Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La inversión extranjera en las nuevas dinámicas de la economía cubana

La repercusión de la Tarea Ordenamiento en el comercio exterior cubano beneficiará a los inversores e impactará favorablemente en el desarrollo de la economía nacional

Atraer la inversión foránea continúa resultando una prioridad para contribuir al impulso de la economía cubana, así afirmó Rodrigo Malmierca Díaz, titular del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), durante su intervención en el espacio televisivo Mesa redonda.

“La Tarea Ordenamiento beneficiará al capital extranjero, pues logrará eliminar una serie de distorsiones que existen en nuestra economía, establecerá un entorno macroeconómico más estable y transparente; al tiempo que el tipo de cambio de 1x24 estimulará las exportaciones y encarecerá las importaciones, lo cual ayuda a que la inversión extranjera se encadene más con la economía cubana”, destacó.

Explicó algunos aspectos que impactarán positivamente en la gestión de las empresas que operan con capital foráneo asentadas en la Mayor de las Antillas. “En este nuevo escenario, en términos de precios relativos generará beneficios para esas empresas”, ejemplificó.

Acotó que se han dispuesto las medidas para evitar que la inflación alcance niveles superiores a los previstos, de estas acciones no está exento el comercio exterior.

“Hasta ahora –explicó- la inversión extranjera operaba en CUC, para el contexto de la Tarea Ordenamiento se ha establecido que en cada caso se revisen los mecanismos para el establecimiento de los precios en esta actividad”.

Precisó Malmierca Díaz que no se trata de multiplicar automáticamente por la tasa de cambio, porque los gastos no van a manifestarse de esa misma forma.

“La Resolución 327 de 2020 del Ministerio de Finanzas y Precios dispone que para la formación de los nuevos precios mayoristas en pesos cubanos las empresas con capital extranjero no se rigen por los índices de la media de la clase, sino por su particular indicador que debe mantener los niveles de utilidades o el margen de rentabilidad para que no haya afectaciones económicas”, indicó.

Informó el ministro que otro de los aspectos con modificaciones importantes será el relacionado con el pago de los servicios de fuerza de trabajo.

“Hasta ahora las empresas que funcionan fuera de la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) tenían un convertidor para los salarios de los trabajadores cubanos; ahora se multiplicará por 24 el equivalente en divisas”, especificó y agregó que los nuevos salarios se definirán por acuerdo entre las partes.

Detalló que en Cuba existen tres tipos de asociaciones con el capital extranjero (contratos de asociación económica, empresas mixtas y la ZEDM), en cada caso hay que renegociar las remuneraciones para las partes en correspondencia con el nuevo contexto a partir del ordenamiento monetario y cambiario y en función de que no haya deterioro en esas cifras.

También se refirió el titular del Mincex a las relaciones monetario-mercantiles en la ZEDM. “Los servicios y producciones que compren en el mercado nacional serán facturados en CUP. Los usuarios y concesionarios de la zona efectuarán los pagos de la facturación en MLC por el equivalente en CUP de la tasa establecida a través de un banco comercial con el cual esos entes operen”, expuso.

Añadió Rodrigo Malmierca Díaz que el salario de los trabajadores de la ZEDM se formará a partir de evaluar la remuneración que actualmente reciben y el salario que se forma sobre la base de la reforma salarial; como principio nunca será inferior al monto que reciben actualmente.

“Esperamos que, con la concreción de la Tarea Ordenamiento, la inversión extranjera resulte beneficiada. Se toman todas las previsiones para que ninguna empresa con capital foráneo tenga afectaciones”, subrayó.

Actores económicos en el Ordenamiento Monetario

La viceministra del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Déborah Rivas Saavedra, informó en comparecencia televisiva en el programa Mesa redonda, sobre los disímiles actores económicos en los que impactará el proceso de Ordenamiento Monetario.

Explicó que a partir de la Tarea Ordenamiento todas las oficinas de empresas extranjeras radicadas en Cuba, entre estas líneas áreas, instituciones financieras o sucursales al amparo del Decreto 6, y en general, más de 700 entidades, habituales proveedores de productos y servicios al país y otros que adquieren nuestras exportaciones, operarán en CUP en el territorio nacional, tanto en sus cobros como en sus pagos.

“Podrán también -dijo- tener cuentas en MLC y utilizarlas en operaciones asociadas al comercio exterior, transferencias de determinados pagos, entre otras. En estas se incluyen entidades suministradoras de servicios, como los contratos de extracción de petróleo.”

Indicó que hay cambios en la operación de estas entidades relacionados con la forma de contratación de los cubanos pues hasta ahora estas operaban en MLC mediante cuatro empleadoras fundamentalmente y se le pagaba a los trabajadores en moneda nacional, mediante una escala salarial establecida. 

Estas empresas desde ahora también van a contratar a partir de una tarifa pactada con las cuatro empleadoras, y los empleados van a recibir un sueldo en función de las nuevas escalas establecidas con la reforma salarial y van a formar su jubilación con estos nuevos salarios.

Señaló que esas entidades tienen en la actualidad otra forma de pago a los cubanos, a través de gratificaciones sobre las cuales se pagan impuestos sobre los ingresos personales. Esto puede continuar pero las gratificaciones deberán tener una relación más directa con el resultado concreto del trabajo.

En cuanto a las entidades que brindan cooperación a Cuba, precisó que todas estas cuentas se multiplicarán por la nueva tasa de cambio y no tendrán ninguna implicación en la ejecución de los proyectos pactados.

La vicetitular abundó sobre las llamadas cuentas de fines específicos, aquellas abiertas por determinados bancos cubanos a partir de las cuales los proveedores aceptan que parte de la deuda que tienen con ellos las entidades importadoras se les cubra en moneda nacional para cubrir sus gastos locales.

Subrayó que un principio de este proceso de ordenamiento es respetar el saldo en las cuentas de las firmas extranjeras, las cuales podrán seguir siendo utilizadas para pagos y prestadores de servicios locales. Apuntó que cada CUC de esas cuentas se convierte en 24 CUP.

Sobre todos los detalles de esta nueva etapa que comienza el año próximo, la Cámara de Comercio, que tiene el registro nacional de sucursales y agentes, está enviando información a cada entidad y se encuentra en disposición de apoyar y esclarecer dudas al respecto.

Por ejemplo, en el caso de las entidades empleadoras se han efectuado capacitaciones, y puntualizó, será necesario reformular un grupo importante de contratos; en tanto se están emitiendo normas por el Banco Central de Cuba y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social vinculadas a este proceso.

Carlos Luis Jorge Méndez, director general de Inversión Extranjera del Mincex, informó que hoy son más de 40 000 los trabajadores empleados en Cuba en modalidades de inversión extranjera y, de la forma en que está concebido, el ordenamiento debe tener un impacto favorable en esta esfera, pues prevalecerá un ambiente económico sin un número importante de distorsiones y se trabajará con mayor transparencia.

En el caso de la ZED Mariel, en lo financiero no habrá afectaciones relacionadas con la Tarea Ordenamiento, debido a que todas sus operaciones se mantendrán en MLC.

En cuanto al encadenamiento con la economía nacional, aunque se han logrado este año importantes avances, todavía se sigue teniendo un componente importado elevado, pero –aclaró- definitivamente hay un grupo de gastos altos en el país que van a incrementar sus precios en una proporción menor que la tasa de cambio 1x24 y, por tanto, esas entidades que hoy operan en un ambiente de MLC serán beneficiadas.

Nombró entre estos, todas las materias primas de producción nacional, combustibles, la energía y los gastos por el servicio de fuerza trabajo, los cuales serán menores pues haciendo un pago menor en MLC, los trabajadores recibirán más en moneda nacional.

Para las entidades fuera de la ZED Mariel se evalúan también como positivas las novedades del ordenamiento monetario, ya que hay un grupo de medidas antiinflacionarias que incidirán en esos negocios

Ilustró con la existencia de precios establecidos de manera centralizada y mayorista, que crecen en una proporción menor que la tasa de cambio, por tanto todas esas compras de las entidades en el mercado nacional, en términos relativos tendrá un efecto positivo porque a la hora de definir los nuevos precios no tendrán que incrementarlos por la nueva tasa de cambio.

Indicó el joven directivo que no se puede pretender que los nuevos precios de las modalidades de inversión extranjera se formen multiplicando por la nueva tasa de cambio, pues no todos los costos y gastos que hoy registran se van a multiplicar por esa tasa de cambio.

Citó algunas particularidades, es decir entidades que tienen componentes importados más altos o un peso importante en las exportaciones del país, como el tabaco, el ron o el níquel.

Sobre las medidas antiinflacionarias se refirió a las cuentas que no se han podido pagar por diferentes motivos, por ejemplo, dividendos que no se han pagado por dificultades de liquidez del país o utilidades retenidas.

Desde el punto de vista contable, todo eso se multiplicará por la nueva tasa de cambio y en el momento en que las entidades vayan a realizar esos pagos al exterior al comprar MLC, la parte cubana asumirá la diferencia entre el tipo de cambio 1x1 que existía en el momento en que se formaron, y el tipo de cambio 1x24 que tendrán que emplear al comprar la divisa.

Explicó que es una decisión que favorece a la inversión extranjera pues estos negocios no tendrán que asumir toda la diferencia que se produciría por un descalce propiciado por el tipo de cambio.

“Cuando se produzca otro tipo de descalces financieros por cuentas por pagar al exterior, también podrán acudir al sistema bancario por financiamiento y, el costo de este se podrá introducir en los nuevos precios”, aclaró.

En cuanto a las medidas antiinflacionarias, subrayó que para las entidades con inversión extranjera, por no ser estatales, se ha definido que los nuevos precios se regirán por los órganos de dirección de esos proyectos donde intervienen la empresa extranjera y la nacional. 

Sobre los fondos de estimulación que tienen algunas entidades y que recibían los trabajadores, señaló que estos se forman a partir de las utilidades del año anterior y mantendrán su vigencia; solo que en lugar de pagarse en CUC se convertirán a la nueva tasa de cambio. Esto se asocia con la posibilidad de distribuir utilidades que también tendrá la inversión extranjera a través de los fondos de estimulación regidos por la Ley 118.

Al abundar sobre los resultados en este sector informó que este año, a pesar de las dificultades por el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense, el país concluye con 29 nuevos proyectos de inversión extranjera y un monto de más de 2 000 millones de dólares.

Son proyectos acordados pero no todos se han podido constituir debido a la coyuntura epidemiológica mundial, y, por ejemplo, en las últimas semanas se han suscrito algunos mediante videoconferencia, un mecanismo aprobado por el Ministerio de Justicia para establecer el acto de firma ante todas las restricciones de viajes impuestas hoy a nivel internacional.

De esos negocios comentó que fueron estudiados en un escenario de factibilidad de 1x1, que surgirán prácticamente en otro escenario y tendrán que elaborar nuevos estudios de factibilidad y calcular los resultados que, tal como se han concebido, deben ser positivos.

Anunció que actualmente existen más de 30 proyectos en fase avanzada de negociación, con un monto de inversión de más de 3 000 millones de dólares, los cuales podrían aprobarse en 2021. 

Según afirmó el ministro Malmierca, a pesar del bloqueo de EE. UU. , las firmas extranjeras siguen confiando en el mercado cubano y en la capacidad del país de priorizar los negocios con capital foráneo. La estrategia diseñada permite a cada entidad resolver con su contraparte nacional todas las cuestiones relativas a este nuevo escenario, pues la Tarea Ordenamiento será de beneficio general para nuestra economía.