Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

INVESCONS, garantiza el futuro a sus construcciones

La Unidad de Investigaciones para la Construcción (UIC) de Holguín, está enfrascada en programas estratégicos para el desarrollo del país como el níquel

En todos los programas estratégicos del desarrollo del país aparece un nombre de obligada referencia: la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas a la Construcción (ENIA). Y cuando se trata del níquel, la energía renovable, la terminal multipropósito del puerto de Santiago de Cuba Yarayó, el polo turístico de El Ramón de Antilla y los canales del trasvase Este-Oeste, se agrega un apellido cualificado: Unidad de Investigaciones a la Construcción (UIC), de Holguín.

Su director, Ernesto Reynaldo Aguilera, declaró a Opciones que el objeto social de la empresa integra un conjunto de servicios, pero el de investigaciones ingeniero-geológicas es el más solicitado. Otro no menos demandado es el referido a los dictámenes técnicos sobre el estado constructivo de las edificaciones, atendiendo a la situación actual en el país, debido al incumplimiento de los ciclos de mantenimiento y reparaciones establecidos.

“Otros servicios que ofrecemos -puntualizó- es el de control de la calidad integral de las construcciones y de la producción de materiales de construcción; el de laboratorio para ensayos de suelos y materiales para la construcción; el de elaboración de proyectos de restauración e impermeabilización de edificaciones y estructuras, viales, explotación y rehabilitación de canteras, voladuras y su control. Asimismo, ejecutamos inyecciones en suelos y estructuras, de especial importancia en las obras hidráulicas para hermetizar con lechada de cal, resinas o cemento, de acuerdo con el tipo de obra.

“En el trasvase Este-Oeste  durante  la ejecución de la presa Mayarí, tuvimos que inyectar con lechada de cemento la cortina de la obra; de igual modo en las presas Cilantro y Cantillo, así como  en la potabilizadora de Las Tunas y en el paso a nivel inferior del Estadio Calixto García de la ciudad de Holguín. La UIC realiza también consultoría proambiente, estudios de diagnósticos e impacto ambiental, propuesta de manejo de desechos peligrosos, vulnerabilidad, riesgos, y planes ante desastre, recordó.

Los antecedentes de la ENIA se remontan al año 1959, en el antiguo Ministerio de Obras Públicas, donde existía como una dirección técnica de investigaciones; con posterioridad asume el nombre: Dirección de ingeniería de suelos y ensayos de materiales. Convertido en Ministerio de la Construcción, esta dependencia desaparece en 1969 y se convierte en Sector de la Construcción, el cual poseía un instituto de recursos hidráulicos con este surge la actividad de investigaciones hidrotécnicas para el estudio de las presas y aguas subterráneas, con la cooperación de la desaparecida URSS. El sector volvió a nombrarse  Ministerio en 1976.

En 1969 se constituyó el Grupo Nacional de Investigaciones Aplicadas (GRINACO), que resultó ser el embrión de lo que es hoy la ENIA, con su red de instalaciones y laboratorios en diferentes provincias: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey y Holguín. En la última década se crearon las unidades de Cienfuegos y Santiago de Cuba.

INVESCONS: el perfecto equilibrio entre rentabilidad  y seguridad

¿Está satisfecha la UIC Holguín con el cumplimiento de su misión? A esta interrogante de nuestro semanario, el ejecutivo, con 30 años de experiencia, respondió:

“Sí, estamos satisfechos con lo que hemos hecho hasta aquí; de acuerdo con los recursos que tenemos logramos niveles de calidad aceptables en las obras ejecutadas, sin embargo, reconocemos que podemos seguir elevando los niveles de satisfacción de nuestros clientes.

“Los retos en la actualidad son mucho mayores por la complejidad de los programas estratégicos para el desarrollo del país en los que estamos inmersos, los cuales requieren no solo la recalificación de nuestro personal, de modo que estemos a tono con las nuevas exigencias del proceso inversionista, sino el aseguramiento de las tecnologías que nos permitan cumplir con nuestro encargo estatal, respetando los cronogramas de ejecución de las obras”.

La ingeniera Solanni Santana Fuentes, jefa del equipo de mercadotecnia y contratación de la UIC Holguín, expresó que “dentro de las fortalezas de nuestra organización podemos mencionar dos laboratorios, uno de materiales de la construcción, y otro de suelos, que están acreditados por la Oficina Cubana de Normalización, por las NC-ISO 17025, del 2006. Tenemos un colectivo de trabajadores estable, altamente calificado, apegado a valores como la sinceridad, la seriedad, la solidaridad, la profesionalidad y con un alto sentido de pertenencia, y compromiso con las misiones asignadas.

“La calidad de nuestros servicios nos enorgullece, y las encuestas aplicadas a clientes reflejan satisfacción. En el programa del níquel es de destacar el control de calidad en la planta de ácido sulfúrico, inaugurada recientemente, y de la presa de colas Yagrumaje, además de  la investigación ingeniero-geológica del emisario submarino, que se ejecuta con la colaboración de Canadá,  consistente en enviar los residuales de esa producción a las profundidades del mar, en interés de preservar el equilibrio ecológico y el medio ambiente.

“Las investigaciones en la terminal multipropósito del puerto de Santiago de Cuba Yarayó, son complejas porque implican perforaciones tanto en la tierra como en el mar. La ENIA suscribió contrato con  Comunications Construction Company (CCCC), de procedencia china,  para la ejecución de ensayos de laboratorio a suelos y materiales de la construcción in situ.

“En El Ramón de Antilla se controla la calidad de los viales de acceso -informó Solanni-, y en el futuro el objetivo es prestar la misma asistencia integralmente a todas las construcciones que se ejecuten en ese polo turístico. Igual hacemos con la compactación del suelo y el hormigón colocado en todos los canales del trasvase Este-Oeste.

¿Qué oportunidades avizora para la UIC Holguín?- preguntamos al director.

“La posibilidad de ser parte de los programas de desarrollo estratégico para el desarrollo de nuestro país es para la UIC Holguín una magnífica oportunidad de crecer profesionalmente, adquirir tecnologías más modernas, confrontarnos con empresas afines de otras naciones, adquirir experiencia gerencial, y elevar nuestra competitividad en el mercado internacional, de manera que podamos exportar servicios altamente calificados, con énfasis en el área de Latinoamérica y el Caribe.

“Nos estamos preparando para ampliar nuestra Cartera de Negocios con nuevas prestaciones, atractivas para los clientes, como la fiscalización en obras, que garantiza al inversionista el cumplimiento cabal de los proyectos y propicia la automatización de todos los procesos claves. Aspiramos a materializar el principal objetivo estratégico de la organización que es la calidad, durabilidad y rentabilidad de las construcciones”.