Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Búfalos, considerable alternativa alimenticia

Con un programa de más de 10 acápites en pos del desarrollo de la ganadería nacional, el Ministerio de la Agricultura está empeñado en sustituir importaciones y lograr una mejoría considerable en la disponibilidad de carnes y lácteos para 2016

Aun cuando su vínculo directo con Cuba cuenta solo con tres décadas, parece que los búfalos se han adaptado a las características de la Mayor de Las Antillas. De hecho, según  los especialistas, en el desarrollo de esta especie recae una buena parte de la recuperación ganadera que se prevé para los próximos años, teniendo como base un amplio programa multisectorial.

A mediados de la década de los 80 del siglo pasado arribó a Cuba el primer lote de búfalos. Inicialmente dominaban en número los llamados "de pantano", aunque el cruzamiento genético que tuvo lugar posteriormente trajo consigo el auge también de los de río. La empresa pecuaria Los Naranjos, en la región occidental de la Isla, marcó los primeros pasos de esta introducción y desarrollo.

Gregarios por naturaleza, los búfalos en general gozan de gran adaptación a parajes inhóspitos, y condiciones medioambientales precarias. Es por ello que, en comparación con el vacuno, su evolución resulta a veces más funcional y en ese sentido se enfoca la dirección del sector dentro del Ministerio de la Agricultura de Cuba (Minagri).

Tal como explica Aldaín García, director de Ganadería del citado organismo: "Sin duda se trata de un ganado de importancia capital. El búfalo es una especie más de las que tenemos en Cuba, pero con notables capacidades de adaptabilidad. Ya se ha masificado a todas las provincias. El incremento de la producción de leche y carne de este animal está muy directamente relacionado con la organización de los rebaños. Es decir, duplicar una producción en tres años no es fácil bajo las condiciones que tienen los búfalos hoy, pues más de  50 % está de forma extensiva.

"Por tanto, los niveles de producción que se logren están en directa dependencia con la creación de condiciones específicas: ir amansándolos y cumplimentando el sistema de mejoramiento genético de que forman parte. Puede ser en dos  o en ocho años que este desarrollo tome mayor fuerza, pero eso está, sobre todo, en dependencia de la disposición y el uso de los recursos existentes. Si bien vamos en busca de un aumento de los rendimientos, este avance se debe a las cabezas de ganado con las que ya contamos en el país, y también de los insumos y la infraestructura".

Con un programa de más de 10 acápites en pos de la ganadería nacional, el Minagri está decidido a sustituir importaciones y lograr una mejoría considerable en la disponibilidad de carnes y lácteos desde ahora hasta  2016. En este propósito la masa bufalina desempeña un papel esencial, sobre todo considerando, como establecen los expertos, que se trata de un animal del que se deriva  grandes beneficios. Incluso, para algunos expertos una de las más viables soluciones para incrementar en los próximos años el consumo de carne roja por habitante en Cuba es sobre la base del desarrollo del búfalo, teniendo en cuenta el aprovechamiento del forraje que hace esta especie.

De acuerdo con Crixógeno Valero Correa, especialista del Ministerio rector, "esta es una especie que se desarrolla fundamentalmente en áreas donde el vacuno no ha sido propenso a vivir". También en la ceba puede apreciarse la diferencia pues el búfalo gracias a su precocidad y rusticidad logra un mejor aprovechamiento de los alimentos y gana en incremento diario. Por ejemplo, con las mismas condiciones, entre 26 y 28 meses un búfalo puede alcanzar 450 kilogramos, adelantando en un año la ceba del vacuno.

Pasos para el fortalecimiento

Altamente nutritiva y aconsejable es la carne de búfalo, según declaran los especialistas. De menor contenido graso y mayor valor proteico, su carne es mejor que la de su cercano pariente rumiante. Rica en vitaminas, minerales, sólidos totales y grasa, la leche es también muy apreciada, produciendo derivados de gran calidad y beneficio.

En el caso de Cuba las utilidades obtenidas de la comercialización de estos bienes se alcanzan mediante el turismo y la venta al mercado en divisa. Sin embargo, lograr rendimientos superiores en esta área depende de un impulso tecnológico que favorezca la obtención y procesamiento de dichos productos.

Asimismo para llega a un crecimiento en cuanto a animales y sus rendimientos es indispensable un fuerte basamento técnico y material. Puntualiza Valero Correa: "Para aprovechar todos sus beneficios es esencial llevar a cabo un plan estructural en cuanto a su hábitat, instalaciones de manejo, patios de cría, lechería y otras ramas del proceso. Teniendo en cuenta los gastos vinculados a estas inversiones buena parte de los rendimientos que, por concepto de venta se obtienen en el mercado en divisa, van destinados a impulsar este sistema y con ello el desarrollo de la especie.

"Hoy estamos inmersos en el Programa General de la Ganadería, e incluso se hacen investigaciones en los institutos y otros centros especializados con la leche, y sus derivados y con la carne, aquí obtenemos yogur y quesos, entre otras producciones, que ya se insertan en áreas del turismo y en los  hoteles.

"Contamos con un aproximado de 66 000 animales y estamos en el mayor pico de nacimientos, lo cual es muy alentador. En este sentido, el trabajo de mejoramiento genético ha desempeñado un papel fundamental, en especial con la inseminación artificial y la selección de los mejores especímenes para llevar a cabo la reproducción y con ello mejorar la masa ganadera de que dispondremos".

Declara el experto que el país va a cerrar el año con aproximadamente 4,6 millones de litros de leche y alrededor de 4 000 toneladas de carne. Para el año 2016 está pronosticado duplicar estas producciones.

Como puede verse, grandes expectativas ya se sostienen con los ríspidos pero ventajosos animales. Fuerza, alimento y desarrollo ganadero se establecen como puntales de este proceso que deberá traer cuantiosos beneficios según los pronósticos pero que depende considerablemente de recursos, experiencias, voluntad y sobre todo constancia y responsabilidad en el trabajo.

No obstante, el director de ganadería del Minagri esclarece: "Es importante asumir que los problemas de carne y de leche no se van a solucionar con el búfalo; pero con este se va  a incrementar la producción lechera. Como es lógico, la tendencia fundamental es que produzcan bastante carne. Hoy se logran solo cuatro millones de litros de leche de búfalo, y considerables valores en carnes, y la proyección es seguir creciendo en la medida en que enfrentemos a los retos que tiene la ganadería, trabajando de manera sostenida y consciente para lograr una base alimentaria sólida y sustentable".