Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Unión Eléctrica: producir energía de modo más sostenible

Se perfeccionan los bloques de generación termoeléctrica a través de inversiones y mantenimientos. La generación a partir de las fuentes renovables de energía resulta una prioridad en la que se continúa avanzando

Como máximos responsables de suministrar la energía eléctrica a la población y a objetivos de la economía, los más de 50 000 trabajadores de la Unión Eléctrica (UE) laboran para garantizar el óptimo funcionamiento de la capacidad instalada que asciende a más de
6 500 megawatts distribuidos en las diferentes formas.

Así lo explicó el director de esa entidad, el ingeniero Jorge Armando Cepero Hernández, al intervenir en la Mesa Redonda. Detalló que las demandas nacionales se cubren a partir de emplear primero las fuentes más económicas y después las de mayores costos; así se va desde los ciclos combinados, pasando por las plantas de generación térmica (hay ocho en el país y producen el 60 % de la energía de la nación) y los motores distribuidos (fuel y diesel).

Las fuentes renovables -precisó- aportan alrededor del 4,5 % del total de la generación de Cuba, pero se estima que, a partir de inversiones, sea la de  mayor crecimiento en los años venideros debido a su positivo impacto ambiental y económico.      

A las características de la llamada generación convencional o térmica se refirió el ingeniero Edier Guzmán Pacheco, director de ese apartado de la UE, quien especificó que en la Mayor de las Antillas existen ocho termoeléctricas y un total de 19 bloques generadores, a los que se le suma el de Mariel. Remarcó que, en la medida en que estas trabajen con mayor eficiencia se logrará reducir la cantidad de combustible importado para producir electricidad y cubrir las
demandas del sector residencial y la economía.

Asimismo, mencionó algunas inversiones en curso para perfeccionar el funcionamiento de las unidades termoeléctricas cubanas, por ejemplo, una vez culminados los trabajos en el bloque número 1 de la Lidio Ramón Pérez, ubicada en la holguinera localidad de Felton, allí se producirán 1 537 gigawatts al año.

Por otro lado, el ingeniero Ovel Concepción Díaz, director de generación con fuentes renovables de energía de la UE, recordó que actualmente para producir electricidad en Cuba más de la mitad de los combustibles fósiles que se emplean son importados; ese es uno de los motivos para incrementar el uso de fuentes renovables. 

Destacó que Cuba posee elevadas potencialidades en ese sentido (solar, eólica, biomasa cañera). Avanzar en la utilización de las energías limpias implicará para la nación mayor soberanía e independencia energética, subrayó Concepción Díaz.

La UE -explicó- trabaja en la preparación y construcción de varios proyectos (15 eólicos, algunos con participación de la inversión extranjera; hay una cantidad similar para edificar centrales hidroeléctricas).

El ingeniero aludió además a los resultados del desarrollo de los par ques fotovoltaicos en Cuba. Al respecto remarcó la positiva factibilidad de los proyectos dadas las excelentes condiciones climáticas y geográficas de la Isla.

Indicó que se han instalado 227 megawatts en sistemas fotovoltaicos en todo el país, de estos 215 en 72 parques sincronizados al sistema eléctrico nacional y 12 colocados en techos y áreas propias de diferentes entidades.

En todas las provincias hay esta clase de enclaves y se trata de tecnologías que mantienen niveles de disponibilidad por encima del 98 %. Otras ventajas que refirió el especialista dan cuenta de que con la potencia hoy instalada es posible generar al año más de 340 000 megawatt/hora, lo cual equivale a ahorrar 88 400 toneladas de combustible y también favorece al medio ambiente. Además, se ha logrado cubrir el 6,72 % de la demanda eléctrica del mediodía.

Finalmente el directivo comentó sobre el proyecto con inversión foránea que se terminó el año pasado y que está integrado por tres parques fotovoltaicos en la Zona Especial de Desarrollo Mariel. Tienen una capacidad de 52 megawatt y ya se encuentran en explotación; traen incorporada una tecnología de seguimiento solar que contribuye a elevar su rendimiento.

Igualmente adelantó que se avanza en la electrificación rural mediante sistemas fotovoltaicos autónomos, cuya colocación beneficiará a 3 838 viviendas en todo el país. Para materializar este proyecto se dispone del financiamiento de la Unión Europea y la Agencia de Cooperación Española. Asimismo se prosigue laborando para continuar mejorando la calidad del servicio eléctrico que reciben esos hogares.