Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Grupo Freixenet tipifica sus productos para el mercado cubano

Gracias a la novedad comercial, una instalación de fama mundial como el Cabaret Tropicana hoy ya cuenta en su oferta con cavas como el Cordón Negro y el Carta Nevada de esa marca

Ante las grandes potencialidades de la industria turística cubana demostradas, por ejemplo, en la cifra de visitantes extranjeros que cada año se incrementa, las compañías radicadas en la Mayor de las Antillas y/o con negocios aquí, abren su diapasón comercial con el afán de abarcar importantes segmentos del mercado, pero, sobre todo, de responder a sus exigencias cada vez más crecientes.

Hay otros como el Grupo Freixenet, que apostaron por Cuba en tiempos más difíciles y su permanencia en esta plaza los ubica en un puesto de preferencia entre maîtres, sommelier, expertos, comerciales y ejecutivos de cadenas hoteleras, restaurantes estatales y privados, y, lo más importante, en el gusto y placer de los clientes por consumir vinos de calidad.

En ese camino de consolidar su presencia están hoy y ello lo confirma la nueva propuesta de personalizar sus productos, según informó a Opciones Luis Ortega Mateo, director de UCSA Freixenet para el área de Centroamérica y el Caribe, al abundar sobre el hecho de que una instalación como el Cabaret Tropicana hoy ya cuente en su oferta con cavas como el Cordón Negro y el Carta Nevada de esa marca, identificados con los símbolos de ese popular establecimiento.

“La decisión responde a nuestra convicción de que el cava más internacional del mundo tenía que estar al lado del cabaret con mayor fama en el orbe, y por lo tanto, hemos acordado con la alta dirección de Tropicana ofrecer ese producto personalizado”, precisó el directivo.

“Estamos orgullosos de formar parte de esa instalación con tanto prestigio y reconocimiento a nivel global pues las botellas que se ofrecen ahora a los visitantes en el emblemático local son de un cava especial para Tropicana”, señaló Ortega Mateo.

Insistió en que la presencia de Freixenet en Cuba, a donde llegó hace 30 años, tiene también el móvil sentimental de rescatar la memoria histórica de sus abuelos, y hoy, como hace tres décadas siguen apostando por este mercado, a pesar de los vaivenes que impone la coyuntura mundial a esta pequeña Isla del Caribe.

“Lo que más ha entusiasmado a Freixenet de Cuba ha sido la cultura autóctona, porque aquí no solo aprecian nuestros vinos y cavas, sino que también existe una gran confianza en el futuro, y esa voluntad y espíritu de los cubanos de que sabrán salir adelante también se transmite y contagia”, puntualizó.

Teresa Fornaris, asistente ejecutiva de la compañía, comentó los favorables resultados de los últimos tiempos, y señaló que han crecido las ventas de productos que UCSA Freixenet ofrece al mercado nacional en Cuba, ya sea estatal -tiendas y supermercados-, o privado, y al turismo en general.

Apuntó que el “rey” de los vinos que comercializan es el Cava Freixenet ICE, una bebida que se puede disfrutar sola, aunque también admite y está diseñada para consumir con hielo, y es muy recomendable para el caluroso clima tropical del archipiélago cubano.

Recordó que el ICE tiene un toque de Chardonnay que lo hace fresco, suave, dulce y afrutado, y lo convierte en un cava muy agradable, porque se pueden crear varios tipos de cócteles, y a la vez, puede prepararse con menta, fresa y naranja, entre otros sabores; “un roce de angostura lo completa mucho más”, aseveró.

Freixenet-UCSA representa en Cuba y comercializa, a través de sus distribuidores nacionales ITH, AT Comercial, CIMEX, entre otros, en las instalaciones hoteleras y extrahoteleras del país, los espumosos de sus bodegas en Estados Unidos, Gloria Ferrer; vinos de Argentina, Trivento; y en Chile los de Barón Philippe de Rothschild y Viña Maipo; así como los de la prestigiosa bodega de La Rioja, Marqués de Cáceres, de España, entre otras.Igualmente incluye en su carpeta de productos bebidas espirituosas de la Destilería Teichenné, también española.

Con unas 23 bodegas en el mundo, el Grupo Freixenet está presente en esta ínsula antillana con la mayoría de estos productos, desde el champán francés hasta los vinos de Francia, Australia, y varias regiones de España y Estados Unidos, entre otros.