Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Planea cadena hotelera Misión elevar presencia en la Isla

Esta entidad mexicana lidera instalaciones de excelencia basadas en el patrimonio histórico y cultural

La cadena mexicana Misión, líder en la operación de hoteles de excelencia basados en el patrimonio histórico y cultural, proyecta abrir varias instalaciones en Cuba.

“A nivel de nuestra cadena existe un proyecto orientado a abrir varias unidades en la Isla en los próximos años”, aseguró en México María Elena Pérez, gerente general del hotel Misión de San Miguel de Allende, estado de Guanajuato.

En relación con ese grupo corporativo, explicó que por ser ciento por ciento mexicano se inspira en lugares de rica historia como sucede con San Miguel de Allende, urbe reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Oficina de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y donde se efectúa en estos momentos el festival cultura Cubafest SMA con sus 14 ediciones consecutivas.

A esta urbe llegó  Mario Moreno -el popular Cantinflas- para filmar la película El Padrecito, y adquirió propiedades en esta zona, entre estas el hotel  Misión de San Miguel de Allende, construido inicialmente como Villas el Molino, y al cual convirtió en su casa de descanso.

“Su impronta sigue presente en cada rincón de la propiedad, lo cual nos enorgullece, comentó a Pérez. “Aquí se puede ver un gigantesco molino de viento cuya construcción él ordenó en alusión al filme Don Quijote, y en cada rincón de la propiedad fue sembrando algo alusivo a su vida y trayectoria como artista”, agregó

Señaló a la alberca en forma de silbato de policía, a la que Moreno quiso dar ese diseño en referencia a su película El Patrullero 777.  “Igualmente, informó, tenemos una suite denominada Cantinflas, diseñada y construida a su gusto y con las condiciones que él prefería para su descanso.

Sobre la escultura de bronce con la figura del reconocido actor que se encuentra en la parte delantera del jardín del hotel,  explicó que fue emplazada en 2010 durante un homenaje que encabezó su sobrino, quien develó una placa como testimonio de ese acontecimiento.

“'Una prueba de la fidelidad a la memoria del actor cómico mexicano por excelencia es el plato denominado Desayuno del Chato, el predilecto de Mario Moreno y de su personaje Cantinflas” (Con información de PL)