Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La Habana continúa recibiendo a cruceristas estadounidenses

El crucero Veendam, de la sucursal Holland America Line, arribó el pasado 28 de diciembre a la terminal Sierra Maestra de La Habana

El crucero Veendam, de la sucursal Holland America Line, la cual pertenece al grupo naviero estadounidense Carnival Corporation, el mayor operador mundial de cruceros, arribó el pasado 28 de diciembre a la terminal Sierra Maestra del puerto de La Habana.

Así, la Holland America, radicada en Seattle, Washington, se convirtió en la tercera línea de Carnival Corporation en ser autorizada para viajar a Cuba. Ya la habían hecho en 2016 el buque Adonia, de la Fathom, y después se sumó la Carnival Cruise.

El Veendam salió desde Fort Lauderdale en Florida el pasado 22 de diciembre y en este primer recorrido, de 12 noches, incluye, además de la estancia en la capital cubana, una parada en Cienfuegos.

La embarcación prevé realizar otros itinerarios de siete, 11 y 12 noches hasta abril de 2018, cuando concluirá la temporada de cruceros a Cuba. Esos periplos harán estancias en sitios de República Dominicana, Belice, México, Islas Caimán, Jamaica e Islas Turcas y Caicos.

Durante el acto de bienvenida el presidente de Aries S.A, José Luis Perdigón Ramírez, aseguró que Cuba ofrece a los visitantes una sólida infraestructura portuaria y cuenta con un personal calificado para realizar toda clase de operaciones con la mayor eficiencia.

Perdigón también ponderó los valores culturales y patrimoniales del destino Cuba, al tiempo que destacó la hospitalidad y seguridad del país.

Por su parte, Orlando Ashford, presidente de Holland America Line, manifestó el honor que significa regresar después de 55 años a La Habana, una ciudad que deslumbra por la calidez del pueblo cubano y se perfila como uno de los destinos más cotizados del  mundo.

Asimismo, destacó Ashford que la presencia del Veendam en la Isla responde al principal motivo de Holland America Line al navegar: “construir conexiones culturales para ayudar a que las mentes abiertas e inspiradas tengan un sentido de humanidad compartida. Es el poder transformador del viaje, el cual consideramos más importante ahora que nunca”.

Si bien el gobierno norteamericano impone restricciones a sus ciudadanos para venir a Cuba y solo pueden hacerlo acogidos a 12 modalidades que no incluyen la de turistas, la Mayor de las Antillas cerrará el año 2017 con el arribo de 397 530 cruceristas, en 230 buques de 10 compañías que han tocado puertos cubanos. Esas cifras representan un incremento relevante con respecto a 2016.

Sobresale -según información ofrecida por la administración marítima nacional- que actualmente cuatro compañías estadounidenses operan en la Isla con saldos mutuamente positivos. Se trata de la Carnival Cruise Line, Royal Caribbean Cruise Line (RCCL), Norwegian Cruise Line Holding (NCLH) y Pearl Seas LLP.

Además, se prevé que a estas se sume la Victory Cruise Line, la cual iniciará en fechas próximas sus operaciones, adelantaron autoridades marítimas cubanas.

El turismo de crucero es una de las modalidades de la industria del ocio más extendidas a nivel mundial, particularmente la zona del Caribe se destaca como la de mayor importancia internacionalmente, pues ocupa una cuota del 40% de participación.