Viernes
09 de Diciembre  2022 

Azucareros cubanos concentran esfuerzos

Impulsan el alistamiento de los centrales y demás medios, a la vez que impulsan la siembra de caña con el concurso de otras fuerzas movilizadas


Miércoles 17 de Agosto de 2022 | 11:09:55 AM 

Autor

Amado de la Rosa Labrada

La próxima zafra azucarera 2022-2023 será modesta en producción de azúcar pero buscará mayor eficiencia, han declarado directivos y especialistas de un sector que aún en las complejas condiciones que afronta Cuba, resulta imprescindible para el desarrollo económico del país.

Julio Andrés García, presidente del Grupo Empresarial AZCUBA, enunció recientemente que en la venidera cosecha molerán menos centrales, en comparación con la zafra anterior, en la que el plan de producción solo alcanzó 52 % de lo planificado, publica un despacho de la agencia Prensa Latina.

Los resultados de la pasada zafra y las proyecciones para la venidera campaña centraron los análisis de la Comisión Agroalimentaria del Parlamento cubano, en julio de este año. Diputados de dicha comisión, tras visitar 32 empresas azucareras y decenas de cooperativas del sector, señalaron que en la zafra 2021-2022 no se consiguió capacitar a todos los trabajadores, lo que incidió en la ocurrencia de errores humanos que provocaron la interrupción del proceso productivo.

Consignaron, además, deterioro de la infraestructura en el sector, bajo rendimiento agrícola y falta de equipamiento técnico de transporte. Su informe señala la necesidad de potenciar la preparación de tierras para la siembra y la realización de las atenciones culturales luego de la cosecha.

Azucareros elevan autoestima

Lejos de amilanarse, los azucareros de las principales fábricas del país retoman las labores decisivas para esta producción. La siembra de caña es ahora fundamental, y  los trabajadores reciben el apoyo de este y otros sectores que se movilizan en jornadas voluntarias, conscientes de que “entre todos podemos sacar la tarea hacia adelante”.

Desde estudiantes de la enseñanza media hasta el primer secretario del Partido en Ciego de Ávila, Liván Izquierdo Alonso, participaron sin distinciones en la campaña de frío que inicia bajo el irritante sol del verano.

Alfredo González Hernández, presidente de esa CPA, indicó que aunque una parte de quienes asumieron la tarea no conocían casi de agricultura, sembrar 20 hectáreas (ha) de caña, cerrar dos de los cuatro cuadrantes y alcanzar con este empuje la mitad de las 92 ha totales, fue sumamente provechoso en el objetivo de sobrecumplir el plan de julio a diciembre.

Añadió que “es una tradición de la cooperativa, tener altos resultados en el cultivo, lo cual se debe principalmente a las buenas prácticas, entre estas la correcta preparación de la tierra. Así, una cosecha eficiente favorece el retoño del próximo ciclo”. (www.invasor.cu)

Manos voluntarias también en Baraguá

La siembra de caña de la campaña de frío (de julio a diciembre) en áreas de la Empresa Agroindustrial Azucarera (EAA) Ecuador, de Ciego de Avila, se realizó también con el aporte del trabajo voluntario, necesario impulso para una actividad que reporta atrasos, fundamentalmente a causa del marcado déficit de combustible de los últimos meses.

La calidad, un factor importante en labores de este tipo, marchaba por buen camino luego de algunas inspecciones. El ingeniero Jorge Luis Navarro Conde, director adjunto de la EAA Ecuador, explicó que ante la imposibilidad de cumplir el plan de primavera (de enero a junio), reajustaron la campaña de frío con vista a recuperar atrasos y llegar hasta unas 1 900 ha, “en el que priorizaremos el cultivo de unas 400 ha para semilla”.

Navarro Conde añadió que para la venidera zafra el estimado es moler en el central refinería Ecuador la misma cantidad de materia prima que en la 2021-2022, o una cifra modestamente superior, pese a las grandes limitaciones materiales afrontadas.

La zafra de Sancti Spíritus se posa en Tuinucú

La próxima zafra de Sancti Spíritus será diferente, no solo por la decisión de parar el central Uruguay, sino que el ingenio Melanio Hernández, en el poblado de Tainicú, del municipio de Taguasco, asumirá en solitario una cosecha que desde los preparativos se concibe diversificada en virtud de procesar la caña para fabricar azúcar y también meladura para la industria alcoholera aledaña.

El medidor principal de la zafra no será solo el volumen de azúcar a producir, sino un plan de negocios que privilegie la diversificación productiva, garantice la autonomía financiera de la agroindustria y el salario de los trabajadores, publica el periodista José Luis Camellón en el sitio www.escambray.cu.

Agrega que las reparaciones van bien al cierre de julio, aunque con serias limitaciones de recursos, el 79 % de los equipos están listos para la zafra, según declaró Antonio Viamontes Perdomo, director de la Empresa Agroindustrial Azucarera Melanio Hernández.

“Todavía tenemos que completar la fuerza de trabajo del central. Hay una cantera en el Uruguay, incluso con brigadas de turnos de trabajo que son del municipio de Taguasco, de manera que entre el personal que estamos buscando, preparado en cargos y puestos claves, y con esa posibilidad de contar con obreros del Uruguay, aunque es coyuntural, no debemos tener problemas con el recurso humano; no obstante, el propósito es estabilizar la fuerza nuestra”, señaló el directivo.

Espera moler el central 5 de Septiembre, de Cienfuegos

Con el propósito de sembrar unas 2 800 hectáreas de caña y asegurar las atenciones culturales a las plantaciones existentes, los trabajadores de la Empresa Agroindustrial Azucarera 5 de Septiembre, en Rodas, confían en disponer de la materia prima necesaria para incorporar su central a las próximas zafras.

Tal decisión, avalada por la voluntad y empuje de los colectivos laborales, tanto de la industria como de la agricultura, constituye la principal carta de triunfo, y trascendió en la reunión de chequeo del programa cañero-azucarero, presidida por Marydé Fernández López, miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en la provincia, y Alexandre Corona Quintero, gobernador de Cienfuegos.

Por lo pronto, llevan un buen ritmo en la preparación de las tierras y el laboreo de los cultivos, al decir de Julio César Chiang González, director general de la entidad, quien explicó, además, que sobrepasan los estimados para la actual contienda, con un rendimiento promedio de 38,38 toneladas (t) por hectárea, indicador que permite avanzar en el compromiso de cumplir con las 200 193 t de la gramínea a enviar a los trapiches de los ingenios Ciudad Caracas, Antonio Sánchez y 14 de Julio, aun con las enormes limitaciones de recursos, fundamentalmente de gomas y baterías para el transporte de tiro.

El ingeniero Yasser Martínez, administrador del 5 de Septiembre, dijo que en lo adelante las principales tareas están dirigidas el alistamiento de la maquinaria, conscientes de las restricciones de piezas e insumos, en esta etapa en que se encuentra la industria, cuyo equipamiento está casi automatizado totalmente.

De acuerdo con el funcionario, en estos momentos, y a pesar de las estrecheces materiales, prácticamente están listos el basculador y la planta eléctrica, esta última solo pendiente del montaje de los tres turbogeneradores. Mientras labores de mayor envergadura se concentran en las áreas de generación de vapor (energética), de los molinos y el piso de azúcar o de fabricación, aunque sin mayores problemas. (www.5septiembre.cu)

Preparativos de la próxima zafra en Villa Clara

Las labores de limpieza, conservación y diagnóstico de la maquinaria agroindustrial del ingenio Héctor Rodríguez, de Sitiecitos, en Sagua la Grande, a pesar de carencias de recursos materiales, marchan acorde a lo planificado. Así consta en el dictamen de especialistas del sector, corroborado por Osnay Miguel Colina Rodríguez, primer secretario del Partido en Villa Clara, durante una visita a la instalación fabril, publica el periodista Luis Machado Ordetx  en el sitio www.vanguardia.cu.

Las labores de limpieza, conservación y diagnóstico de la maquinaria agroindustrial del ingenio Héctor Rodríguez, de Sitiecitos, en Sagua la Grande, marchan acorde a lo planificado.


Añade que pese a las tareas contempladas en la denominada Norma técnica 52, se ejecutó una certificación por áreas, en la cual todavía restan por definir la ubicación de recursos materiales existentes en el país.

Colina Rodríguez, miembro del Comité Central, precisó que la meta está en contar con todos los equipos aptos para la arrancada de la zafra, y elevar la rentabilidad en el proceso productivo y el sentido de pertenencia de los trabajadores.

Andrés Durán Fundora, del grupo de control y supervisión de AZCUBA en Villa Clara, acotó la necesidad de defender la estrategia diseñada en la zafra, ampliar la producción de derivados y atender al hombre directo a la producción.

Dijo que la maquinaria agrícola de corte y tiro, y el estado del transporte ferroviario y de las vías, con cierto atraso en reparaciones, requieren una mirada más precisa y añadió que la certificación del cumplimiento de la Norma técnica, obliga a otras empresas del ramo a laborar con calidad en las acciones mecánicas e inversiones que emprendan, y recalcó el vital programa de recuperación y ahorro de cuanto recurso sea factible en la industria y los medios de traslados de caña. (www.vanguardia.cu)

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.