Sábado
18 de Mayo  2024 

Estrategias de SMM y SMO en Facebook

Aplicarlas en esta red social consiste, principalmente, en decidir estar y cómo estar. Las tácticas deben responder a ¿qué?, ¿dónde? y ¿cómo?


Viernes 16 de Mayo de 2014 | 12:00:00 AM 

Autor

Mairim Silva Rodríguez

El camino a seguir por toda empresa para conseguir sus objetivos es lo que se conoce como estrategia, que a corto, mediano o largo plazos depende de  acciones planificadas, llamadas tácticas.

En los Social Media (SM), cada una de estas debe responder a ¿qué?, ¿dónde? y ¿cómo? En el caso particular de Facebook, la primera interrogante corresponde al contenido, considerado como el eje central y que debe definirse como lo que se va a contar. Puede ser material audiovisual o solo texto, cosas propias de la entidad, de terceros o de empresas afines, de acuerdo con la documentación ofrecida en el curso online En Redes Sociales impartido por CEDECO, academia española de informática.

Para elegir el dónde, de las redes sociales, hay que actuar cuidadosamente, en aras de dirigir los esfuerzos a aquellos sitios que aporten mayor visibilidad y retorno; mientras que el cómo marcará los recursos, la cadencia de participación, la regularidad y los elementos a utilizar.

"Un método muy recomendable para realizar estrategias en Social Media se llama EcoTc, y se basa en cinco áreas: Etapas, Cultura y Personas, Organización, Tecnología y Comunidades", acota CEDECO.

Las etapas marcan las fases de introducción de la empresa en los medios sociales y se relacionan con los objetivos que deben fijarse en todo proyecto SM, sobre los cuales es posible actuar.

El camino comienza por escuchar de forma activa; continúa, aprendiendo a participar en la conversación de manera honesta y sincera, creando -progresivamente- canales de expresión propios y elaborando contenidos de gran calidad, para entroncar en comunidades existentes y convertirse en referencia, según indica la mencionada fuente.

También sugiere llevar a cabo cierta dinámica mediante campañas de participación, relaciones públicas con bloggers, viralidad, concursos y aplicaciones, así como evaluar desde el principio todas las acciones, para aprender sobre su eficacia y mejorar, e introducir el componente social más allá de la comunicación externa de la empresa (desarrollo de producto, investigación de mercado, captación…).

En cuanto a la cultura y personas, expone que la comunicación 2.0 ha desarrollado una serie de códigos y normas de uso, que pueden nombrarse "etiqueta", "valores de internet" o "cultura 2.0", y a partir de los cuales deben coordinarse esfuerzos entre las diversas áreas para abordar los proyectos; ya que estos nuevos conceptos influyen, prácticamente, en toda la organización. Por tanto, es aconsejable integrar y acercar a personas clave de la entidad a los medios sociales, elaborar programas de concienciación 2.0 y hacer que los directivos usen los SM.

Al igual que target-medios, el par comunidades-tecnologías debe enfocarse en ese orden y definir las comunidades a las que la empresa desea vincularse, así como los esfuerzos a dedicarles. Aquí la academia española de informática propone usar conceptos como la vertebración y la dinamización, y recordar factores de éxito del Community Management.

Luego, se deciden las plataformas tecnológicas a utilizar, que aunque por lo general es lo que más brilla, posiblemente es lo que menos impacta en cualquier proyecto en medios. Por tal razón, es importante ejecutarla de forma adecuada.

No obstante, el éxito depende en gran medida de la estrategia adyacente, es decir, de los procesos, las personas, su organización y cultura; y de los planes editoriales, si van a ser utilizadas para generar contenido propio o seleccionar el ajeno.

En Facebook

Aplicar una estrategia en Facebook (FBK) consiste, principalmente, en decidir estar y cómo estar: mediante la creación de una página o de un grupo de apoyo.

Las páginas de empresa en FBK son muy versátiles y permiten establecer un calendario editorial, definir los contenidos que se van a ofrecer; quién va a publicar, qué y cuándo, y cómo dinamizar las comunidades; utilizar dicha red social como plataforma para engrandecer todo lo que le representa a la organización; crear landing pages con información de cada producto, solución o servicio, y promociones especiales; apoya campañas online u offline; llevar a cabo concursos y definir el tono a emplear hacia los seguidores.

Referente a los contenidos, es necesario que interesen a los fans y que los animen a repetir la visita a la página. "Solo si los usuarios ven algún tipo de beneficio se va a desencadenar el efecto viral deseado".

Para ello, resulta pertinente que el contenido sea rápido, fácil de publicar y contenga información de interés, escribir comentarios, colgar fotos, hacer preguntas y encuestas, incentivar la participación y crear eventos y enlaces hacia otras redes como YouTube, RSS y Twitter, entre otras.

Viralidad de la página

"Muy a menudo en el mundo de redes sociales e internet se habla de viralidad. Igual de rápido y efectivo que un virus, el contenido en Internet puede llegar a mucha gente en poco tiempo. En las páginas de fans este fenómeno es muy importante. Cuando un usuario se hace fan de nuestra página, aparece en la página de noticias o News Feed de sus amigos. Es probable que si dos personas son amigas, compartan intereses y en consecuencia también se interesen por la página e incluso se hagan fans de ella", recalca.

 

Todo depende de la calidad de la publicación, exigencia primordial para el máximo aprovechamiento del efecto viral de esta opción, que posibilita mejorar la comunicación con los usuarios.

Una empresa puede hacerse más visible escribiendo y compartiendo noticias en perfiles de páginas afines a la suya. Puede encontrarlas con el motor de búsqueda de Facebook.

Fuente consultada: Principales herramientas de los Social Media, curso online En Redes Sociales. Autor: CEDECO, Academia de informática de Madrid. 2012

Comparte esta noticia