Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Presidente cubano evalúa programa de desarrollo del turismo y la inversión extranjera

En un reciente chequeo el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pasó revista al papel del Ministerio de las Comunicaciones en el apoyo al turismo, así como de la inversión extranjera en el desarrollo de la industria nacional

Como uno de los sectores más dinámicos y de mayor impacto en la economía del país, comprometido con convertirse en la locomotora que hale el desarrollo de la nación, calificó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al turismo cubano, durante un reciente chequeo en el que se pasó revista al papel del Ministerio de las Comunicaciones en apoyo a la internacionalmente conocida como “la industria sin chimeneas”.

Debemos reconocer, opinó, que hemos sido capaces de asumir difíciles retos como construir una gran planta hotelera y abrir mercados exigentes en varias partes del mundo, sin embargo el apoyo de los organismos en tributar productos y servicios con calidad al turismo no ha avanzado con igual ritmo.

De ahí que al análisis periódico que convoca el Presidente sobre el programa de desarrollo de esa actividad se sume ahora el chequeo al trabajo de los organismos de la Administración Central del Estado en función de apoyarlo. En esta ocasión correspondió informar a José Luis Perdomo Di-Lella, ministro de Comunicaciones, quien apuntó entre las tareas más importantes aumentar la cobertura con tecnología wifi en los hoteles, una de las demandas más frecuentes de los turistas que hacen estancia en el país.

Si bien la mayoría de las instalaciones turísticas cuentan con wifi en las áreas comunes, comentó, el trabajo en estos momentos está encaminado a ofrecer el servicio también en las habitaciones y demás sitios de los hoteles.

Al respecto, el titular de Turismo, Manuel Marrero Cruz, comentó sobre la oportuna aprobación del Gobierno para importar en el menor tiempo posible, con recursos propios del sector, los equipos necesarios que permitan instalar wifi en todas las áreas de los hoteles, comenzando en una primera etapa por los categorizados con cuatro y cinco estrellas. Con esa decisión, precisó, podrá darse un impulso definitivo al tema y un cambio significativo en la satisfacción de los clientes.

Perdomo Di-Lella acotó que también se trabaja en proveer con tecnología de banda ancha a las agencias que gestionan el turismo; facilitar el uso del roaming (servicio que permite al visitante utilizar sus líneas telefónicas en Cuba) con precios más bajos; y cubrir con cobertura móvil las zonas de silencio que permanecen aún en varios lugares del país, tanto en zonas turísticas como en sus vías de acceso.

Sobre el tema, Díaz-Canel consideró que el sector de las Comunicaciones debe proyectarse a fondo con miras al desarrollo del turismo, por lo que indicó realizar un programa para, en un lapso breve, extender las áreas donde se presta el servicio wifi en los hoteles. Las nuevas instalaciones que se están construyendo, reiteró, tienen que concebir esta tecnología como parte del concepto de la inversión.

Inversión Extranjera en la industria Cubana

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros dio seguimiento también al desarrollo de la inversión extranjera en el país, en esta oportunidad en la industria, sector primario y de decisivo aporte al Producto Interno Bruto de la nación.

El ministro Alfredo López Valdés informó que en la Cartera de Oportunidades para la inversión extranjera están incluido 27 proyectos de la rama de industrias. Algunos de ellos ya se encuentran en fase de negociación, como los relacionados con el recape de neumáticos, la reparación de equipos de  izaje y la industria de la electrónica.

Refirió además que en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel se constituyen este año dos empresas mixtas, una para envases de vidrio con destino a la industria nacional y otra dedicada a la producción de detergente.

De manera particular, comentó sobre la necesidad de concretar finalmente una empresa mixta para el manejo de un Sistema Integrado de Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos en La Habana. López Valdés aseguró que, por lo decisivo que resulta el tema de la recogida de la basura en la capital, se trabaja con intensidad para definir una nueva licitación.

El titular de Industrias apuntó entre las principales dificultades en el desarrollo de la inversión extranjera en el sector la falta de personal para afrontar la atención a estos temas, la insuficiente preparación de quienes intervienen en los negocios y los demorados procesos de negociación.

El ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, subrayó que además del papel rector que corresponde jugar al MINCEX, cada organismo debe jerarquizar la atención a esta actividad y preparar a profundidad a los equipos negociadores, para que la inversión extranjera, calificada como fundamental en los lineamientos del VII Congreso del Partido, rinda los frutos necesarios.

Díaz Canel enfatizó en la importancia de esta actividad para el país, sobre todo en la industria, por el peso que el sector debe tener en el aumento del PIB. Ponderó la fuerza de trabajo calificada, que cuenta con una alta experticia, pero se ha visto afectada por la obsolescencia de una parte de la industria y la falta ocasional de materias primas, todo lo cual pudiera mejorarse con el desarrollo de la inversión extranjera.

El Presidente calificó de lentos los ritmos de concreción de los negocios, lo cual pasa muchas veces por la preparación de quienes intervienen en ellos y el tiempo que se dedica en los organismos a este tema de trascendental jerarquía para el país.

Tenemos que priorizar lo más urgente, como es el caso de la recogida de desechos sólidos de la capital. Una inversión de esta magnitud, afirmó, hay que concretarla en el menor tiempo posible por el impacto que tiene en la población.

Finalmente insistió en el tema de asociar la inversión extranjera al incremento de la exportación de los productos cubanos, la sustitución de importaciones y la ampliación de las capacidades de la industria para satisfacer con calidad el aumento de los niveles de consumo de la población.

(Tomado de Granma)