Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Finaliza la mejor temporada alta del turismo en Cuba

Destacadas acciones internacionales dan continuidad a la promoción y comercialización de este destino sobresaliente en la región caribeña

Otro adiós se le dice a la temporada alta del turismo en Cuba, como suele suceder por esta fecha cada año. Pero esta vez la despedida es diferente porque concluye la mejor etapa alta de la historia de este sector, que ahora ve robustecidas sus estadísticas con 14 % de crecimiento de las llegadas internacionales, durante el primer trimestre de 2015, tras sobrepasar el millón de visitantes.

Incluso, al finalizar abril es de esperar que se reporten signos igualmente positivos ya que en este cuarto mes transcurrió la llamada Semana Santa, durante la cual se disfruta de vacaciones cortas en muchas naciones emisoras de turismo hacia Cuba y en consecuencia, habitualmente, ocurre una ligera  alza de los arribos.

A propósito, pudiera confirmar esta certeza el reporte de un medio digital de la nación ibérica que refiere: "Las ciudades se quedaron vacías en Semana Santa. Un año más, los españoles aprovechamos estos días para hacer turismo y salimos más: el 57 %, frente al 51 %, que viajó en 2014, según una encuesta de TripAdvisor".

Sin embargo, aquí hubo asombros luego de la publicación de los nuevos registros del primer trimestre del año, y hasta fueron calificados de sorprendentes por medios de prensa digitales, cuando se supo -mediante comunicado del Ministerio del ramo- que dicho ascenso "ha estado marcado por un alentador comportamiento en la emisión desde mercados como Canadá (12,6 % de crecimiento), Alemania (23,3 %), Francia (22,8 %), Reino Unido (30,6 %) e Italia (10,8 %). También los visitantes provenientes de Estados Unidos crecen un 29,5 %, a partir de la nueva implementación de las 12 licencias de viajes autorizadas".

Sin dudas, han sido resultados notables que pueden influir en otros avances promisorios derivados de la continuidad del desempeño de esta esfera. Naturalmente, ha sido estimulante constatar que la llamada locomotora, que impulsa el desarrollo de otros sectores de la economía nacional, reconquistó las cifras de dos dígitos en sus promedios de crecimiento, como ya lo hizo antes, en los primeros años, tras el despegue de esta industria hace dos décadas y media.    

De cierta manera ya se esperaba un ascenso. El propio ministro de Turismo Manuel Marrero Cruz, afirmó que prosigue el crecimiento del sector en la Isla, con un aumento del interés de inversionistas y perspectivas de alza en los arribos desde Europa y particularmente de España. Así lo expresó en enero último, ante empresarios, turoperadores y representantes de líneas aéreas y otras compañías de la industria, durante una gala cubana efectuada en Madrid, en el contexto de la Feria Internacional de Turismo del país ibérico (FITUR).

Vale recordar que la temporada alta que ahora concluye se inició a finales del pasado año, cuando comenzaron las primeras señales que apuntaban al incremento de las llegadas. En noviembre de 2014, el alza fue ligera, casi de un punto porcentual, mientras en diciembre se dio un salto hasta al alcanzar 8,6 % de incremento de los arribos, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI). 

Por ello, al referirse al primer millón de llegadas del año, reportadas el 21 de marzo último, el Mintur confirmó que se corresponde con la consolidación de nuevas operaciones comerciales, previas al inicio de la temporada alta, las cuales han sido factor decisivo para seguir estimulando el incremento.

En aquel momento, tras agradecer a protagonistas, actores y colaboradores que, junto a los trabajadores del sector, aúnan esfuerzos por el desarrollo del turismo cubano, la información del Mintur aclaró que ese crecimiento también es resultado de "la diversidad del producto turístico cubano, la seguridad que ofrece nuestro Destino y la hospitalidad que brinda nuestro pueblo, garantizando que los visitantes se sientan como en su propia casa".

Este año, según se ha dicho, la aspiración es llegar a los 3,2 millones de visitantes internacionales, una meta loable y hasta posible luego del récord de 2014, cuando se recibieron en Cuba 3 002 745 visitantes y se logró 5,3 % de crecimiento en ese indicador, precisaron datos de la ONEI.

Para los programas de avance del turismo, es de suponer que se tome muy en cuenta la ampliación sistemática de la infraestructura turística, en particular del aumento de capacidades de hospedaje, las cuales ya superan las 62 500 habitaciones hoteleras en diferentes regiones del territorio nacional, y para el año 2020 se espera contar con unos 85 000 cuartos, según las previsiones. 

Futuro a la vista

Mientras al país llegaban más turistas en la primera etapa del año, las entidades y autoridades del sector intensifican las acciones comerciales y de promoción en distintos ámbitos internacionales. Bien se sabe que es preciso garantizar el futuro de esta industria y quizá por cierto apegado al viejo proverbio de "no dormirse en los laureles" se han activado las presentaciones en diversos escenarios con el fin de asegurar la continuidad de esta industria que aporta valiosos dividendos a la economía de la nación, en tanto va convirtiendo al país en un verdadero y exitoso destino turístico del Caribe.

Por estos días se destacaron las perspectivas de desarrollo de la industria turística cubana, sus potencialidades actuales y la dinámica de crecimiento que la distingue, en la agenda del Foro Empresarial paralelo a la Cumbre de Las Américas, efectuada en Panamá, justo cuando en el país ese sector concluye la mejor temporada alta de su historia.

Entre lo más relevante presentado por Cuba se reconocen las nuevas oportunidades de negocio del turismo conformadas al calor de la nueva Ley 118 de Inversión Extranjera. Fueron resaltadas también las líneas estratégicas a seguir para diversificar las ofertas con turismo de naturaleza y de salud, la náutica, el crucerismo y los circuitos, con el objetivo de complementar la modalidad convencional de sol y playa. 

Cuba resaltó su participación en la Bolsa Internacional de Turismo ITB 2015, de Berlín. Sobre esa ocasión se ha dicho que las entidades cubanas reconocen a dicha bolsa turística como un encuentro ineludible para la promoción de los destinos en Europa, en tanto resulta un medidor de tendencias y una plataforma de conocimiento para profesionales del sector.  El pasado año el mercado alemán ocupó el segundo puesto entre los principales mercados emisores hacia Cuba, con 139 136 viajeros, que reportaron 20 % de incremento.

Igualmente, el gran interés de Cuba por el mercado turístico ruso se demostró con la participación en marzo último en la Feria Internacional de Turismo y Viajes de Moscú. En ese contexto, Alexis Trujillo, viceministro primero de Turismo de la Isla, aseguró que su país mantiene la confianza en el mercado ruso.

La presencia turística cubana se hizo notar en la XXXV edición de la Bolsa Internacional de Turismo BIT 2015, con sede en Milán, Italia. En esa ocasión se resaltó el interés por continuar fortaleciendo vínculos con los colaboradores italianos y en especial, se confirmó el objetivo central de dar promoción a la XXXV edición de FITCuba, que será en mayo venidero y estará dedicada a Italia como país invitado de honor.

En el mes actual el Ministerio de Turismo informó sobre la participación de una delegación en la XIII edición de la Feria Mundial de Viajes Abreu, una de las principales bolsas de recreación de Portugal, a la cual asisten 250 expositores de más de 150 destinos nacionales e internacionales con muestras de hostelería, turismo cultural, naturaleza, ocio y aventura.