Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Proyecto Cobimas, dar cauce a la sostenibilidad alimentaria en Cuba

La iniciativa, financiada por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) e implementada por la FAO en asociación con el Ministerio de la Agricultura (Minag), incluye a 2 700 productores

Ante el gran reto de lograr la seguridad alimentaria nutricional local y sostenible, el país se prepara para materializar planes de abastecimiento territorial muy innovadores vinculando las labores de conservación y la producción con múltiples saberes asociados a la preservación, la resiliencia y la sustentabilidad medioambiental. El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en La Habana, Marcelo Resende, ponderó el proyecto conocido como Introducción de nuevos métodos agrícolas para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, incluyendo recursos fito y zoogenéticos, en paisajes productivos en áreas seleccionadas de Cuba, cuya presentación oficial tuvo lugar el lunes último.

El taller, que da inicio a la iniciativa Cobimas (Conservación de la Biodiversidad y Manejo Agrícola Sostenible), se efectúa hasta el jueves 18 de abril en el hotel Meliá Habana de la capital cubana con la participación de funcionarios, investigadores, especialistas y productores agropecuarios, beneficiarios en general del proyecto, en representación de cada una de las zonas involucradas, cuatro áreas protegidas localizadas en las provincias de Matanzas, Sancti Spíritus y Granma.

Financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) e implementado por la FAO en asociación con el Ministerio de la Agricultura (Minag), el proyecto Cobimas será ejecutado durante el período 2019-2023 y pretende contribuir a la conservación in situ al incluir la granja, un grupo de especies, razas y variedades de trascendencia global y nacional para la alimentación, además de sus parientes silvestres y los ecosistemas que las albergan.

En su intervención en el encuentro, el funcionario de la FAO calificó al Plan de Autoabastecimiento Municipal puesto en marcha en la Mayor de las Antillas, e ideado por el Minag, como único en el mundo con carácter institucional, y demuestra la alta prioridad gubernamental a los temas asociados a la plena soberanía y seguridad en materia alimentaria.

Se trata de un programa que favorece la aplicación de prácticas agrícolas sostenibles de acuerdo con el concepto de Ahorrar para crecer, promovido por la FAO, de manera que se conjuguen y refuercen mutuamente el cuidado de la diversidad biológica, el incremento de la productividad, el mejoramiento de las condiciones de vida de los productores y la población, así como la preservación de los recursos naturales.

Por un período de cinco años, el proyecto, que será aplicado tras un proceso de intervención-capacitación en los cuatro sitios seleccionados, abarca áreas protegidas de recursos manejados, la Ciénaga de Zapata y Jobo Rosado, en las provincias de Matanzas y Sancti Spíritus, respectivamente; además de Tunas de Zaza y Delta del Cauto, en Sancti Spíritus y Granma.

Algunos de los cultivos que serán beneficiados con la implementación de Cobimas son arroz, el boniato, maíz, yuca, ají, anón, guanábana y melón; en tanto en la producción animal, es decir, los recursos zoogenéticos, aparecen la cabra y el cerdo criollos, el conejo pardo cubano, la gallina cubalaya y la abeja melipona.

Al acto inaugural del proyecto asistieron Consuelo Vidal, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba; Loreta García, vicepresidenta del Grupo Empresarial Flora y Fauna; y Maricela Díaz, directora de Ciencia, Técnica, Innovación y Medio Ambiente del Minag.

Ecosistemas únicos y protegidos

A 211 asciende la cifra de áreas protegidas identificadas, o en zonas alistadas cubanas, incluidas las de la plataforma insular marina hasta 200 metros de profundidad. La Sierra del Rosario (Artemisa) constituyó en 1985 la primera Reserva de la Biosfera (RB) del archipiélago, seguida por la Península de Guanahacabibes (Pinar del Río); Cuchillas del Toa (Guantánamo-Holguín); Baconao (Santiago de Cuba); Buenavista (Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila); y Ciénaga de Zapata (Matanzas). También a nivel nacional se dispone de seis Sitios Ramsar, una convención mundial suscrita en 1971, vinculada con los humedales y en particular al hábitat de aves acuáticas. Esa categoría la poseen la Ciénaga de Zapata (Matanzas), el Humedal Delta del Cauto (Granma), el Gran Humedal del Norte (Ciego de Ávila), el Humedal Río Máximo-Camagüey (Camagüey), la Ciénaga de Lanier y el sur de la Isla de la Juventud.