Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Dique flotante de La Habana abre buenas perspectivas

Afirman trabajadores del Astillero Casa Blanca que asumirán la puesta en servicio de la moderna instalación

Un dique flotante, equipado con tecnología de última generación y una capacidad de levantamiento de 22 000 toneladas, recibieron oficialmente los trabajadores y directivos del Astillero Caribbean Drydock Company S.A. (CDC), del Ministerio de Transporte, ubicado en Casa Blanca, en la Bahía de La Habana.

“Realmente esta instalación es una buena adquisición para Cuba; ahora debemos saber cómo explotarlo, sobre todo extraer el mayor provecho económico a tan alta inversión, cuya entrada en servicio  cuenta desde ya con el respaldo de los trabajadores que lo manejaremos”, afirmó Luis Antonio Goire Herrera, capitán del nuevo dique.

Explicó que a su instalación le corresponde la varadura de las naves para que en conjunto con trabajadores del astillero CDC, de Casa Blanca, desarrollar las reparaciones en condiciones técnicas y humanas más favorables y con el máximo de eficiencia, como corresponde a una industria naval a la altura de los centros internacionales más avanzados en este campo”.

Destacó que podrán suspender grandes buques para aplicar mantenimientos y  reparaciones de todo tipo, “acción que nos permitirá ahorrar a Cuba millones de pesos en divisas e ingresar a la economía nacional grandes sumas en moneda libremente convertible mediante la oferta de ese servicio a embarcaciones de otros países”.

Sobre los beneficios económicos que se abre para el país, Goire Herrera comento que “si tenemos en cuenta que los barcos deben hacer normalmente su mantenimiento o reparación planificada, según certificado, cada cinco año, vemos que será importante tanto el ahorro como en el orden de los ingresos de divisas que podemos lograr.

Precisamente Goire Herrera, un veterano navegante, con 25 años de experiencia como capitán de la marina mercante de buques mayores, lleva casi un año en la preparación para asumir esta nueva misión junto a otros 40 trabajadores del ramo”. 

Señaló que como parte del convenio de compra de la instalación, un grupo de trabajadores cubanos “fuimos al astillero de la empresa china National Machinery Import and Export Corporation (CMC),de Shanghái, donde recibimos parte del adiestramiento para operar el dique, que ahora continuaremos aquí.

“Este equipo flotante, subrayó, está equipado con una tecnología muy avanzada, a la altura del primer mundo, que requiere para su manejo un personal debidamente adiestrado. Hoy los principales astilleros del mundo emplean medios técnicos muy modernos, como los que tiene ahora nuestro dique, que nos coloca entre los primeros en el Caribe”.

Responder demanda

Lamoderna instalación de 240 metros de largo y 48 de ancho, creada por la empresa National Machinery Import and Export Corporation (CMC),de Shanghái, fue adquirida por Cuba a un costo de 49 millones de dólares, mediante crédito preferencial concedidopor el Gobierno Chino al Ministerio cubano de Finanzas y Precios, de los cuales 29 millones se pagarán en 15 años.

El nuevo dique permitirá dar respuesta a la creciente demanda de mantenimiento y reparaciones de navíos, fundamentalmente de la flota cubana y ofrecer además los referidos servicios a cualquier embarcación que navegue en el Mar Caribe y el Golfo de México, así como de otras naciones, acción que contribuirá a financiar su compra.

La colosal plataforma certificada por sus fabricantes para un periodo de explotación de 30 años, posee un novedoso sistema tecnológico, con monitores táctiles que pueden controlar los procesos durante el mantenimiento de las embarcaciones. Según directivos del Mitrans, constituye la principal y más moderna capacidad de varada del país.

Con este moderno dique además de incrementarse las capacidades de la industria de la reparación naval en Cuba, pone nuevamente a la mayor de las Antillas en el mercado internacional de la reparación naval, avalado por la rica experiencia, preparación profesional y disposición productiva del colectivo de trabajadores del Astillero CDC, de Casa Blanca.