Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Permanente renovación para el deleite de los visitantes

Nuevas instalaciones y propuestas turísticas en diferentes provincias cubanas. Se reanudaron los vuelos desde Rusia hacia Varadero

Cuando Cuba continúa avanzando hacia la inmunización de sus habitantes contra el nuevo coronavirus, aspecto esencial para recobrar la confianza de los visitantes foráneos y la recuperación del sector turístico, el grupo Cubanacán alista el hotel Almirante, su primer resort de sol y playa con categoría cinco estrellas en el Oriente del país.

Esta instalación, que ya transita por su etapa final de culminación, distinguirá desde este año al balneario holguinero de Guardalavaca.

De acuerdo con declaraciones a Telecristal de Gipsy Hernández Perdomo, subdirectora del hotel, este dispondrá de 514 habitaciones distribuidas en seis bloques,  en forma de herradura con visuales hacia la playa. Cinco son suites, once mini suites, cuatro destinadas a clientes con alguna discapacidad física y 53 se situarán en la planta superior; estas se caracterizarán por su más elevado estándar y dispondrán de servicio de mayordomo.

Precisó Hernández Perdomo que el hotel aplicará en habitaciones y todas las áreas de servicios estrictos protocolos sanitarios y de seguridad exigidos para evitar contagios con el virus del Sars-CoV-2.

Las operaciones se iniciarán con clientes del mercado nacional, al tiempo que hay reservas disponibles para su contratación en diferentes páginas web y mediante los turoperadores que hoy las comercializan.

El Almirante, con servicio de todo incluido, tendrá diversidad de restaurantes; cinco de esos son especializados (comida japonesa, italiana, gourmet y marinera)y uno en la modalidad de buffet (540 plazas). Igualmente en el punto más alto del nuevo hotel habrá un bar mirador desde donde se divisará una panorámica privilegiada de una de las playas cubanas con gran popularidad y destaque a nivel internacional.

Otros atractivos con los que contará la instalación turística serán un spa de cuatro cabinas de masaje, además de otra para parejas; se suman jacuzzis y piscinas habilitadas para brindar tratamientos con aguas termales y un salón de belleza.

Asimismo, habrá un parque acuático, un club infantil con máquinas de juego y acceso a Internet, así como un snack que prestará servicios las 24 horas.

Además mereció el Certificado de Construcción Sostenible BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method), el cual reconoce los logros de la instalación en cuanto a su diseño con un enfoque de protección ambiental, informó la página en Facebook del hotel.

Reanimación en Cienfuegos

En la cienfueguera bahía de Jagua, al centro de la Isla, se han emprendido igualmente proyectos de reanimación turística. Allí la marina Marlin inauguró un punto náutico ubicado en el malecón de la rada cercano al centro recreativo Los pinitos.

Los clientes pueden disfrutar de servicios que van desde la renta de bicicletas acuáticas Summy, tablas a remo y un katamarán con capacidad para cuatro tripulantes.

En palabras al periódico 5 de Septiembre de la llamada Perla del Sur, el director general de la empresa de marinas y náuticas Marlin S.A., Ramón Jiménez Romero, aseveró “iniciativas como esta forman parte de las medidas para afrontar la contracción del turismo internacional a consecuencia de la pandemia de la Covid-19”.

Resaltó que resulta una excelente opción para los clientes nacionales y una nueva fuente de ingresos para la empresa. Adelantó asimismo que se prevé abrir un nuevo punto náutico en el centro recreativo La Punta, también en Cienfuegos.

Restablecen vuelos desde Rusia hasta Varadero

Desde el primero de abril el principal destino de sol y playa de la mayor de las Antillas volvió a recibir vuelos procedentes de la capital rusa. De este modo, informó la página web Buen viaje a Cuba, Varadero acogerá semanalmente entre 2 500 y 3 500 turistas procedentes de Rusia, quienes realizarán su periplo mediante las compañías aéreas Aeroflot, Rossiya, AZUR Air, NordWind y Royal Flight.

Para la recepción de visitantes se acataron estrictamente todas las disposiciones establecidas, las cuales incluyen la presentación de certificado de PCR negativo en un período de 72 horas de antelación, así como la realización de esta prueba al entrar a suelo cubano.