Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Turismo cubano a las puertas de la temporada alta

Nuevos hoteles para acoger a los visitantes internacionales. Matanzas como destino turístico

Con la temporada alta de turismo tocando a las puertas, el panorama de este sector en Cuba  marca pautas y muestra cambios significativos, cuando ya se vislumbra la posibilidad de retomar el camino del crecimiento en las llegadas de visitantes internacionales, al tiempo que se incrementa la planta hotelera.

Según declaraciones recientes del titular del ramo Manuel Marrero Cruz, este año los arribos podrán alcanzar otro récord al superar los de 2017, cuyo último cuatrimestre se vio afectado tras el paso del huracán Irma que provocó daños a la infraestructura turística del país y motivó cifras menores a las esperadas, aunque al cierre del año se reportó 16 % de ascenso.

Confirmó que en estos últimos meses de 2018 se inició un proceso gradual de recuperación y ya a mediados del noveno mes del año casi se duplicaba la asistencia de viajeros en relación con similar etapa anterior y existe la posibilidad de alcanzar alrededor de los 4,8 millones de llegadas desde distintos mercados emisores. 

También ratificó la continuidad del programa de desarrollo para el crecimiento de la planta hotelera que se incrementará con unas 5 000 habitaciones nuevas, precisó Marrero al hablar en la edición 22 del Congreso MITM Américas, que sesionó en La Habana en septiembre último. Al respecto precisó que el país dispone de 69 286 cuartos de hospedaje, de los cuales 69 % pertenece a hoteles cuatro y cinco estrellas.

Esta etapa previa a la temporada de invierno se ha destacado por la apertura de nuevos hoteles como el Iberostar Grand Packard, en la capital, cinco estrellas de lujo reconocido como el máximo exponente de calidad y exclusividad en la Mayor de las Antillas de la compañía española encargada de la administración y comercialización.

En Santiago de Cuba abrieron instalaciones con ofertas de particular exclusividad como el hotel Punta Gorda con vista a la bahía de la ciudad. Asimismo, se anunció la pronta inauguración en El Cobre de un hotel que lleva el nombre de ese poblado santiaguero, donde también abrió Los Peregrinos, según precisiones de la prensa digital.

Otros destinos siguen ampliando sus capacidades de hospedaje y mejorando el confort de las instalaciones en funcionamiento, además de la red extrahotelera, las cuales en general aprovechan las etapas de menos afluencia de visitantes para mejorar y renovar los productos y ofertas de cara al turismo internacional.

Premios y nuevo  destino turístico

Un hecho especialmente relevante ha sido la presentación de la ciudad de Matanzas como nuevo destino turístico tras la reanimación de su Centro Histórico. Otro sello a las ofertas de la industria cubana del ocio se mostrará a los visitantes en la etapa de mayor arribo de viajeros.

Al respecto el Ministro de Turismo señaló que la también llamada Atenas de Cuba está destinada a convertirse en una de las opciones más demandadas por los turistas. Destacó las características que motivaron la designación de la nueva ciudad turística como la belleza del valle de Yumurí y las opciones de la Ruta del Esclavo, de conjunto con los valores patrimoniales, historia, legado cultural, atractivos turísticos, infraestructura de alojamiento, gastronómica, náutica y recreativa.

Los premios a la calidad en la rama de la hotelería resaltaron el desempeño de la industria turística en el país. El Hotel Nacional de Cuba sobresalió al ganar por décimo cuarta ocasión el premio  World Travel Awards 2018, considerado el oscar del turismo a nivel mundial, que reconoce la calidad y excelencia.

Ese lauro en otras categorías lo merecieron igualmente, los hoteles Paradiso Princesa del Mar, de Varadero y el Gran Hotel Kempinski, en La Habana.

La rama hotelera se destacó entre los ganadores del Premio Nacional de Calidad de la República de Cuba, que desde 1999 se otorga a entidades de sobresaliente gestión.

El hotel Iberostar Varadero recibió dicho estímulo, correspondiente a los resultados de 2017, “por transmitir seguridad y confianza a sus clientes y cumplir con las normas de calidad establecidas por el comité de expertos”, según palabras de Miriam Torres Estrada, directora de certificación de la Oficina Nacional de Normalización.

Dicha instalación ha mantenido lugar preponderante en la calidad de los servicios, así como en cuidado y protección del medio ambiente. El trato de su personal lo ubica en la preferencia de los clientes.