Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Comienzan preparativos del V Congreso

En la prioridad la cultura culinaria, la capacitación de los profesionales y el reconocimiento de la cocina cubana como patrimonio de la nación

A fuerza de amor creciente por las artes culinarias en su esencia, llegó con buena salud a su aniversario 37 la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba, cuando faltan solo 10 meses para celebrar su V Convención.

Ahora, al anunciar los preparativos de la cita que se realizará del 16 al 18 de octubre venidero, se reunirán en La Habana, con cerca de 200 participantes de todo el país y ya se habla de la posibilidad de adentrarse en temáticas medulares de gran prioridad, según confirmó a este semanario el chef Eddy Fernández Monte, presidente de la organización.

Entre los tópicos principales esa cita insistirá en torno a la comida nacional. “No podemos distraernos en otros temas, hay que defender la cocina cubana, por muchas razones indiscutibles y también porque estimula el mercado nacional y responde a los lineamientos del Partido de fomentar la agricultura y la industria”, precisó Fernández.

Igualmente, aclaró que si la culinaria estimula la cocina de otros sitios incide en el aumento del consumo de productos importados. Además, refirió los riesgos que significaría la pérdida de la memoria gastronómica en la actual generación.

De esa manera “podríamos ser invadidos por la gastronomía de cualquier país del mundo, porque no preservamos la base de las comidas que está grabada en la mente de los nacionales”, subrayó.

En este aspecto resaltó la indicación de las autoridades del sector del turismo para mantener en las ofertas de sus instalaciones del sector de forma permanente 30 platos ya seleccionados como los más emblemáticos de la cocina típica cubana.   

Otro asunto primordial para la Federación es el relativo a la culinaria nacional como patrimonio, en lo cual se trabaja desde hace varios años. Al respecto investigadores y especialistas han escrito varios libros y han hecho indagaciones sobre el referido tema como patrimonio intangible y este año se hará la propuesta para que sea reconocida por el país.

Se fundamentará este objetivo, “cuando entreguemos todas las investigaciones y encuestas realizadas en diferentes eventos que demuestran la pasión por la cocina cubana como referencia. Hay que dar un primer paso”, indicó el presidente de la Federación.

Destacó la labor ya realizada que ha aportado 35 avales estatales y también de unas 700 declaraciones de personas que han plasmado su aval, “porque la comida típica del país surgió en las casas, y después se llevó a otros lugares, restaurantes y hoteles”, subrayó.

En su opinión, es importante analizar la gastronomía a partir de diferentes puntos de vista, sobre todo como fondo exportable en productos como azúcar, ron, tabaco, café, cítricos, mariscos. “No podemos olvidarlas tradiciones de los cubanos, en la mesa donde se toma un café, un trago de ron, se fuma un buen habano y se come un buen dulce como postre”, argumentó el Chef.

Dentro de los avales existentes figuran los de organismos nacionales e internacionales, y además de la recopilación de pruebas testificales individuales, están disponibles fotografías, libros y revistas sobre el tema todo lo cual se compila y fundamenta en un expediente que demuestra las condiciones para considerar a la cocina cubana  Patrimonio Cultural e Inmaterial de la nación.

Premisas de 2018

Durante esta etapa previa al Congreso, la Federación estará más enfocada en dar continuidad al trabajo de preparación técnica y profesional, una labor permanente y de prioridad, según el chef Eddy Fernández Monte.

Explicó que es necesario perfeccionar las aulas talleres e impulsar la idea de crear la cátedra de la cocina cubana. Precisó que se habla también de la posibilidad de fundar otra cátedra, la de periodismo gastronómico. También, en el presente año la organización aspira a seguir ampliando la cultura culinaria y la dignificación de los profesionales de esta rama.

En ese tema hace un nuevo aporte el sistema educacional mediante la formación de técnicos medio en la elaboración de alimentos y obreros calificados. A criterio de Fernández Monte, se mantienen estrechos vínculos con los ministerios de Educación y el de Comercio Interior, por ser este rector de la política de gastronomía del país y organismo de relación con la Federación Culinaria.

Destacó la necesidad de incrementar la membresía de la organización, en concordancia con el ascenso de las instalaciones de esta rama, con el  fin de que todos puedan recibir información actualización sobre el tema.

Buen año de trabajo

El 2017 es considerado exitoso aunque se reconocen ciertas deficiencias en el desempeño de la Federación. Para evaluar estos resultados, se realizó el XXXII Pleno Nacional, que “tuvo una importancia peculiar, es un año corto  porque terminamos una etapa de trabajo de cinco años en la dirección de la culinaria y haremos la reelección y renovación de mandatos”, puntualizó el Presidente de la organización.

Entre los logros del años se destaca el crecimiento del número de asociados que alcanzan los 70 000. Igualmente, el trabajo continuado con los círculos de interés con quienes se inician en esta materia para lograr a corto plazo más personas que amen la culinaria.

Eddy Fernández exhortó a no perder ese legado que se ha alcanzado en cuanto a la calificación de los profesionales. Según el informe, durante el año recién concluido entre las actividades docentes realizadas se incluyeron 752 cursos en las provincias; otros 231 en diferentes organismos y 110 talleres.

Otra labor notable fue la de la joven editorial Artechef dedicada a editar libros, con el objetivo de ampliar y promocionar la cultura culinaria y gastronómica de la población, precisó el informe de balance del año.

En la Feria del Libro de 2018 se presentará una veintena de nuevos títulos preparados para ediciones anteriores de esta cita.

Asimismo, el documento refirió la destacada participación cubana mediante la editorial en los Premios Gourmand, reconocido como los Oscar en la cocina, en los cuales varios libros cubanos ganaron premios en diferentes categorías.

Para la edición de 2018 han sido seleccionados para competir en la edición de los Mejores del Mundo, con sede en China en marzo próximo, tres libros cubanos ganadores del premio Winner Gourmand World Awards, cada uno en su categoría.

En cocina local competirá La comida campesina (en inglés) de los autores, Eddy Fernández y Miriam Rubiel; en cocina casera, Qué cocinaré hoy, de Luis Ramón Batle y en la categoría de libro de alimentos y bebidas El Donaire de los vinos, de Martha Señan.