Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

En busca del fortalecimiento económico

Partiendo de sus ventajas comparativas y un marco legal correspondiente con las tendencias internacionales, esta actividad ofrece oportunidades de negocios en diversos sectores del país como el turismo, el petróleo, la minería y la energía, con sus respectivas garantías para los inversionistas

Orientada a la búsqueda de los nuevos mercados exteriores, tecnologías competitivas y capital, la inversión extranjera directa en Cuba cuenta con un marco legal que se corresponde con las tendencias internacionales y con la disponibilidad de fuerza de trabajo calificada en condiciones de asimilar nuevas tecnologías en corto plazo, infraestructura adecuada, estabilidad social, clima de seguridad que se ofrece al personal extranjero, perspectiva de integración de la Isla a la región. Su ubicación geográfica en el centro de un mercado de expansión y de importantes rutas comerciales, le confiere representación,  entre otras ventajas comparativas.

En los últimos años se han incorporado nuevas ramas  a esa actividad y se han aprobado importantes negocios para el desarrollo de diversos sectores, lo cual contribuye al fortalecimiento de la capacidad económica cubana.

De conformidad con la Ley Nº 77 de 1995 o el Acuerdo 5290 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros (CECM), la inversión extranjera en el país antillano puede adoptar formas tales como: empresa mixta, contrato de asociación económica internacional, contrato de producción cooperada (bienes y servicios), contrato de administración  (productivos y de servicios) y contrato de administración hotelera.

Sus principales ventajas: son acceso a tecnología de avanzada, métodos gerenciales, modernización de las industrias, mayor eficiencia productiva, mejoramiento de la calidad de productos y servicios, mayor competitividad en el exterior, obtención de financiamientos externos a mediano y largo plazo, diversificación y ampliación de mercados de exportación y sustitución de importaciones.

Esta actividad ofrece como garantía la repatriación de dividendos libres de impuesto y en cuanto a los incentivos.

Con respecto a las obligaciones fiscales, se fija 30% de impuesto sobre las utilidades, 11% sobre la utilización de la fuerza de trabajo y 14% como contribución a la seguridad social. Pueden obtenerse facilidades relacionadas con el régimen aduanero y exención del pago por impuesto sobre los ingresos personales.

Oportunidades de negocios

El turismo, el petróleo, la minería y la energía son los sectores priorizados para el desarrollo de la inversión extranjera en el territorio nacional.

Las oportunidades de negocios  en el turismo abarcan proyectos en la actividad hotelera: construcción de nuevas capacidades de alojamiento en diferentes polos turísticos y contratos de administración hotelera, e inversiones para el desarrollo inmobiliario vinculado a campos de golf, en la actividad no hotelera.

En el petróleo, incluye contratos de exploración a riesgo en la zona económica exclusiva de Cuba en el Golfo de México y en tierra y aguas someras, para el incremento de la producción y recuperación de pozos ya explotados.

Las actividades de exploración y producción de hidrocarburos en la Isla las realiza la empresa cubana Unión Cubapetróleo (CUPET) o en asociación de esta con entidades extranjeras.

Toda compañía interesada en negociar un contrato de participación en esta esfera debe estar previamente calificada por la Oficina Nacional de Recursos Minerales (ONRM), adscrita al Ministerio de la Industria Básica (MINBAS).

El objetivo fundamental es la obtención de energía a partir de fuentes alternativas como la eólica y la bioeléctrica, y el desarrollo de la producción de minerales técnicos con alto valor agregado .

Estas operaciones se llevan a cabo mediante contratos de alto riesgo para el reconocimiento  y la investigación geológica de metales preciosos (oro y plata) y otros base (cobre, plomo, zinc) en diferentes regiones; constitución de empresas mixtas para la construcción y operación de parques eólicos destinados a la producción eléctrica para el mercado interno, y el de-sarrollo de entidades de este tipo para instalar plantas bioeléctricas, encargadas de generar vapor a alta presión, a partir de bagazo y residuos de cosechas, y convertirlos en vapor tecnológico de calentamiento y en electricidad por cogeneración, para satisfacer las necesidades de la fábrica de azúcar y "exportar" la electricidad remanente a la red pública nacional (UNE).

Las mencionadas acciones contribuyen a disminuir importación de combustibles fósiles para generación de electricidad en la nación antillana.

Diversas perspectivas tiene la inversión extranjera en la Isla: continuar avanzando en la actualización del modelo económico enfatizando en la eficiencia económica y el ahorro, la promoción de las exportaciones y la sustitución de importaciones sobre la base de la eficiencia, la reducción del desbalance externo y propiciar aceleradamente el desarrollo  industrial y agropecuario nacional; crecimiento del PIB y de las inversiones con prioridades; planificación y reordenamiento; diversificación; proyectos integrales; desarrollar la exportación de servicios, destacando las vinculadas al sector de la salud; y potenciar las exportaciones de bienes como productos médico-farmacéuticos, biotecnológicos de la rama metalmecánica y productos del mar.

Fuentes: Centro de Promoción del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba (CEPEC) y http://www.cubagob.cu