Mycrocicas Calocoma), especie que ha logrado sobrevivir a los procesos geológicos de la Isla a lo largo de millones de años.

Por sus valores naturales, y el constante diálogo con la presencia humana y su identidad cultural, el territorio ostenta el título de Monumento Nacional y Paisaje cultural de la humanidad, este último otorgado por la UNESCO en 1999.

De ahí que Viñales y sus principales instituciones asuman con especial énfasis la educación ambiental autogestionada sobre la base del papel participativo de la población en el establecimiento de acciones encaminadas hacia la búsqueda de la sostenibilidad y compatibilidad entre desarrollo y medio ambiente. 

La exploración de alternativas ecológicas, económicas y socialmente sustentables se articula entonces como esencia de las estrategias del municipio en aras de proteger y conservar todos los valores naturales, sociales, culturales e histórico-arqueológicos que atesoran las distintas comunidades.

La promoción de una conciencia ambiental protagónica en pobladores, visitantes y gestores, dirigida a interpretar la naturaleza y la historia para su conocimiento, apreciación y disfrute, atraviesan como eje transversal los proyectos de desarrollo de la zona, con especial asesoramiento por parte de la Unidad de Medio Ambiente (UMA) de la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

Disímiles talleres, proyectos y metodologías se aplican, como parte de la Estrategia Territorial de Educación Ambiental en aras de que sus pobladores, turistas y dirigentes adquieran los conocimientos, valores y habilidades prácticas para participar responsable y eficazmente en la detección, prevención y solución de los problemas ambientales, lo cual permita vivir en armonía con la naturaleza, un desarrollo sostenible así como una mejor calidad de vida.

La educación ambiental se inserta de manera proactiva en el quehacer cotidiano de los viñaleros, especialmente en las comunidades de Moncada, San Vicente, Ancón y Viñales. Se caracteriza por un trabajo en conjunto y mediante recursos, iniciativas y fuerzas propias, en las escuelas, empresas, organismos, y los poblados, en función de desarrollar una cultura ambiental en la población que posibilite una relación integral entre hombre y naturaleza.