Domingo
14 de Agosto  2022 

Washington y la crisis alimentaria latinoamericana

La Comisión Económica Para América Latina y el Caribe  (Cepal) y el Banco Mundial han ofrecido datos alarmantes sobre las consecuencias directas que ocasionarán las restricciones punitivas de Occidente contra la Federación Rusa


Miércoles 15 de Junio de 2022 | 11:49:24 AM 

Autor

Hedelberto López Blanch

Lejos de dar apoyo a las naciones latinoamericanas que han sufrido durante décadas las acciones de rapiña ejercidas por el Fondo Monetario Internacional y por las compañías transnacionales, Estados Unidos ha incrementado la crisis alimentaria en la región al imponer medidas unilaterales contra Rusia, lo cual ha afectado los abastecimientos de materias primas, alimentos y combustibles a nivel internacional.

El consecuente encarecimiento de los diversos productos han golpeado con fuerza a las economías de América Latina lo que repercutirá en un mayor crecimiento del hambre, la miseria y de la desigualdad existente en la región.

La Comisión Económica Para América Latina y el Caribe  (Cepal) y el Banco Mundial han ofrecido datos alarmantes sobre las consecuencias directas que ocasionarán las restricciones punitivas de Occidente contra la Federación Rusa.

Estos organismos aseguran que la pobreza en la región crecerá en 2022 al 33,7 %, o sea, 1,6 % más que la registrada el año anterior, mientras que la pobreza extrema pasará de 13,8 % al 14,9 %.

El promedio de la inflación en toda la zona se situará en 8,1 % lo que afectará enormemente el poder adquisitivo de la mayoría de las familias.

En cuanto al crecimiento económico de la región irá en espiral descendente pues si en 2021 fue de 6,7 % debido a una ligera recuperación tras los desastres causados por la pandemia de covid 19, se prevé que en 2022 será de 2,5 %, para 2023 de 1,9 % y en 2024 se deberá reiniciar una leve alza para situarse en 2,4 %.

Zhao Lijiang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, significó que los países en vías de desarrollo se enfrentaron a dificultades que en gran medida están vinculadas con el conflicto ucraniano y las sanciones unilaterales impuestas a Rusia por Estados Unidos y otras naciones occidentales. Se puede afirmar, enfatizó, que las sanciones exacerbaron la crisis alimentaria y las dificultades financieras que enfrentan esos países.

Para el Banco Mundial, el impacto en los mercados dependerá de la duración del conflicto y del alcance de las sanciones.

Indica además que se deben tener en cuenta la destrucción de la capacidad productiva en Ucrania, fundamentalmente porque es un productor y exportador de alimentos, además de las extorsiones económicas impuestas contra Rusia.

Para tratar de mantener la hegemonía económica y política que ha mantenido desde hace más de un siglo sobre América Latina, Estados Unidos ha tratado infructuosamente, hasta la fecha, de alejar a Rusia y a China de la región, dos naciones que en los últimos años han incrementado su presencia en Latinoamérica con políticas comerciales mucho más favorables para sus pueblos.

El diario inglés The Guardian manifestaba en un reciente artículo que “la Unión Europea debe olvidarse de las sanciones pues traen más daños que beneficios”. El petróleo ya subió en los mercados internacionales a 120 y 125 dólares el barril, precios que muchos países no pueden pagar sin endeudarse aún más.

Bajo esas precarias condiciones, la Cepal advirtió en su último informe titulado Repercusiones en América Latina y el Caribe de la guerra en Ucrania, que 7,8 millones de personas están en riesgo de caer en inseguridad alimentaria en la región.

Mario Cimoli, secretario ejecutivo interino de la organización destacó que ese resultado refleja el fuerte aumento de los precios de los alimentos pues esos niveles son notoriamente superiores a los observados antes de la pandemia, e implican otro retroceso en la lucha contra el hambre.

Resulta innegable que Latinoamérica enfrenta situaciones internas caracterizadas por una fuerte desaceleración de la actividad económica, aumentos de la inflación y una lenta e incompleta recuperación de los mercados laborales, lo cual incrementa la pobreza y la desigualdad. A esto se suma la guerra ruso-ucraniana y las sanciones de Occidente contra el Gigante euroasiático que elevan los precios de la energía y los alimentos.

Lo inaudito que está sucediendo en esa zona del hemisferio occidental es que Estados Unidos, país que se proclama paladín del mundo pese a que su imperio ya está en constante decadencia, no ha otorgado ayuda monetaria para que millones de personas en Centroamérica puedan contar en sus países con fuentes de trabajo, educación y atención médica, mientras otorga al régimen ultranacionalista de Ucrania 54 000 millones de dólares para que continúe la guerra contra Rusia.

Claro, 54 000 millones de dólares entregados en armamentos, abultada cantidad que piensa recuperar más tarde al adueñarse de empresas y territorios ucranianos en pago por la “ayuda” militar entregada.

Sin embargo, Washington no ha sido capaz de otorgar un pedido de 4 000 millones de dólares a tres países centroamericanos (Guatemala, Honduras y El Salvador) para crear fuentes de trabajo en esas naciones y contrarrestar las caravanas de emigrantes que se dirigen hacia Estados Unidos con la ilusoria idea de aliviar sus urgentes necesidades.

La vicepresidenta Kamala Harris prometió 1 200 millones, de esos, 450 millones de dólares los aportarían las compañías privadas, Microsoft, Cargill, PepsiCo y la textilera Parkdale Mills con el objetivo de crear empleos en esos países y como es lógico beneficiarse con la mano de obra barata de los pobladores. Pero ni esa cifra ha podido entregar la administración de Biden, mientras envía decena de miles de millones hacia Ucrania para impulsar la guerra contra Rusia. Los pobres de este mundo no le importan al decadente imperio.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.