Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Cuba mantiene producciones de habanos

Tras el cierre de vuelos de las aerolíneas que transportaban el tabaco cubano hacia mercados de todos los continentes, se trabaja en la exportación por vía marítima

En medio de las limitaciones originadas por la propagación de la enfermedad de la Covid-19, el Grupo Empresarial TabaCuba desarrolla acciones para mantener las exportaciones de habanos, uno de los principales rubros económicos de la mayor nación de Las Antillas.

Esta organización económica única del país, dirige integralmente la actividad tabacalera en todas las fases de la cadena productiva del país, desde los semilleros, el surco, las escogidas, el proceso de obtener a mano e industrialmente habanos y cigarrillos hasta la comercialización en el mercado interno y más allá de las fronteras.

El Programa de Desarrollo de TabaCuba, que comprende desde la fase agrícola, preindustrial, industrial y hasta la comercial, viene trabajando con intensidad en los últimos años en pos sostener crecimientos que respondan a las demanda del tabaco Premium cubano existente en importantes mercados internacionales.

Al respecto, Rodi Manuel Valdés, vicepresidente del Grupo, declaró al Sistema Informativo de la Televisión Cubana, que esta entidad empresarial continúa dispuesta al cumplimiento de sus exportaciones, incluso frente a las dificultades ocasionadas por la actual pandemia, “por lo cual evaluamos las limitaciones, riesgos y las dificultades que puedan existir”.

Hoy, por las medidas que se aplican a nivel mundial para evitar la propagación de la pandemia, no pueden volar las 12 aerolíneas que tradicionalmente transportan los afamados productos de Habanos hacia los más importantes mercados de todos los continentes; no obstante, trabajan y se han buscado vías alternas que mantienen las exportaciones de este rubro por la vía marítima.

Directivos de la entidad han declarado a Opciones que no obstante la situación actual, la industria tabacalera cubana está preparada y se sigue fortaleciendo. El país dispone de las extensiones de tierra para cultivar ese tabaco y satisfacer tal demanda desde la parte agrícola, mientras que en las fases preindustrial e industrial están previstas y en curso inversiones que permitirán continuar creciendo.

Laboran intensa en fábricas

A pesar de las limitaciones ocasionadas por la Covid-19, en la fábrica de tabaco La Corona toman todas las medidas para mitigar esta pandemia.

El licenciado Osmar Hernández, director general de la entidad,  explicó que se buscó el distanciamiento de los trabajadores en sus respectivas puestos tras aplicar medidas para favorecer a los potencialmente vulnerables y a madres con niños, “lo cual nos permitió mayor separación entre los que se mantienen en activos en la fábrica.

“Ahora, añadió, aunque contamos con menos personal en las labores de la industria, mantenemos los mismos niveles de producción y estamos decidido, incluso como institución, en  preservar el plan inicial; se ha hablado de un posible ajuste,  pero estamos en condiciones de cumplir el mes de mayo al 100 % del plan comprometido con el país”.

La industria tabacalera cubana produce anualmente unos 300 millones de tabacos torcidos a mano, de estos unos 100 millones para la exportación, mientras que el resto se destina al consumo nacional. El sector fabrica también unos 130 millones de tabacos hechos a máquina, de los cuales 90 % está dirigido al mercado externo, así como unos 15 000 millones de cigarrillos.

El grupo empresarial cuenta con 40 empresas, de estas, 15 agrícolas, siete agroindustriales, nueve de tabaco torcido, cuatro de cigarrillos y cinco de servicios y comercialización; asimismo gestiona la comercialización en el mundo a través de la sociedad mercantil Tabagest S.A. que representa a sus tres empresas mixtas: Habanos S.A., Brascuba S.A. e ICT S.A.