Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

En busca de productividad y eficiencia

Entre las principales acciones figuran potenciar las exportaciones, asimilar tecnologías modernas, incrementar el valor agregado de las producciones, lograr la integración de las cadenas productivas,  e incentivar el desarrollo de la industria local y nuevas formas de gestión

La reestructuración del segmento industrial cubano, con un carácter estratégico, está enfocado fundamentalmente por ahora a la unificación de los antiguos ministerios de la Sideromecánica y la Ligera en el recién creado Ministerio de Industrias, cuestión que implica la racionalización de varias estructuras y por consiguiente la modificación de su organigrama empresarial.

Sobre esa reorganización disertaron recientemente las ingenieras Adriana Barceló Permuy, directora de Gestión Industrial, y Juana María Pantoja, directora general de Control y Análisis.

El Ministerio de Industrias cuenta con unos 89 000 trabajadores en sus empresas, de ellos 14 000 son técnicos medios y otros 3 000, obreros calificados. De esta fuerza laboral, 74 % tiene menos de 50 años.

De acuerdo con Barceló, en esta primera etapa se eliminará un grupo de uniones para dar paso a empresas nacionales que concentrarán el capital humano y tecnológico. "Para que se tenga una idea  -precisó- de 175 industrias nacionales de la Sideromecánica, quedarán 41; un total de 103 de la Ligera se concentrarán en 22, mientras la Química mantendrá sus 18 empresas, ya que en este caso la transformación había comenzado previamente".

Se conoció la aparición de otras formas de gestión en aras de potenciar la dinámica productiva, como es el caso del modelo de las cooperativas, de las cuales ya se han aprobado 16 con un perfil industrial, y se procesan otras 56 nuevas solicitudes.

"Este va a ser un proceso continuo -afirmó la Directora de Gestión Industrial-, que tendrá como esencia no ceder espacios en sectores estratégicos, pero sí en aquellas ramas que den respuesta a diferentes necesidades domésticas; por ello se han estimulado producciones como la carpintería de aluminio, el calzado, la recolección de materias prima …

"También se dará seguimiento a la pequeña industria local, que aunque no se subordina explícitamente al Ministerio de Industrias o no se atiende directamente, porque forman parte de los consejos de las administraciones provinciales o municipales, se pretende diagnosticar 100 % con el objetivo de evaluar en qué medida dan cauce a las demandas locales".

Mayor organización

Para mayor organización en el entramado industrial, la reorganización incluye una amplia carpeta de políticas dirigidas sobre todo al buen funcionamiento del Ministerio de Industrias, que a partir del 24 de febrero de 1961 tuvo como ministro al comandante Ernesto Che Guevara y que bajo su égida  se propuso diversificar las producciones de la nación, y crear bases sólidas en las dinámicas industriales del país, de las cuales carecía totalmente.

La ingeniera Barceló dijo que crearán grupos empresariales que encaminen las dinámicas de las producciones de la ligera, de la sideromecánica, de la electrónica y la industria deportiva, mientras que la Oficina Nacional de Diseño Industrial (ONDI) se subordinará directamente al Ministerio, pretendiendo la recuperación de las producciones tradicionales.

Se informó que tres entidades también se reordenarán: la nacional de montacargas, la de reparación de máquinas-herramientas y equipos, y la de fabricación de aparatos de refrigeración y calderas, incluyendo la de servicios técnicos para su atención. Estarán al servicio de las entidades estatales, y se espera propiciar la venta de herramientas y maquinarias mediante  Divep, para que pequeños sectores de producción puedan acceder a estas y, por consiguiente, incrementar la mayor cantidad de piezas de repuesto y de máquinas y equipos.

Por su parte, Juana María Pantoja, anunció que se avanza en la Ley de reciclaje, actividad  que, con la formación de las cooperativas, se ha revitalizado y crecido.

"También hay otra política centrada en la producción de envases y embalajes, la cual estaba dispersa en varias industrias". Agregó que 91 % de los envases destinados a los medicamentos son importados, mientras que en los alimentos son más de 75 %, situación que se prevé cambiar.

"Al mismo tiempo -prosiguió la Funcionaria- se proyecta la recuperación y el incremento de las capacidades industriales instaladas el país; y se ejecuta la política de reordenamiento y uso eficiente de las máquinas y herramientas, y trabajan en un nuevo esquema empresarial para la fabricación, reparación capital y comercialización del equipamiento,  y la formación, captación, y retención de la fuerza especializada".

Política más integradora

El mantenimiento industrial es otra de las tareas en las que se labora. "A partir del febrero último -detalló Pantoja- se organizó un cronograma para hacer un levantamiento en 25 unidades empresariales  del grupo Azcuba, en el Ministerio de Transporte, siete fábricas de pienso, 48 panaderías y las refinerías, y a partir de ahí se diagnosticaron muchas de las necesidades inminentes y a largo plazo de la tecnología".

Destacó, asimismo, que paralelamente se traza la política industrial, "que es la más integradora, lo que permitirá hacer un diagnóstico de las ramas, para evaluar todo desde el punto de vista financiero, económico, de recursos humanos…, lo cual redundará en la Ley de Industrias".

Entre los tópicos abordados sobresalieron la modernización de enclaves esenciales como la empresa siderúrgica José Martí (Antillana de Acero) -donde se ejecuta un proceso de inversión que le permitirá producir más de 400 000 toneladas anuales-, Acinox Las Tunas y la textilera Desembarco del Granma de Villa Clara. Se amplía la línea de pañales desechables y se trabaja con la ONDI para que las producciones cubanas tengan un diseño funcional y estético, que le posibilite  mayor valor agregado. En los planteles fabriles, además de planificarse una política inversionista rigurosa, se vela por la eficiencia energética, con el empeño de lograr que la industria cubana sea más funcional y hacer sostenible y factible el desarrollo. Se informó sobre la recuperación de la producción de gasa quirúrgica, y el aumento de las capacidades en las hilanderías.

En algunas líneas productivas de la industria cubana se proyectan estrategias para transitar por la inversión extranjera, mediante  empresas mixtas, por ejemplo en la producción de envases y embalajes. Las negociaciones en este sentido se han estudiado, y se tramitan.

La calidad del papel en las producciones gráficas (en específico en las libretas escolares), fue igualmente abordado. Se reveló que hasta 2009 se importaban las 45 millones de libretas precisadas por el alumnado en el país, pero a partir de ese año se desarrolló una inversión y comenzaron a producirse 10 millones de estas, hasta  fabricar todas las necesarias. Hubo problemas con el encarecimiento de la pulpa de papel y se acudió a uno de menor calidad, pero ese problema va a quedar resuelto a 100 % antes de concluir  este año.

Acerca del recape de neumáticos, se habló de la desconexión entre las instalaciones productivas y los mayores consumidores de gomas en la Isla, o sea la Agricultura, el Transporte y la producción azucarera.

Sin embargo, las cinco entidades recapadoras intentan prolongar la vida útil de estos, pues 6 600 neumáticos recapados logran  ahorrar al país 1 000 000 de dólares.

Sobre la producción de vidrio se explicó que la tecnología existente consume mucha energía, lo cual encarece las producciones nacionales por encima de las importaciones. Se busca  alianza con socios extranjeros, alternativa para la recuperación de un sector muy deprimido y con una tecnología obsoleta.

De igual forma,  la fabricación de envases, tanto de vidrio como de cartón y plástico, precisan de la inversión extranjera .