Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Turismo cubano amplía su reapertura

Inician sus prestaciones nuevas regiones turística. Vacacionistas nacionales y de otros países podrán disfrutar de las instalaciones en todo el país

El destino turístico cubano ha anunciado una amplía reapertura para los mercados emisores internacionales y mantiene las propuestas para los nacionales, en casi la totalidad de las regiones turísticas, tras la entrada de casi todas las provincias del país en la etapa llamada de nueva normalidad y el consiguiente inicio de la fase de recuperación del sector, según anunció Juan Carlos García Granda, ministro de Turismo.

Desde ahora, los viajeros podrán disfrutar de los encantos de siempre, pero con el rigor del control y seguimiento de protocolos de bioseguridad, en polos recreativos de gran reconocimiento en los mercados emisores como el balneario de Varadero, Cayo Santa María y Holguín, entre otros. Aunque en lugares antes abiertos como Cayo Coco, Guillermo y Cayo Cruz, los programas hasta este momento solo facilitan estancias dentro de estos destinos, por pertenecer a zonas donde aún se reportan casos del Sars Cov-2, y por esta razón aún no está disponible Trinidad, ciudad patrimonial de gran demanda en el ámbito internacional.

Al asumir este nuevo desafío influye positivamente la experiencia obtenida con las operaciones en Cayo Coco, sobre todo en lo relativo a la vigilancia higiénico-epidemiológica, aunque ahora “el reto es mayor”, señaló el titular del ramo, en su comparecencia en la televisión nacional.

También se refirió a las conversaciones sostenidas previamente con representantes de las diferentes líneas aéreas para reanudar los vuelos y hacia estos destinos. Aclaró que esta apertura se hará de forma gradual, en función de la demanda para ir poniendo en servicio las instalaciones.

Con estas acciones se realizarán nuevos vuelos turísticos, que además de transportar a los vacacionistas también podrán acoger a personas que soliciten solo un vuelo, lo cual constituye un estímulo para las aerolíneas y además contribuyen con el retorno al país de ciudadanos cubanos varados en distintos países, en este caso no se incluye a Cayo Coco, debido a que Ciego de Ávila aún transita por la fase de transmisión autóctona.

En los protocolos que se aplicarán a todos los viajeros se mantiene la realización de la prueba PCR, una práctica probada ya, que representa un tiempo extra, pero según dijo el Ministro, ya se ha obtenido bastante agilidad en ese procedimiento, además de constituir una garantía pues confirma que los recién llegados no son portadoras de la enfermedad.

De ser así se siguen los protocolos de asistencia médica-hospitalaria o aislamiento. Precisó que el turismo nacional ha tenido buen comportamiento y ha demostrado que son beneficiosos los protocolos aplicados. A los visitantes también se les exigirá el documento de Declaración de salud, para facilitar el trabajo de las autoridades cubanas del ramo, a partir de la información necesaria y que puedan adoptar con todas las medidas preventivas.

Los turistas internacionales podrán alojarse en hoteles o, si lo desean, en casas particulares de renta del sector no estatal, que presten servicios como lo estaban haciendo anteriormente.

En los segmentos del mercado, queda abierta la posibilidad para la celebración de bodas en las instalaciones hoteleras, tanto de extranjero como de cubanos, ya que podrán confluir ambos mercados en las instalaciones de hospedajes. García Granda, subrayó que los nacionales complementan la ocupación en los hoteles: “es un mercado al que no se puede renunciar y se continuará potenciando”.

Desde este momento también se inicia la comercialización de excursiones en todas las provincias que están en la etapa de nueva normalidad. En los polos de Cayo Coco, Cayo Guillermo y Cayo Cruz se  mantienen las excursiones dentro de esos territorios en los cuales se proponen variadas ofertas, algunas ya han dado muestras de satisfacción de los clientes, según confirmó el titular cubano de turismo.

Anunció que se reanudan las operaciones de las marinas internacionales y las rentas de autos. Asimismo, confirmó que se restablecen las jornadas labores normalmente en la actividad turística de todos los territorios.

 El sector y su nueva estrategia

Como parte de la nueva estrategia socio-económica cubana, esta esfera ha enfocado su desarrollo a partir de la certeza de constituir una rama vital, reconocida como la locomotora de la economía nacional. Al respeto Juan Carlos García Granda, en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, explicó que a pesar del decrecimiento registrado, el turismo sigue jugando un papel fundamental por la posibilidad que tiene de recuperarse y reinsertarse en la ruta ascendente mantenida durante los años anteriores. Sobre este particular afirmó que: “tenemos que incentivar el turismo internacional y nacional para alcanzar en el menor plazo posible los niveles de antes de la pandemia”.

También destacó las posibilidades del ramo para contribuir con la sustitución de importaciones y facilitar la entrada de las producciones nacionales a las actividades de esta esfera. Precisó que existe suficiente espacio para que sea aprovechada por los productores nacionales, en función de proveer con bienes y servicios competitivos y de calidad para satisfacer las demandas del turismo.

“Uno de los principios básicos que tiene la estrategia es defender la producción nacional y eliminar la mentalidad importadora”, señaló García Granda y explicó cómo se ha trabajado en este objetivo y en el fomento de los encadenamientos productivos.

Presentó un documento elaborado por ese Ministerio, en el cual aparecen todos los que alimentos y bebidas importados, así como los volúmenes y los precios. Precisó que este ha sido puesto en manos de los productores nacionales para ir sustituyendo todo lo que se pueda, pero con calidad y precios competitivos.

Otro principio básico de la estrategia señalado por el Ministro, es la decisión de otorgar más la autonomía de la gestión empresarial y la utilización eficiente de los recursos materiales y financieros, además del ahorro, todo en favor de incentivar la motivación por el trabajo.

Asimismo, esta rama deberá promover cada vez más la cultura mediante la imagen Cuba, para que el país no solo sea reconocido como un destino de sol y playa sino con otros programas atractivos en modalidades de turismo rural, de naturaleza, de salud, bienestar y calidad de vida.

También está previsto el incremento de las inversiones extranjeras para el desarrollo de las instalaciones vinculadas con el turismo y el uso de las nuevas tecnología de las comunicaciones. Para este último tema trabaja de conjunto con el ministerio de esa rama para que en todo el recorrido nacional los turistas estén conectados a internet. “Ya hemos avanzado en el aeropuerto para que tengan acceso y en el hotel en sus habitaciones, en piscinas y playas”, precisó.

Explicó que la Covid ha impuesto que el contacto físico entre los trabajadores y los clientes sea el mínimo. Por tal razón destacó el desarrollado también fórmulas que permitan, por ejemplo, realizar las entradas y las salidas de los huéspedes y pagar sus cuentas por la vía electrónica probada por la web cubatravel.