Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Prosigue intenso programa inversionista en el turismo

Se concluirán este año unas 4 600 habitaciones nuevas o recuperadas en edificios patrimoniales. Avanzan proyectos en rama extrahotelera

El incremento de la planta hotelera, cimiento del desarrollo de la industria turística cubana, se mantiene como línea fundamental de trabajo sustentada por el programa inversionista hasta 2030, cuando el país podrá disponer de más de
100 000 capacidades de hospedaje.

En concordancia, prosigue la ejecución de obras en todo el país mediante un proceso inversionistas que hasta la fecha tiene en ejecución 9 480 habitaciones, de las cuales se prevé concluir este año unas 4 600, en instalaciones nuevas y otras recuperadas sobre todo en edificaciones ubicadas en ciudades patrimoniales.

De tal manera se beneficiarán la modalidad de circuitos y de turismo patrimonial, histórico y cultural, de gran relevancia por sus aportes como valores añadidos a las ofertas del destino cubano ante los mercados internacionales, según confirmó en conferencia especializada, José Reinaldo Daniel Alonso, director de Desarrollo del Ministerio de Turismo (Mintur).

Para alcanzar tal perspectiva en 2018 será preciso cumplir otro objetivo del sector: terminar el hotel Internacional de Varadero, previsto para mayo de 2019, según su contrato. Sin embargo, “el trabajo hecho casi permite asegurar que lo pondremos en explotación en diciembre de este año”, señaló el directivo.

En su opinión, se trata de una magnífica instalación en la cual “estamos trabajando duro y su estado actual nos permite asegurar que la apertura será con meses de antelación”, precisó.

Se suman a estos planes la inauguración del hotel Packard, en una zona importante localizada a la entrada del Paseo del Prado, incluido en el rescate del patrimonio en el Centro Histórico de La Habana.

En estos proyectos se aprecian cambios favorables en torno a las fases constructivas y de terminación de las obras. Al respecto, Daniel Alonso refirió que para el venidero año, con el aseguramiento ahora disponible, se podrá cumplir la meta de superar las
5 000 habitaciones ejecutadas en 12 meses y lograr lo previsto hasta 2020. Antes los programas eran menos abarcadores, por ejemplo, en 2017 se cumplió lo planificado con la terminaron de poco más de
3 700 habitaciones hoteleras.

Los avances son notables si se tiene en cuenta que en este 2018 ya se concluyeron hoteles para el lanzamiento del nuevo polo turístico de Sagua la Grande, en Villa Clara. También en Santiago de Cuba, próximamente, se pondrán en explotación seis nuevas instalaciones hoteleras, dos vinculadas con la naturaleza, y se trabaja para la construcción de hoteles en la localidad del Cobre.

Aunque los planes actuales incluyen otras zonas además de las correspondientes a sol y la playa, se mantiene esta vertiente que distingue al turismo en el mundo, es por ello que en Holguín se realizan inversiones en la península de Ramón de Antilla y en la playa de Guardalavaca. En esa provincia se están construyendo tres hoteles, dos del Grupo de Turismo Gaviota y el conocido por Albatros, que gestionarán la cadena española Iberostar mediante contrato con Cubanacán.

El próximo crecimiento hotelero también incluye desarrollos en Cienfuegos y en Trinidad, en esta ciudad colonial ya se concluyó el movimiento de tierra del futuro hotel Meliá Trinidad, de 350 habitaciones y comenzarán los preparativos para el Iberostar Ancón.

De igual manera, adelantó el directivo del Mintur, se dará continuidad a otras obras en hospedajes pequeños como los abiertos en Viñales, provincia de Pinar del Río; Gibara, en Holguín y Baracoa, en Guantánamo.  Asimismo, seguirá ampliándose la infraestructura en Sancti Spíritus y Camagüey.

Complemento necesario

Las inversiones extrahoteleras se incluyen en las perspectivas de crecimiento de la industria del ocio en Cuba, necesitada de nuevas y diversas variantes recreativas para complacer y animar la estancia de los visitantes que anualmente son recibidos en el país.

Están anunciadas las construcciones de parques temáticos y acuáticos en Varadero, donde ya se crean condiciones para iniciar la del primero de los dos previstos y  también se evalúa la posibilidad de emprender uno en la capital del país y se trabaja en Santiago de Cuba en la creación de un Club recreativo y parque temático.

En cuanto a la los proyectos inmobiliarios asociados al turismo, el director de Desarrollo del Mintur recordó que están creadas dos empresas mixtas “que no habían estado cumpliendo sus cronogramas de trabajo y hemos logrado encaminar favorablemente la de Bellomonte, al este de la capital”, precisó.

Igualmente destacó dos nuevas obras,  entre estas la de Punta Colorada, en Pinar del Río, “el proyecto inmobiliario más grande, que está cumpliendo su cronograma al ciento por ciento; y el año que viene estaremos haciendo otras en la espectacular península de Guanahacabibes, que incluirá marinas y, en un segundo momento, un puerto turístico para cruceros”, señaló.

También se refirió a la creación del proyecto inmobiliario de El Salado, en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, del cual forma parte Air Europa, del Grupo Globalia, de España, cuyo cronograma prevé iniciar la construcción el año próximo.

En cuanto a la actividad náutica hay diseñados dos propuestas, una en la marina Dársena, de Varadero, que se está negociando con entidades extranjeras y otro en Santiago de Cuba, a partir de las nuevas circunstancias que convierten a este destino en una plaza importante del turismo, según Daniel Alonso.

Otros anuncios se refieren al rescate de balnearios con condiciones para ofrecer tratamientos termales. Afirmó el directivo que se evalúan parajes como Elguea, Lagos de Mayajigua, San Miguel de los Baños y San Diego de los Baños, con el objetivo de superar la calidad de las instalaciones y vincularlas con los servicios turísticos.