Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Fructifica proyecto arrocero Vietnam-Cuba

Gracias a la asesoría de los especialistas del hermano país, crecen los rendimientos en las áreas de cultivos y la Isla aspira garantizar 66 % del consumo nacional en 2016

Cuba está empeñada en disminuir las importaciones de arroz, que constituyen más de 50 % del consumo nacional del cereal, para lo cual cuenta con la cooperación de Vietnam mediante un proyecto que fructifica, según constató Duong Minh, embajador del país asiático en la Isla.

El diplomático realizó un recorrido por varios campos dedicados a ese cultivo en las provincias de Cienfuegos y Sancti Spíritus, donde intercambió con directivos, especialistas y agricultores.

Yariset Herrera Mata, coordinadora del citado proyecto en la llamada Perla del Sur, le explicó que comenzaron en un área demostrativa de solo 50 hectáreas anuales y llevaron a cabo un subproyecto destinado a la producción de semillas, con el fin de lograr simientes categorizadas.

Agregó que empezaron inicialmente con 13 productores y ya han logrado incorporar 77, quienes tienen un rendimiento promedio por encima de las 5,5 toneladas por hectáreas (t/ha). También, la cantidad de terreno creció de 144 hectáreas a 542, permitiendo que las producciones ascendieran de 656 toneladas en 2010 a 2 l 757 al cierre del pasado año.

Duong Minh comentó que “no deben existir dificultades para cumplir los propósitos propuestos para 2015, sobre todo de elevar los rendimientos a más de 5 t/ha. Cienfuegos tiene potencialidades para cubrir las necesidades de arroz de consumo para su pueblo y Vietnam está en la voluntad de ayudarlos con asesoría técnica y de equipamientos y contribuir a que logren la seguridad alimentaria”.  
    
Este plan representa solo 11,8 % del total de producción, mientras que los rendimientos de 5,5 t/ha superan las casi 4 t/ha del resto del arroz para el consumo cosechado en la provincia. Por su parte, el diplomático inquirió sobre las diferencias entre las prácticas incluidas en el proyecto y el resto de la producción.

Para el trabajo con los vietnamitas se escogieron los de mayor experiencia en el cultivo, quienes se beneficiaron con equipamientos y tecnología que sirvieron para nivelar los suelos, fertilizar de manera correcta y con el suministro de semilla básica y certificada.

En Sur del Jíbaro

Duong Minh estuvo en la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, en territorio espirituano, entidad incluida en el mencionado programa, a pesar de que la siembra de arroz no sea una práctica arraigada entre los cultivadores locales.

Como satisfactorios fueron calificados sus resultados y, en particular, de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Mapos, que ha logrado un incremento notable de los rendimientos por hectáreas desde que se iniciara la colaboración años atrás.

Según el ingeniero Orlando Linares, director general de la empresa, en Sur del Jíbaro conviven hoy la granja estatal, la UBPC y el sector campesino, responsable de casi 50 % del aporte productivo. El diplomático subrayó la importancia del empeño y llamó a trabajar por lograr la sostenibilidad de los resultados.

Impacto en gran parte de la Isla

La cooperación bilateral en la producción arrocera entre Cuba y Vietnam se inició en el año 2002 en la oriental provincia de Granma, y luego se extendió a gran parte de la Isla. Esta colaboración del hermano país incluye asesoría, capacitación, instrucción y entrenamiento, además de la entrega de equipos.

Uno de los principales objetivos del proyecto ha sido la obtención y uso de semillas de una mejor calidad, esfuerzo volcado en el Instituto de Investigaciones de Granos, situado en Artemisa, y en las empresas especializadas creadas en todas las provincias.

Con la introducción de nuevas variedades altamente productivas y tolerantes a enfermedades e insectos dañinos y la rehabilitación e introducción de  nuevas maquinarias agrícolas, se han elevado los rendimientos de los arrozales en todo el país. Al mismo tiempo se mejoran y amplían los secaderos, molinos, silos de almacenamientos, sistemas de riego y viales.

Todo ello ha posibilitado el aumento de la producción del cereal, la cual alcanzó en 2013 las 230 000 toneladas, cifra superior en 47 000 a las obtenidas en igual etapa del año anterior. Sin embargo, el reto es lograr 538 000 toneladas en 2016, en aras de garantizar 66 % del consumo nacional. 

(Fuentes: Agencia Cubana de Noticias y  periódico 5 de Septiembre)