Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Tecofil International: el agua, nuestra misión

Soluciones eficaces a problemas de carácter complejo relacionados con el ambiente, dada su vasta experiencia y la profesionalidad de sus técnicos, tanto en turismo y la industria, como en las redes hidrológicas y de salud

En el mercado cubano, desde el año 2000, está presenta la sociedad italiana especializada en la proyección, construcción e instalación de equipos y sistemas para el tratamiento de aguas primarias, residuales y lodos Tecofil International, la cual muestra en esta edición de Cubagua su amplia cartera de soluciones para el sector.

Roberto Fusaroli, presidente de Tecofil, puntualiza que el suministro a la Isla se inició con plantas de tratamientos de residuales para lavanderías industriales, contratado por la Sociedad Gaviota-Tecnotex, y se amplía ahora con más de 300 plantas de tratamiento residual (PTR) instaladas en hospitales, polos turísticos y refinerías de petróleo.

Tecofil International dispone de soluciones eficaces a problemas de carácter complejo relacionados con el ambiente, dada su vasta experiencia y la profesionalidad de sus técnicos, en turismo, la industria, en las redes hidrológicas y de salud. Específicamente, señala Fusaroli, con sistemas de suavización de las aguas de consumo, y tratamiento de residuales, ya sea para las estructuras hoteleras o de las lavanderías industriales, con recuperación del agua depurada en un nuevo ciclo de lavado.

También para el transporte y refinación de hidrocarburos y en la industria alimentaria cuentan con sistemas para el tratamiento de residuales oleosos que permiten la reutilización del agua, o de suavización para el aumento de la calidad del líquido en el ciclo productivo.

Para la gestión de recursos hidráulicos y hospitales Tecofil International oferta plantas de potabilización de aguas para consumo civil y plantas de tratamiento de residuales para la gestión de las aguas albañales y de origen industrial.

Entre sus aportes más recientes están las plantas de tratamiento residuales de Cayo Romano, en la provincia de Camagüey, así como los cayos Coco y Guillermo, en Ciego de Ávila, junto a un proyecto de planta en el polo turístico Ramón de Antillas, Holguín.