Sábado
18 de Mayo  2024 

Postura de la empresa ante la petición de publicación a un bloguero

Ante tal solicitud, lo único que la organización puede hacer es aguardar por la respuesta y respetar la decisión del blogger, quien está en todo su derecho de poner la información online cómo y cuándo entienda


Viernes 28 de Marzo de 2014 | 12:00:00 AM 

Autor

Mairim Silva Rodríguez

Detrás de todo blog en internet hay una o varias personas que publican lo que desean, cómo y cuándo quieren, razón por la que no se les debe obligar a hacerlo. Cada blogger (bloguero) fija su línea editorial, tanto en temas como en frecuencia, y ante la petición de una empresa para que le publique una noticia, lo único que esta puede hacer es aguardar por la respuesta.

Luego del envío del mensaje, lo apropiado es que el monólogo se convierta en conversación; pero si el bloguero se niega a atenderla y la ignora, respetar su postura y tomar nota para no seguir molestándole en el futuro es lo más aconsejable, de acuerdo con las sugerencias hechas por Eva Sanagustín Fernández, redactora web española y especialista en el tema, en su Manual de buenas prácticas.

Ante tal actitud, volver a contactarlo puede ser una alternativa si se cree que merece la pena hacerlo, aunque sin repetir el mensaje. "Envía uno nuevo interesándote por si ha tenido tiempo de leer el anterior. Así demuestras que no haces envíos masivos sino que te preocupas de la situación de cada blogger individualmente", propone.

En caso de responder, hay la posibilidad de que antes de publicar la noticia el blogger se ponga en contacto con el remitente para hacerle alguna pregunta o pedir más información, dando inicio al diálogo. De ser así, los mensajes que se intercambien deben seguir la misma línea del primero.

Vale aclarar que aún cuando la persona a cargo de actualizar el blog accede a la petición, está en  su derecho de poner la información online cuando entienda, motivo que puede retrasar los pronósticos del remitente y alterar su planificación. En esa circunstancia, la Especialista aconseja ofrecerse a solucionar cualquier problema con un mensaje amable, en aras de facilitar las cosas.

"Si el blogger publica alguna mención a tu producto o empresa como respuesta a tu petición, habrás conseguido algo muy importante: un contacto interesado en tus noticias. Toma nota de él para futuras acciones", acota Sanagustín.

Actitud del bloguero

Teniendo en cuenta el contenido a publicar, el bloguero puede usar el mismo texto proporcionado, con lo cual demuestra un interés limitado, ya que no se implica ni transmite una opinión personal a sus lectores, tal y como hace un medio tradicional con una nota de prensa.

Para evitar repeticiones del mensaje entre los bloggers contactados, Sanagustín Fernández sugiere personalizarlo y ponerle algo diferente en cada caso.

Crear un post original resulta de gran valor y permite conocer lo que más se valora del producto, además de transmitir mayor confianza a los lectores.

A partir de la fuente utilizada para crear su artículo, el bloguero puede citar a la entidad como fuente original, agradeciendo la información e incluyendo el nombre de aquella y/o del funcionario que redactó el mensaje; no mencionar  fuente alguna o usar otra. "Esto puede ocurrir si el blogger quiere evitar que sus posts parezcan patrocinados o para demostrar a sus lectores que les ofrece las últimas noticias antes de que se publiquen en otros medios".

Teniendo en cuenta que este no tiene obligación de avisarle a la empresa de la publicación, la forma más fácil de saberlo es visitar, sin obsesionarse, cada uno de los blogs contactados para ver cuál ha sido su reacción ante el mensaje. También es conveniente crear alertas que avisen de manera automática.

Una vez sabido que alguien se ha hecho eco del mensaje, la Especialista recomienda demostrar el seguimiento del blog y el interés de mantener realmente una conversación, respondiendo en privado un correo de agradecimiento antes de que el bloguero lo haga. 

Otra opción es responder públicamente mediante un comentario en su bitácora, para que también sus lectores perciban la atención prestada a la blogosfera. Él lo verá cuando reciba el aviso correspondiente.

En ambos casos resulta pertinente comentar de manera breve la aportación del mismo, para que sepa del interés de la entidad por su opinión.

No obstante, la plática no acaba con la publicación y el agradecimiento, pues se ha de estar pendiente a la reacción de los lectores de cada blog, quienes deben visitarse periódicamente para estar al tanto de los comentarios. Al respecto, Sanagustín Fernández exhorta a escuchar y aprender, tanto si son positivos como negativos; mantener una actitud abierta; aceptar las críticas y agradecer los criterios favorables.

"No dejes pasar la oportunidad de mantener el canal abierto: has de seguir la conversación. Continúa leyendo a los bloggers con los que has contactado y deja algún comentario de vez en cuando para evitar que crea que el contacto ha sido solo puntal.

"Si decides que merece la pena que haya una próxima vez, recuerda a quién has contactado y cuál ha sido su respuesta. Serás más eficaz y ahorrarás tiempo en tu siguiente campaña de blogmarketing", concluye.

Fuente consultada:

Blogmarketing: Manual de buenas prácticas. Autora: Eva Sanagustín Fernández. Barcelona, España, 2007. http://www.evasanagustin.com/docs/blogmarketing.pdf

Comparte esta noticia