Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Trabaja la Ínsula por recuperación cafetalera en el llano

La estrategia de ese programa comenzó por áreas montañosas con el objetivo de reemplazar las plantas envejecidas por otras jóvenes, de mayor vigor y capacidad genética

Cuba busca recuperar las plantaciones de café existentes en zonas llanas del país con variedades más productivas y resistentes a las condiciones climáticas.

Daniel Balmaceda, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical (INIFAT) dijo a la AIN que en las provincias de Cienfuegos y Villa Clara se lleva a cabo la siembra de la variedad Robusta, a la cual se le está injertando yemas de Arábico.

Balmaceda explicó que esta metodología persigue elevar la calidad de los frutos en las jóvenes plantaciones atendidas por cooperativistas vinculados a los programas de la Agricultura Urbana y Suburbana.

La estrategia del programa de recuperación del cerezo comenzó por áreas montañosas hace aproximadamente un quinquenio con el objetivo de reemplazar las plantas envejecidas por otras jóvenes, de mayor vigor y capacidad genética.

En este proyecto se incluye un mayor control de los cultivos y sus manejos, además de la capacitación técnica de trabajadores y el uso del extensionismo, para difundir y apoyar las mejores prácticas agrícolas.

También se trabaja en la creación de semilleros para darle respuesta al incremento de áreas y de productores en el territorio nacional, muchos de los cuales están acogidos al Decreto Ley 259 de entrega de tierras en usufructo.

Según Elexis Legrá Calderín, director Nacional de Café y Cacao en el Ministerio de la Agricultura, las provincias centrales garantizan solo 7 % del total aportado nacionalmente, pero sobresalen por su calidad.

La necesidad de producir más café, con el fin de que disminuyan las importaciones y poder en un futuro crecer en las ventas al extranjero, ha llevado a la agricultura cubana a aumentar el cultivo de ese cerezo.