Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Alianzas para consolidar la vigilancia hidrológica

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos junto a la Federación Rusa y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo pondrán en práctica una estrategia que permitirá además hacer frente a la sequía en la Mayor de las Antillas 

Una iniciativa nacional para fortalecer la vigilancia hidrológica en Cuba sobresale como uno de los éxitos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) al tiempo que constituye un importante logro del proyecto de colaboración entre el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la entidad rectora de la gestión del agua en la Mayor de las Antillas.

Así lo afirma una nota de prensa divulgada por el INRH, en la que agregan que de este modo se afianzan las relaciones de cooperación enfocadas a enfrentar la sequía en el país antillano e igualmente se avanza en la materialización de los objetivos que contiene el Programa Integral de Desarrollo Hidráulico hasta 2030.

“La iniciativa permitirá el fortalecimiento de las capacidades para la medición, transmisión, procesamiento y análisis de las variables hidrológicas a nivel nacional, de manera que se pueda evaluar sistemáticamente la disponibilidad de agua. Además, servirá como base del componente de vigilancia para los Sistemas de Alerta Temprana de inundaciones y sequía en Cuba”, puntualiza el comunicado.

Cinco son las líneas estratégicas del referido proyecto para el fortalecimiento de la observación hidrológica: la modernización y optimización de las redes de observación; automatización, informatización e introducción de nuevas tecnologías en los procesos de captación, procesamiento, análisis y emisión de datos e información hidrológica; así como potenciar la soberanía tecnológica y la sostenibilidad del equipamiento de medición y comunicación.

A estas directrices se suman desarrollar capacidades técnico-profesionales para efectuar los servicios informativos, los estudios especializados y las investigaciones e incrementar la comunicación y difusión de información sobre la situación hidrológica del país y las perspectivas para corto y mediano plazo en los medios de difusión masivos e Internet.

La génesis de la iniciativa nacional para fortalecer la vigilancia hidrológica se halla en las acciones del proyecto Adaptándonos a la sequía: gestión sostenible del agua ante la sequía en Santiago de Cuba, para una mayor resiliencia y adaptación al cambio climático, el cual cuenta con el apoyo financiero de la Federación de Rusia y es implementado por el PNUD.